Entradas etiquetadas como ‘anécdota’

La obra más valiosa de Praxíteles [Anécdota]

La obra más valiosa de Praxíteles [Anécdota]

El escultor clásico Praxíteles estaba prendado de Friné, su joven y hermosa amante, quien le sirvió de modelo de algunas de sus más insignes obras.

A modo de agradecimiento quiso obsequiar a la muchacha con una de sus esculturas, pero ésta, desconocedora del valor de las mismas, no sabía por cuál decidirse. Para sacar información al escultor sobre su obra más valiosa, y por tanto saber cuál elegir, decidió compincharse con uno de los sirvientes al que pidió que durante la cena gritase que el taller estaba en llamas.

Esa noche, durante la cena, el criado, tal y como había quedado con Friné, dio la voz de alarma a modo de ‘¡Fuego, fuego en el taller!’.

Plaxíteles sobresaltado exclamó sin pensárselo dos veces:

«¡Mi Cupido, que alguien salve mi Cupido!»

Fue entonces cuando Friné confesó que se trataba de una broma y añadió:

«Ahora ya sé qué obra debería escoger: ese Cupido al que tanto hubieras lamentado perder»

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La deuda saldada de Carlos I [Anécdota]

La deuda saldada de Carlos I [Anécdota]Explica Carlos Fisas en su interesantísimo libro ‘Historias de reyes y reinas’ la curiosa anécdota de cuando el rico comerciante Juan Daens concedió un préstamo económico al rey Carlos I de España (y V de Alemania), tras la solicitud de dinero a éste por parte del monarca.

Tras cerrar el trato se decidió celebrar un banquete en la casa que el prestamista tenía en Amberes, por lo que el soberano se trasladó hasta allí, siendo agasajado con todo tipo de manjares.

Al finalizar la opípara comida, Juan Daens hizo llamar a su criado quien se presentó portando una bandeja que contenía varios trozos de madera perfumada la encendió y tras sacar el recibo en el que figuraba el préstamo concedido al rey lo quemó mientras pronunciaba las siguientes palabras:

‘Gran Señor, después de hacerme el honor de comer en mi casa, nada me debéis’

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Cuando al célebre compositor Camille Saint-Saëns lo confundieron con un espía en Canarias [Anécdota]

Cuando al célebre compositor Camille Saint-Saëns lo confundieron con un espía en Canarias [Anécdota]Explica Roger Alier en su libro ‘Sotto voce: una historia insólita de la ópera’ una curiosa anécdota sobre el célebre compositor francés Camille Saint-Saëns que tuvo lugar durante uno de los viajes que realizó a Canarias.

Al llegar el invierno, Saint-Saëns intentaba huir del frío de París trasladándose a algún lugar con un clima mucho más agradable y en el que permanecía hasta bien entrada la primavera. Uno de esos destinos eran las Islas Canarias y más concretamente Las Palmas, donde viajó hasta en nueve ocasiones entre 1889 y 1909.

Siempre que podía lo hacía de incógnito y permanecía alojado en algún modesto hotel de la población bajo una identidad falsa. Una de las que utilizó fue la de Charles Sannois, haciéndose pasar por un comisionista de comercio francés.

Tal y como describe Alier, cierto día, tras una agotadora jornada de trabajo en su habitación de un modesto hotel, Saint-Saëns decidió salir a dar un paseo, dejando todas sus notas y partituras a medio escribir sobre la mesa. Cuando entró la mujer de la limpieza para arreglar la estancia, tras ver todas esas hojas de las que no entendía nada de lo que ponía, supuso que eran anotaciones en clave y que el extraño, silencioso y escurridizo personaje que allí se alojaba se trataba de un espía, motivo por el que sin pensárselo dos veces dio aviso de inmediato a las autoridades.

La guardia civil se presentó hasta el hotel y al regreso del huésped lo interceptaron para identificarlo. Una vez descubierta la verdadera identidad del compositor y su deseo de permanecer de incógnito todo quedó aclarado y como una simpática anécdota de las muchas que le ocurrieron a lo largo de su vida.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Leonardo da Vinci y su gran amor por los animales [Anécdota]

Leonardo da Vinci y su gran amor por los animales [Anécdota]Explica Giorgio Vasari, en su obra publicada en 1550 ‘Le Vite de’ più eccellenti architetti, pittori et scultori italiani’ (Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos), el gran amor y respeto que sintió Leonardo da Vinci por todos los animales, llegando a poseer durante su vida varios caballos, perros y otros animales a los que quiso y domesticó.

Al respecto, incluye en el libro una anécdota en la que describe cómo el genio renacentista en más de una ocasión al pasear por el mercado de Florencia si veía algún puesto en el que vendían pájaros los sacaba todos de las jaulas y los dejaba volar en libertad allí mismo.

Eso sí, acto seguido pagaba al vendedor el precio que tenían las aves.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La curiosa anécdota sobre por qué en Niza se escucha un cañonazo cada mediodía

La curiosa anécdota sobre por qué en Niza se escucha un cañonazo cada mediodía

Todo aquel que viaja hasta Niza es sorprendido cuando, de repente, a las doce en punto del mediodía suena un estruendo que se escucha prácticamente en todos los rincones de esta preciosa localidad de la Costa Azul y que es conocido como ‘Lou canoun de Miejour’.

Detrás del motivo sobre el porqué sucede esto a diario hay una curiosísima anécdota que conocí en mi reciente viaje a la Riviera francesa.

En el invierno de 1861 se instaló en el Hotel Chauvin un coronel recién retirado del ejército británico llamado Thomas Coventry y su encantadora esposa.

Resulta que la señora Coventry disfrutaba saliendo a pasear todas las mañanas por el Promenade des Anglais (el largo paseo que bordea la playa de Niza), aprovechando para pararse a hablar y curiosear con otras damas que por allí se encontraba.

Por su parte, el señor Coventry era un hombre de costumbres y una de ellas era almorzar cada día a la misma hora, algo que empezaba a hacerse cada vez más difícil debido a que su esposa solía retrasarse y regresar más tarde de lo que a él le agradaba.

Varias fueron las veces en las que Thomas Coventry hizo ver a su mujer su enfado por tener que almorzar más tarde y otras tantas las explicaciones que ella le daba excusándose porque se había entretenido hablando y perdido la noción del tiempo.

Fue entonces cuando a Coventry se le ocurrió un modo de poder avisar a su esposa sobre la hora que era y que ésta supiera que ya debía regresar para almorzar: haciendo sonar un cañonazo que se pudiera escuchar desde cualquier punto de la ciudad.

Para ello fue hasta el ayuntamiento y se reunió con el alcalde de la localidad, François Malausséna, al que convenció para que diariamente un empleado municipal accediese hasta lo más alto de la colina del castillo y a las doce en punto lanzase un cañonazo.

En un principio al alcalde le pareció la propuesta más estrafalaria que alguien le hacía, pero tras la misma había una generosísima donación económica por parte de Thomas Coventry, quien estaba dispuesto a cargar con todos y cada uno de los gastos que supusiese dicho encargo además de aportar un pequeño cañón de su propiedad, por lo que el edil aceptó de buen grado y a partir de aquel momento un funcionario del ayuntamiento se encargó de avisar a lady Coventry (mediante el cañonazo) de que ya era mediodía y debía regresar para almorzar junto a su esposo.

Así se estuvo realizando a lo largo de todos los años en los que el matrimonio Coventry residió en Niza, pero en 1886 (no se sabe el motivo) decidieron abandonar su residencia en la Riviera francesa y se llevaron consigo el pequeño cañón, motivo por el que el ayuntamiento dejó de realizar los cañonazos.

Pero para aquel entonces esta práctica ya se había convertido en toda una costumbre para los propios nizardos, quienes tenían como hábito el escuchar la detonación que les indicaba diariamente que eran las doce del mediodía (además de ayudarles a poner en hora sus relojes). Fue tal la protesta por parte de los habitantes y comerciantes de Niza que el ayuntamiento tuvo que reinstaurar el tradicional cañonazo.

En 1875 el alcalde de turno, Auguste Raynaud, incluso llegó a hacer como oficial la detonación del cañonazo de mediodía, perdurando desde entonces hasta la fecha.

Como nota curiosa cabe destacar que desde hace unos años dejó de realizarse con un cañón y se hace lanzando un potente cohete pirotécnico y que cada 1 de abril en lugar de hacerlo a las 12 del mediodía se hace a las 11 horas con motivo del ‘poisson d’avril’, jornada en la que en Francia es tradición realizar bromas e inocentadas.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: fotografía tomada de una guía que me facilitó la Office du Tourisme et des Congrès de Nice Côte d’Azur

Los escarceos amorosos, disfrazado de mujer, de Napoleón III [Anécdota]

Los escarceos amorosos, disfrazado de mujer, de Napoleón III [Anécdota]En 1832, Carlos Luis Napoleón Bonaparte (que dos décadas después sería nombrado Emperador de los franceses bajo el nombre de Napoleón III) llegó a la ciudad de Roma acompañado de su estricta y estirada madre Hortensia de Beauharnais.

Se instalaron en el Palacio Ruspoli y allí el joven Napoleón seguía recibiendo una severa y disciplinada educación que lo tenía ocupado prácticamente todas las horas del día.

Pero su inquieta juventud (tenía 24 años de edad) podía mucho más que esa asfixiante vida en palacio que le tocaba tener, motivo por el que muchas eran las noches en las que lograba escaparse de la regia residencia y tener algún tipo de diversión lejos del control materno.

En cierta ocasión conoció a Luigia Marzio, la joven esposa de un panadero con la que comenzó a mantener una relación amorosa. Aprovechaba que el marido estaba toda la noche en el horno para ir a visitarla y tener sus encuentros sexuales.

Con el fin de evitar que las vecinas cotillas de la joven pudieran descubrir la identidad aristocrática de Napoleón, decidieron urdir un plan perfecto: él se disfrazaría de mujer y no levantaría sospechas en el vecindario al ir a visitarla.

Varias fueron las ocasiones en las que así lo hizo y todo salió perfecto, hasta que cierto día quien abrió la puerta de la casa fue el propio panadero, encontrándose frente a él al travestido Napoleón, quien intentó poner una voz aguda y se hizo pasar por la modista de su joven esposa.

Evidentemente esa artimaña no le funcionó con el panadero que arrastró al joven Napoleón hasta la calle y allí le pateo el trasero en medio de un buen alboroto.

Al día siguiente la noticia había corrido como la pólvora por toda Roma, llegando incluso hasta oídos del mismísimo papa Gregorio XVI.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: repubblica / pilloledistoria / 1001 curiosità sulla storia che non ti hanno mai raccontato de Marco Lucchetti
Fuente de la imagen: Wikimedia commons (la imagen corresponde a Napoleón III a la edad de 50 años debido a que no las hay de su juventud libres de derecho)

Cuando Mozart prometió a María Antonieta casarse con ella [Anécdota]

Cuando Mozart prometió a Maria Antonieta casarse con ella

Posiblemente muchos de los lectores del blog han levantado una ceja al leer el título de este post y se habrán preguntado en qué momento de sus vidas Wolfgang Amadeus Mozart y María Antonieta de Austria mantuvieron una relación sentimental en la que él le propusiera matrimonio a ella.

Pero no, no fueron pareja  y aunque el título pueda llevar a confusión no es erróneo, correspondiendo a una simpática anécdota protagonizada por ambos cuando tan solo eran unos niños.

Tuvo lugar en el Palacio Imperial de Hofburg en Viena, residencia oficial de los archiduques de Habsburgo, en octubre 1762, cuando María Teresa I de Austria organizó una velada musical a la que invitó a un pequeño y virtuoso niño prodigio de seis años de edad para que tocase algunas piezas en el clavecín (instrumento musical muy similar a un piano).

El pequeño, que era Mozart y había acudido al palacio acompañado de su padre, ejecutó varias piezas sin mirar el teclado e incluso llegó a improvisar algunos temas que los presentes le solicitaron. Tras su magnífica ejecución se bajó del asiento con tan mala pata de tropezar y caer de bruces al suelo.

El estirado protocolo no contemplaba este tipo de situaciones en un acto social, por lo que todos los presentes quedaron parados sin saber qué era lo que debían hacer frente al niño que estaba tumbado sobre el piso. En ese momento, María Antonieta (penúltima hija de la emperatriz, de los 16 que tenía) que era un par de meses mayor que Mozart se saltó el protocolo y acudió a ayudar a levantar al pequeño.

Éste, lleno de agradecimiento, le dio un buen achuchón a María Antonieta y, sin cortarse un pelo, prometió casarse con ella.

Evidentemente fue una promesa que no llegó a ningún lado y quedó como una anécdota entre niños. La emperatriz tenía otros planes más ambiciosos para el futuro de su hija: el de Reina consorte de Francia y aunque llegó a serlo su final fue trágico al acabar su vida a los 38 años de edad tras ser decapitada en la guillotina.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

 

Fuentes de consulta: Sotto voce de Roger Alier / pilloledistoria / marieantoinette / nytimes
Fuentes  de las imágenes: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commos 2

El conservatorio que rechazó como alumno a Verdi y después le puso su nombre [Anécdota]

El conservatorio que rechazó como alumno a Verdi y después le puso su nombre [Anécdota]Giuseppe Verdi está considerado como uno de los más destacados e importantes compositores de ópera italianos. Nació en 1813 en la pequeña población de Le Roncole (en la provincia de Parma) y posteriormente rebautizada como ‘Roncole Verdi’ en homenaje al célebre músico.

Pero no solo su lugar de nacimiento lleva incorporado el ilustre apellido ‘Verdi’, entre los muchísimos lugares podemos encontrarnos el famosísimo ‘Conservatorio de Milán’ que, a principios del siglo XX, pasó a ser llamado ‘Conservatorio de Música Giuseppe Verdi de Milán’.

Pero lo curioso del tema es que dicho conservatorio no admitió como alumno a Verdi, alegando que era demasiado mayor (todavía no había cumplido los 19 años, pero la edad máxima era de 14) y, según ellos, no tenía una técnica pianística con demasiados recursos.

Esto tuvo lugar en junio de 1832 y hasta Milán había viajado Giuseppe Verdi bajo el mecenazgo de Antonio Barezzi, un importante hombre de negocios que tras descubrir el enorme talento del joven músico decidió convertirse en su benefactor. Años después Verdi se casaría con Margherita Barezzi hija del hombre que financió su carrera y le dio la oportunidad de triunfar.

De sobras es conocido el éxito que alcanzó Giuseppe Verdi a lo largo de su carrera y los muchos homenajes que en vida le rindieron, otorgando su apellido a múltiples lugares como plazas, calles o escuelas; pero si Verdi tenía clara una cosa era que no deseaba de ningún modo que el Conservatorio de Milán llevase su nombre y, pocos años antes de morir, pública fue su firme oposición a que así fuera.

A pesar de ello y haciendo caso omiso a su voluntad, el centro de formación musical de Milán decidió (una vez fallecido el compositor en 1901) renombrarlo como ‘Conservatorio de Música Giuseppe Verdi’.

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La duquesa que quiso reinar [Anécdota]

La duquesa que quiso reinar [Anécdota]Luisa Francisca de Guzmán, hija de los duques de Medina Sidonia y esposa del duque Juan de Bragança, era una mujer ambiciosa y que no comprendía como tenía que conformarse con el título de duquesa si por sus venas corría sangre de las Casas Reales más importantes de toda Europa.

No llevaba demasiado bien el papel que le había tocado desempeñar (tan cercano, pero la a vez tan lejano, a la monarquía), motivo por el que instó a su esposo, en 1640, a levantarse contra el rey español Felipe IV y su ambicioso valido, el conde-duque de Olivares, para así conseguir la independencia de Portugal y ser coronados reyes del país.

Muchos fueron los que vieron en dicha decisión un descomunal error, estando prácticamente seguros que poco duraría la nueva monarquía en el país luso, algo que no parecía preocupar demasiado a Luisa Francisca de Guzmán quien fue recordada (entre otras muchas cosas) por la siguiente frase:

«Mejor ser reina por un día que duquesa toda la vida»

Y como reina consorte de Juan IV de Portugal se mantuvo en el trono durante los siguientes 16 años, hasta que el 1 de noviembre de 1656 fallecía su esposo y pasó a desempeñar a continuación como regente hasta 1662, año en el que su hijo Alfonso VI alcanzó la mayoría de edad.

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Si no puede ser un taxi que sea un barco [Anécdota]

Si no puede ser un taxi que sea un barco [Anécdota] Robert BenchleyEntre 1919 y 1929, en el hotel Algonquin de Nueva York, se reunía a diario (a la hora de almorzar) un nutrido e importante grupo de periodistas, escritores, críticos, actores y otros miembros del mundo cultural e intelectual de la época en la llamada “Algonquin Round Table” (Mesa redonda del Algoquin).

Entre sus miembros más destacados se encontraba Dorothy Parker, Harpo Marx o el crítico teatral, actor y humorista Robert Benchley, protagonista de la anécdota que os traigo hoy al blog.

Cierto día, a la salida de una de esas interesantes reuniones en el Algonquin, Benchley seguía inmerso en una conversación con otro de los integrantes, cuando llegó hasta el vestíbulo del hotel y, sin prestar demasiada atención, pidió a la persona uniformada que estaba de pie junto a la puerta principal que le hiciera el favor de conseguirle un taxi. El hombre, totalmente ofendido, respondió con indignación:

«¡No soy el portero. Soy contralmirante de la Marina de los Estados Unidos!»

Inmediatamente Robert Benchley reaccionó y contestó irónicamente:

«De acuerdo, entonces, consígame un barco de guerra»

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons