BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Apagar móvil en el avión’

¿Por qué es obligatorio poner el asiento del avión en posición vertical durante el despegue y el aterrizaje?

¿Por qué es obligatorio poner el asiento del avión en posición vertical durante el despegue y el aterrizaje?

Días atrás, a través de la nueva cuenta en Instagram de este blog, la usuaria @neusnaranja me dejó un comentario en el que me consultaba ‘¿Por qué es obligatorio poner el asiento del avión en posición vertical durante el despegue y el aterrizaje?’

Todos aquellos que solemos viajar en avión (ya sea por placer o trabajo) conocemos con exactitud las rutinas que debemos seguir a la hora del despegue y aterrizaje: atarnos el cinturón, apagar aparatos electrónicos, subir la cortinilla de la ventanilla, plegar la mesa y poner en posición vertical el asiento.

¿Por qué es obligatorio poner el asiento del avión en posición vertical durante el despegue y el aterrizaje?Las dos maniobras de mayor riesgo que un avión realiza son las del despegue y el aterrizaje. De todo el vuelo, esos dos momentos son los que mayor porcentaje tiene de producirse cualquier incidente y, por tanto, como medida de precaución debe de estar todo preparado por si hay que realizar alguna de las cosas que nos han indicado la tripulación de cabina. Una de ellas es colocar el cuerpo en posición de seguridad que se trata de reclinarlo hacia delante (pegando el pecho con las rodillas o si no hay espacio suficiente reclinándose al máximo hacia el respaldo del asiento que tenemos frente a nosotros).

Se ha comprobado que, en caso de emergencia, aquellos viajeros que van con el asiento reclinado hacia atrás tardan mucho más tiempo en reaccionar y colocarse de un modo seguro (evidentemente porque suelen ir adormilados). Así que, como es una evidencia del riesgo que se corre al despegar o aterrizar, para curarse en salud es mejor hacerlo erguido para que, en caso de ser preciso,  se pueda actuar con mayor celeridad.

Pero más motivos para que se aplique esta norma. Debemos tener en cuenta que, dentro de un avión, el asiento y el cinturón son los dos únicos elementos que nos protegen. Si vamos reclinados hacia atrás y el aparato hace una fuerte sacudida nuestro cuerpo irá hacia adelante,  dándonos un latigazo que puede ser muy perjudicial para nuestras cervicales y espalda. Además, el trayecto que recorremos hacia adelante en esa sacudida es mucho mayor que si vamos con el asiento en posición vertical y por tanto nuestro impacto contra el asiento delantero será mayor y más doloroso. También debemos tener en cuenta que si vamos reclinados, en caso de sacudida el pasajero que va sentado detrás puede impactar contra nosotros.

Otra de las causas por las que se pide poner los asientos en posición vertical es para facilitar la salida de los pasajeros que se encuentran sentados detrás (sobre todo el de la ventanilla y el que está en el centro). Con el asiento reclinado hacia atrás es más dificultoso poder salir con rapidez en caso de necesidad.

De hecho, ya hay algunas compañías que en los aviones que realizan las llamadas rutas domésticas (vuelos dentro del mismo país) tienen  bloqueados los asientos para que no puedan ser reclinados hacia atrás.

 

 

Otros posts relacionados que te puede interesar leer:

 

 

Fuentes de las imágenes: pixabay / cathaypacific

¿Por qué nos piden apagar los móviles y otros dispositivos electrónicos durante el despegue y aterrizaje de un vuelo?

A través del apartado de contacto, Marisa Galindo me realiza la siguiente pregunta:  ¿Por qué se debe apagar los móviles y otros dispositivos electrónicos durante un vuelo, sobre todo en el despegue y aterrizaje?

He trasladado la consulta a todas las compañías que operan actualmente en territorio español y, tras un periodo de espera de tres semanas, la única empresa que me remitió algún tipo de respuesta fue Iberia.

A pesar de su contestación, he de reconocer que la cuestión no queda resuelta de una manera clara y concisa y, a mi parecer, carece de un argumento razonable. De todos modos he decidido publicarla en el blog.
Espero que en un futuro no muy lejano pueda tener los argumentos de otras compañías y que estas clarifiquen el porqué de una manera convincente y así os lo haré saber mediante otro post.

La respuesta (integra) facilitada desde el Departamento de Seguridad en vuelo, a través de Belén Alonso de U. Comunicación Interna de IBERIA, es la siguiente:

Hasta la fecha no hay una norma establecida por las organizaciones de aviación en la que se restrinja el uso de dispositivos electrónicos en vuelo, pues tampoco ha dado tiempo a que se puedan hacer estudios sobre las consecuencias que estos provocan en los instrumentos de vuelo por las interferencias (que eso si ocurre más de lo que parece).
Todos estos dispositivos son muy nuevos (5-10 años) y se está evaluando el riesgo real actualmente. De hecho Airbus está haciendo un estudio ahora mismo sobre estas incidencias en los vuelos. Es por esto que hasta el momento, cada compañía establece su reglamento (hasta que no surja uno oficial) y cada compañía determina el uso o no de estos dispositivos a bordo del avión.
Iberia, por seguridad, estipula que no se pueden utilizar durante el vuelo y sobre todo en despegues y aterrizajes que son los momentos más críticos de las operaciones, pues si llegara a haber interferencias en los instrumentos de cabina podría producirse un accidente. Hay otras compañías que permiten accionar los dispositivos electrónicos en “modo avión”, pero Iberia por seguridad prohíbe su uso.
La seguridad en vuelo es un valor esencial para Iberia y los pasajeros deberían valorar que las compañías cuando prohíben el uso de algún elemento en vuelo o retrasan vuelos por mal tiempo, etc… es para preservar la seguridad de los pasajeros y no por causar molestias.

 

Posts relacionados:

 

 

 

 

Actualización

Varios son los lectores del blog que, a través del apartado de contacto, me han preguntado por el motivo de que haya escrito el siguiente párrafo en el post: “(…) he de reconocer que la cuestión no queda resuelta de una manera clara y concisa y, a mi parecer, carece de un argumento razonable (…)”.

Cuando digo que “a mi parecer, carece de un argumento razonable” me refiero a la explicación que la compañía Iberia da sobre que “Todos estos dispositivos son muy nuevos (5-10 años) y se está evaluando el riesgo real actualmente.”

En mi humilde opinión, creo que los móviles y otros componentes electrónicos llevan entre nosotros suficiente tiempo como para que se hubiese hecho un buen puñado de estudios sobre el riesgo que comporta el tenerlos encendidos durante un vuelo.

En ningún momento pongo en duda la necesidad de tenerlos que llevar apagados. Norma con la que estoy totalmente de acuerdo.