Entradas etiquetadas como ‘aforismo’

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña’?

A través del apartado de contacto de la página en Facebook de este blog, Maribel Carrasco me realiza una consulta sobre el origen de la expresión Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña’ y me pregunta si el profeta musulmán es el autor de la misma, debido a que recientemente ha leído un libro conteniendo citas pronunciadas por éste y le extrañó que esta locución no apareciera.

Y es que en realidad no fue el propio Mahoma (que vivió en el siglo VI) quien pronunció esta famosa expresión sino que la misma no apareció hasta casi diez siglos después, concretamente en 1597, año en el que se publicó el libro ‘Essayes: Religious Meditations. Places of Perswasion and Disswasion. Seene and Allowed’ escrito por el célebre filósofo inglés Francis Bacon (la obra es comúnmente conocida en castellano como ‘Ensayos sobre moral y política de Francis Bacon’).

Dicho libro era un compendio de aforismos (frases que se proponen como pauta en alguna ciencia o arte) y en el capítulo XII (‘De la audacia’) explica una fábula sobre Mahoma y en la que aparece literalmente la expresión en la forma ‘If the hill will not come to Mahomet, Mahomet will go to the hill’ (‘Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña’) siendo su significado o ‘moraleja’ una recomendación a tomar la iniciativa en algún asunto que nos sea de interés sin esperar a que suceda por sí solo.

Desde entonces esta máxima ha sido ampliamente difundida, aunque la mayoría de personas han creído que quien la pronunció fue el propio Mahoma y no Francis Bacon.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Sigue disfrutando de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas la trilogía de libros: Ya está el listo que todo lo sabe, Vuelve el listo que todo lo sabey Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO que pueden convertirse en un regalo ideal.

Cómpralos en Amazon: http://amzn.to/2E3cMXT

 

 

 

Fuentes de consulta: bibliotecadehistoriaconstitucional (pdf) / literaturepage / cvc.cervantes
Fuente de la imagen: pxhere

¿Cuál es el origen de la expresión ‘lo bueno, si breve, dos veces bueno’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘lo bueno, si breve, dos veces bueno’? Cuando se quiere recomendar brevedad y concisión, a la hora de realizar o explicar cualquier cosa, suele utilizarse la expresión ‘lo bueno, si breve, dos veces bueno’.

Para encontrar el origen de este famoso dicho debemos retroceder hasta el siglo XVII (concretamente al año 1647), en el que el conocidísimo escritor, del Siglo de Oro, Baltasar Gracián publicó su no menos conocida obra literaria ‘Oráculo manual y arte de prudencia’; una recopilación de aforismos (sentencias breves y doctrinales que se proponen como regla en alguna ciencia o arte) y en el que aparece reflejada en el párrafo 105, que trata sobre el hecho de no cansar:

No cansar. Suele ser pessado el hombre de un negocio, y el de un verbo. La brevedad es lisongera, y más negociante; gana por lo cortés lo que pierde por lo corto. Lo bueno, si breve, dos vezes bueno; y aun lo malo, si poco, no tan malo. Más obran quintas essencias que fárragos; y es verdad común que hombre largo raras vezes entendido, no tanto en lo material de la disposición quanto en lo formal del discurso. Ai hombres que sirven más de embaraço que de adorno del universo, alajas perdidas que todos las desvían. Escuse el Discreto el embaraçar, y mucho menos a grandes personajes, que viven mui ocupados, y sería peor desazonar uno dellos que todo lo restante del mundo. Lo bien dicho se dize presto.

Más adelante, en el párrafo 299, podemos encontrar otro aforismo referente al hecho de la conveniencia de quedarse con hambre, en el que utiliza una expresión muy similar:

Dexar con hambre. Hase de dexar en los labios aun con el néctar. Es el deseo medida de la estimación; hasta la material sed es treta de buen gusto picarla, pero no acabarla. Lo bueno, si poco, dos vezes bueno. Es grande la vaxa de la segunda vez: hartazgos de agrado son peligrosos, que ocasionan desprecio a la más eterna eminencia. Única regla de agradar: coger el apetito picado con el hambre con que quedó. Si se ha de irritar, sea antes por impaciencia del deseo que por enfado de la fruición: gústase al doble de la felicidad penada.

Cabe destacar que en ‘El libro del buen amor’ del Arcipreste de Hita (1343) en la estrofa 1606 aparece el siguiente texto:

Quiero abreviar la predicaçión,
que siempre me pagué de pequeño sermón,
e de dueña pequeña et de breve rasón,
ca poco et bien dicho afincase el corazón.

Algo que según algunos expertos podría ser el origen del sentido de la expresión que hoy os traigo al blog.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas expresiones

 

Fuentes de consulta: fgae (pdf) / edu.mec (pdf) / RAE
Fuente de la imagen de Baltasar Gracián: Wikimedia commons