¿Cuál es el origen del término ‘arpía’ para referirse a una mala persona?

El término ‘arpía’ se utiliza para describir a una persona malvada o cruel.

¿Cuál es el origen del término ‘arpía’ para referirse a una mala persona?

Etimológicamente el término llegó al castellano desde el latín ‘Harpȳia’ y éste lo tomó del griego antiguo ‘harpūia’, cuyo significado era ‘las que arrebatan’ o ‘las que roban’. Este término se deriva del verbo griego ‘harpazō’, que significaba ‘arrebatar, robar violentamente’ y se formó de la mitología griega en la que las arpías eran criaturas con cuerpo de ave y rostro de mujer, que se caracterizaban por su velocidad y su capacidad de arrebatar objetos.

Según la leyenda, las arpías eran mensajeras de los dioses (las hijas de Taumante y Electra) y su misión era llevar a los mortales las órdenes divinas. También eran conocidas por ser criaturas malvadas que robaban comida y causaban tormentas y caos en el mar.

Con el tiempo, el término ‘arpía’ comenzó a usarse para describir a una mujer mala o desagradable en la cultura popular y la literatura, convirtiéndose en el lenguaje coloquial en un sinónimo de mujer malvada, despiadada o grosera.

Cabe destacar que el diccionario de la RAE (que también lo acepta en la forma ‘harpía’) sigue presentando como una de las acepciones de la palabra ‘arpía’: ‘Mujer muy malvada’; a pesar de las numerosísimas peticiones que desde hace tiempo se le ha realizado a la Academia para que cambie este significado por el de ‘Persona muy malvada’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Los comentarios están cerrados.