BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Agencia de Seguridad Nacional’

Cuando la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) prohibió llevar ‘Furbys’ a sus instalaciones

¿Sabías que la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) prohibió llevar ‘Furbys’ a sus instalaciones?

El verano de 1998 apareció un nuevo juguete en el mercado estadounidense. Se trataba del Furby, un peludo muñeco de grandes orejas y ojos saltones, el cual llevaba en su interior un mecanismo electrónico que lo convertía en interactivo con quien lo manejaba.

Causó tal furor, nada más salir a la venta, que las navidades de aquel mismo año arrasaron en ventas, siendo el juguete más regalado (tanto a niños como a adultos).

Muchas eran las personas que, tras las fiestas navideñas, se llevaron consigo a su Furby, el cual colocaban en su mesa de escritorio y con el que interactuaban durante la jornada laboral.

El 13 de enero de 1999 la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) hacía un sorprendente anuncio a todos sus trabajadores y agentes: quedaba terminantemente prohibido llevar un Furby al trabajo, debido a que se considerada a este juguete como un peligroso elemento de espionaje.

El hecho de que los Furbys estuvieran equipados con un mecanismo electrónico en su interior, el cual llevaba un pequeño micrófono, lo convertía en algo que comprometía la seguridad del país.

En las instalaciones de la NSA (ubicadas en Fort George G. Meade, en Odenton, Estado de Maryland) se mantenían conversaciones de máxima privacidad y se temía que uno de esos muñecos, llevado por algún empleado, hubiera podido ser manipulado por un agente de una potencia enemiga para conseguir información secreta.

Pero realmente los Furbys no registraban y repetían palabras que escuchaban sino que en su chip interior ya estaban grabadas un total de 200 vocablos (un centenar en inglés y el resto en furbish –el idioma inventado para estos muñecos). Por lo cual cuando detectaba que alguien había pronunciado alguna palabra registrada en su base de datos la soltaban.

También tuvo que ser decisiva la intervención y declaración que hizo el propietario de la empresa que fabricaba los Furbys, quien declaró que estos muñecos no tenían capacidad de grabar conversaciones y mucho menos podrían ser usados como un elemento de espionaje.

Tras las pertinentes comprobaciones y un tiempo prudencial,  se levantó la prohibición, aunque para entonces ya no era un juguete tan de moda y pocas las personas que llevaban al trabajo su mascota virtual.

Cabe destacar que en la NSA no solo han estado prohibido los Furbys, cualquier persona que acceda a sus instalaciones no puede llevar encima teléfono móvil, grabadoras, cámaras de foto o vídeo, relojes inteligentes, tabletas o portátiles o todo aquello que pudiese grabar o transmitir información (incluidas las ‘Google Glass’).

 

Te puede interesar leer los posts:

 

Fuente de la imagen: pxhere