El origen de las croquetas

A través de mi cuenta @curiosisimo en la red social TikTok me preguntan sobre el origen de las croquetas.

El origen de las croquetas

Las croquetas se han convertido en uno de los platos estrellas de la cocina española, sirviéndose y realizándose de numerosísimos modos y que no puede faltar en la carta de ningún restaurante o bar (especialmente los dedicados a las tapas).

La receta de composición es muy básica: una masa realizada a base de harina (como si de una salsa bechamel se tratara) con leche o caldo (dependiendo de los gustos y técnicas de quien las cocine), y relleno de un picadillo que puede ser de cualquier tipo de alimento (jamón, marisco, pescado, carne, verduras u hortalizas…), con un rebozado de huevo y pan rallado y freídas en abundante aceite caliente, que conseguirá que queden tiernas y esponjosas por dentro y un caparazón crujiente por fuera.

Durante muchísimo tiempo se ha tenido el convencimiento de que la receta de las croquetas era una invención de la cocina española (y hoy en día todavía hay quien lo defiende), pero ya hace unas cuantas décadas que se demostró que son originarias de Francia, ya que fue en el libro de recetas ‘Le cuisinier roial et bourgeois’, escrito en el año 1691 por el chef François Massialot, donde aparecen nombradas por primera vez (en una quincena de ocasiones) en la historia de la cocina; aunque no se sabe a ciencia cierta si fue éste cocinero quien las creó o tan solo recogió la receta .

Y es que alrededor de la historia de las croquetas existen numerosas historias e hipótesis (la mayoría sin fundamento alguno), apuntando cada una orígenes, fechas y personajes diferentes (unos que las inventó el cocinero personal del rey Luis XIV, otras que fue Louis de Béchameil –creador de la famosa salsa-, e incluso se nombra al célebre gastrónomo y chef Marie-Antoine Carême), pero el documento en el que aparecen por primera vez es el  mencionado recetario de Massialot.

En la cocina española y sus recetarios no hay mención a las croquetas que sea anterior al siglo XIX. Eso sí, la mayoría de expertos culinarios apuntan que fue en España donde se terminó de perfeccionar la receta de las croquetas, dándoles la forma y consistencia actual (antiguamente eran en forma de bola, del tamaño de una nuez, y con grandes tropezones en su interior).

El término ‘croqueta’ llegó al castellano desde el francés ‘croquette’, siendo éste el diminutivo de ‘croquer’ cuyo significado es ‘crujir’, por lo que croqueta (o croquette) significan literalmente ‘crujientito’.

El 16 de enero se celebra el ‘Día Internacional de la croqueta’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de consulta: elcomidista / Le cuisinier roial et bourgeois / croquetasricas / lalanguefrancaise / etymonline
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

2 comentarios

  1. Dice ser jmarc

    Por eso no veo muy bien que se quiera aceptar la palabra corcreta, porque quita el sentido etimológico

    15 enero 2021 | 10:49

  2. Dice ser Beaher

    No sabía que existiera un “Día Internacional de la croqueta”. Debe haber días para todo.

    15 enero 2021 | 14:56

Los comentarios están cerrados.