Entradas etiquetadas como ‘adios’

¿De dónde proviene utilizar la exclamación ‘¡Salud!’ para saludar o despedirse de alguien?

Es habitual dirigir una palabra cordial hacia alguien a la hora de encontrarnos o de despedirnos, el cual es denominado como ‘saludo’ y el acto en si es conocido como ‘saludar’.

Esas palabras de saludo pueden ser varias, dependiendo de si es dirigido en el momento del encuentro o de la despedida y también del país o idioma (por ejemplo los más comunes son ‘hola’, ‘adiós’ y ‘salud’, entre otros).

¿De dónde provine utilizar la exclamación ‘¡Salud!’ para saludar o despedirse de alguien?

En este post me centraré en la forma ‘salud’, un modo de saludo que es muy común entre personas de ideología de izquierdas y los agnósticos o ateos.

Antes que nada debo explicar que el saludo es ‘la acción y efecto de saludar’, un verbo que proviene del latín ‘salutāre’ y cuyo significado literal era ‘desear salud’. Y es que ya en la antigüedad lo que se hacía en el momento de encontrarse con alguien era desearle buena salud o preocuparse por la salud del interlocutor.

Muy común era el desear buena salud con un ‘salutem’, algo que se convirtió en usual tanto en el encuentro como en las despedidas durante la época del Imperio Romano y siglos posteriores. También por aquel tiempo se hizo frecuente saludar diciendo el término ‘ave’, conjugación singular de la forma imperativa de ‘avēre’, cuyo significado era ‘estar bien’ y que era utilizad con el sentido de ‘que estés bien’. Recordado es el típico ¡Ave, César, los que van a morir te saludan! (Ave, Caesar, morituri te salutant) tan utilizado en el cine (hay enormes dudas de que se utilizara realmente por los romanos) y que vendría a significar literalmente ‘Que estés bien, César, los que van a morir te desean buena salud’.

Tras la expansión del catolicismo (a partir del siglo IV), se comenzó a cambiar las formas ‘salud’ (salutem) como saludo de despedida entre los creyentes por el conocido ‘adiós’, el cual es el deseo de encomendar a aquella persona ‘a Dios’ (te encomiendo a Dios). También se reutilizó el mencionado ‘ave’ para introducirlo en una oración religiosa (el ‘Ave María’).

Por tal motivo, aquellas personas no creyentes (muchas de ellas de ideología progresista, de izquierdas o anarquistas) decidieron adoptar el término ‘salud’, con el que evitar hacer referencia alguna a Dios en sus saludos y despedidas.

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Sabías que el termino vasco ‘agur’ proviene del latín?

Posiblemente ‘agur’ es una de las palabras en vasco más utilizadas tanto por autóctonos como por aquellos que no son de Euskadi pero que la han adoptado como método de despedida (algo similar con el termino italiano ‘ciao’ tan usado por castellanoparlantes en la forma ‘chao’).

¿Sabías que el termino vasco ‘agur’ proviene del latín?

Pero lo curioso del término agur es que, a pesar de sonar tan vascuence, en realidad proviene del latín.

La etimología de ‘agur’ nos lleva hasta el vocablo latino ‘augurium’, el cual significaba literalmente ‘agüero’ y que era una forma utilizada en la antigüedad para desear a alguien salud y prosperidad, a la hora de saludar o despedirse (desear buenos augurios).

No se sabe con exactitud cómo y cuándo se incorporó el término en el vocabulario vascuence, pero existen pruebas de que en la Edad Media ya era utilizado; además de un modo culto y como forma de reverenciar a alguien. De hecho, se utiliza formalmente el término agur como encabezamiento de una carta o escrito oficial, en el que se da un tratamiento de distinción a la persona a quien va dirigido.

Cabe destacar que durante un tiempo algunos etimólogos señalaron que ‘agur’ provenía del turco y así aparece reflejado en la edición de 1884 del diccionario de la RAE e incluso podemos encontrar que algún diccionario etimológico indica que proviene del vocablo vasco ‘gur’ (reverencia) y del que también derivó el verbo ‘agurtu’ (saludar).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuentes de consulta:  RAE / glosbe / navarraconfidencial / projetbabel / etimologias.dechile / Diccionario de expresiones extranjeras de Gregorio Doval / aboutbasquecountry / Mapa de diccionarios de la Real Academia Española

Fuente de la imagen: pixabay

Cinco curiosidades sobre el saludo que quizá te gustaría conocer

Cinco curiosidades sobre el saludo que quizá te gustaría conocer

1) El termino saludo o saludar proviene etimológicamente del latín salutare y significa literalmente ‘desear salud’.

2) El motivo de estrecharnos la mano para saludar proviene de un gesto de buena voluntad que se hacía en la antigüedad para mostrar al rival que se iba desarmado y sin empuñar un arma (espada, puñal…)

3) Uno de los saludos más internacionales es decir ‘ciao’ (en España decimos chao para despedirnos y los italianos como hola y adiós). Proviene del dialecto véneto s’ciavo que acabó en el italianizado ciao que significaba esclavo y era lo que decían los sirvientes a sus amos para indicar que estaban a su servicio o para lo que ellos mandasen.

4) La tribu de los maoríes se saluda con el ‘hongi’, un saludo tradicional que consiste en frotar sus narices.

5) El saludo militar, que consiste en llevarse la mano derecha inclinada sobre la frente y la palma hacia abajo proviene del acto medieval de levantarse la visera protectora del casco para saludar al contrincante mirándose a los ojos y a las autoridades antes de cada torneo.

 

También puedes visionar esta curiosidad publicada en mi canal de Youtube https://www.youtube.com/c/AlfredLopez
Te invito a visitarlo, suscribirte, darle a ‘me gusta’ y compartir en tus redes sociales.

 

Te puede interesar leer también:

 

Fuente de la imagen: Yoel (morguefile)

 

 

Este texto formó parte de mi colaboración con el podcast de divulgación Ondas Elementales, una producción de Laboratorio de Radio y Penélope Saray.