Archivo del autor

¿Cuál es el origen del término ‘bisoñé’?

Se trata de una de esas palabras que cada vez está más en desuso y que era utilizada para hacer referencia a la prótesis o añadido capilar que se coloca para cubrir solo una parte de la cabeza donde falta pelo (generalmente la superior delantera).

¿Cuál es el origen del término ‘bisoñé’?

Hoy en día podemos encontrar que el término suele ser sustituido por otros sinónimos como ‘peluquín’ o ‘postizo’.

Etimológicamente el término ‘bisoñé’ llegó al castellano desde el francés ‘besogneux’ (necesitado), derivando éste de ‘besoin’ (necesidad) y a su vez desde el italiano ‘bisogno’, con idéntico significado.

Una de las curiosidades del vocablo es que, antiguamente, la referencia a la necesidad que se hacía no era solo por la falta de cabello que podía padecer una persona que usaba ese tipo añadidos capilares sino también a estar necesitado de dinero, debido a que siglos atrás se puso muy de moda el lucir entre las personas adineradas, y como signo de elegancia, unas vistosas pelucas, las cuales, cuanto más frondosas eran equivalían a tener una mayor posición social.

Algunas personas, con menos recursos económicos, que no se podían permitir adquirir una de aquellas frondosas y caras pelucas, utilizaban unos añadidos capilares de menor tamaño y precio y que tan solo cubrían una parte específica de la cabeza (aquella en la que faltaba pelo).

Cabe destacar que el término italiano ‘bisogno’ no comenzó a usarse para hacer referencia a ese postizo capilar sino para designar a los soldados novatos que eran enviados desde España a luchar en la guerra (durante la conquista del reino de Nápoles, en el siglo xvi), en clara alusión a las ropas pobres y de mala calidad de los soldados españoles. Con el tiempo, este vocablo dio el castellanizado ‘bisoño’, cambiándose el sentido original  y pasó a designar a los principiantes e inexpertos de cualquier oficio, mientras que su derivado en francés (‘besogneux’ y posteriormente el castellano ‘bisoñé’) pasó a referirse al mencionado peluquín.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

Fuente de la imagen: James Vaughan (Flickr)

‘Paparrucha’ el término utilizado antiguamente para referirse a un bulo o fake news

Amplia es la terminología existente para hacer referencia a uno de los fenómenos que más daño está haciendo a través de las redes sociales  y que se trata de los continuos engaños y mentiras que circulan y son compartidas, siendo las más comunes: bulo, fake, noticia falsa o fake news (esta última la más usada en los últimos años).

‘Paparrucha’ el término utilizado antiguamente para referirse a un bulo o fake news

Pero no siempre se utilizado esos términos para hacer referencia a una noticia falsa que se difunde, encontrándonos que varios siglos atrás ya existía otro vocablo que, a mi parecer, es muchísimo más atractivo y deberíamos recuperar su uso: ‘paparrucha’.

El término paparrucha proviene de ‘páparo’, palabra que ya aparece recogida en el Diccionario de Autoridades de 1737 y que era utilizado para designar de ese modo a los aldeanos y hombres de campo simples e ignorantes que quedaban pasmados y admirados ante cualquier cosa que les explicaban, creyéndosela a pies juntillas (por muy inverosímil que esta fuera).

Por tal motivo y de manera coloquial se formó el vocablo paparrucha con el que se describía a la ‘noticia falsa y desatinada de un suceso, esparcida entre el vulgo’, tal y como se recogió en su primera aparición en el diccionario de la RAE de 1884. Posteriormente, en la edición de 1925, se le añadía una segunda acepción al término: ‘Especie, obra literaria, etc., insubstancial y desatinada’ y actualmente aparece ese segundo significado como ‘tontería, estupidez, cosa insustancial y desatinada’.

La forma ‘paparruchada’ también está admitida y recogida por la RAE, desde su edición de 1992, aunque el diccionario lo reenvía hacia la entrada ‘paparrucha’.

Cae destacar que tanto ‘paparrucha’ y ‘paparruchada’ son usados actualmente (poco) para referirse casi exclusivamente a una tontería o estupidez, en lugar de utilizarse para su fin original que era señalar aquellas noticias falsas que se compartían.

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixy

Destripando bulos: No, las pestañas postizas no se inventaron para proteger los ojos de las prostitutas

Destripando bulos: No, las pestañas postizas no se inventaron para proteger los ojos de las prostitutas

Lleva unos meses circulando por la red una información totalmente falsa que habla sobre el curioso origen de las pestañas postizas y donde se asegura que estas fueron inventadas en un burdel londinense (algunas versiones dicen que era parisino) en 1882 por una prostituta llamada Gerda Puridle y cuyo principal propósito no era el de embellecer sus ojos y convertirlos en más atractivos o llamativos, sino para protegerlos para evitar que les entrara el semen de los clientes que eyaculaban en sus caras.

Destripando bulos: No, las pestañas postizas no se inventaron para proteger los ojos de las prostitutasAlgunas versiones que han surgido posteriormente a partir de este origen apócrifo le han añadido más datos falsos a esa explicación, adornando esa supuesta historia con detalles como que dichas pestañas postizas se convertían en una eficaz barrera para atrapar el simiente eyaculado y, además, que habían sido bautizadas con el nombre ‘cumbrellas’.

El término ‘cumbrella’ es una denominación que en realidad surgió para llamar de ese modo a los preservativos y nace de la unión de los vocablos en inglés ‘cum’ (semen) y ‘umbrella’ (paraguas).

Según consta, el bulo sobre el falso origen de las pestañas postizas comenzó a hacerse viral a raíz de la publicación en una web especializada en compartir memes virales llamada ‘America’s Best Pics’ aparecida el 21 de enero de 2021 y a partir de ahí la imagen fue compartida ampliamente por la red bajo la etiqueta #cumbrellas (en Twitter, TikTok, Instagram, Facebook).

No existe ni un solo documento histórico, anterior a la publicación de America’s Best Pics, que demuestre que una prostituta llamada Gerda Puridle inventó en 1882 las pestañas postizas para evitar que el semen eyaculado sobre el rostro fuese a parar a los ojos.

Las pestañas postizas se han utilizado desde tiempos del Antiguo Egipto, utilizándose pelo animal que se pegaba e incluso cosía en los párpados se utilizaron por diferentes culturas a lo largo de la historia, pero la invención de ese complemento de belleza, tal y como hoy en día lo conocemos, le es atribuida a varias personas, entre finales del siglo XIX y principios del XX (no teniendo ninguna de ellas relación alguna con la prostitución), aunque como invento no fue patentado hasta 1911  por la canadiense Anna Taylor.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuentes de consulta: snopes / usatoday / milenio / Wikipedia / americasbestpics
Fuente de las imágenes: pxhere / americasbestpics

¿De dónde surge el término ‘eudemonía’ para referirse a alguien que siempre está de buen humor?

¿De dónde surge el término ‘eudemonía’ para referirse a alguien que siempre está de buen humor?

Se conoce como ‘eudomía’ al estado de plenitud, felicidad y satisfacción con la vida, pero este es un término que prácticamente está en desuso y apenas es utilizado en la actualidad, aunque hasta hace un par de década aún era bastante común escuchar dicho vocablo para hacer referencia a alguien que estaba constantemente de buen humor o se sentía habitualmente satisfecho y feliz con lo que vive y le rodea. Evidentemente, era un modismo utilizado normalmente por las personas más mayores o aquellas acostumbradas a hablar usando cultismos o arcaísmos.

El término fue acuñado por los antiguos filósofos griegos que se referían a la eudaimonia (εὐδαιμονία) como la felicidad plena en relación con una de sus deidades menores. En el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes y sus correspondientes en las tres lenguas francesa, latina e italiana de Esteban de Terreros y Pando, publicado en 1788, se le daba la acepción de ‘diosa falsa de la felicidad’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: katerha (Flickr)

El curioso origen etimológico del término ‘inocular’

Tenemos asociado el término ‘inocular’ con las vacunas y el hecho de introducir en el organismo una sustancia conteniendo los gérmenes de una enfermedad, con el fin de que se genere una inmunidad frente a esta.

El curioso origen etimológico del término ‘inocular’

Pero mucho antes de ser incorporado este vocablo en el diccionario (apareció en la edición de 1817) y quedase asociada a la vacunación, la palabra inocular había sido utilizada desde hacía varios siglos atrás con otros significados muy diferentes.

Etimológicamente proviene del latín ‘inoculāre’, formado por el prefijo ‘in-‘ (dentro, interior) y ‘oculus’ (ojos) y cuyo significado literal era ‘meter por los ojos’. Pero lo curioso es que esa definición nada tenía con introducir una sustancia en el organismo por el órgano de la vista, con el fin de inmunizar de una enfermedad, sino que originalmente el término tenía relación con los hechizos y antiguas creencias de supercherías, que con  el tiempo hemos conocido como ‘mal de ojos’ o .

Según fue avanzando el tiempo, el termino inocular también empezó a ser utilizado para señalar el acto de infundir e inculcar a alguien alguna idea, sentimiento, pensamiento o doctrina falsa o perniciosa. Curiosamente, esta acepción fue utilizada mucho antes que la relacionada con un contagio e inmunidad frente a una enfermedad pero no fue incorporada en el diccionario hasta la edición de 1884.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué al lanzar una moneda se da a elegir entre ‘cara o cruz’?

A través de mi perfil @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde surge que al lanzar una moneda se dé a elegir entre ‘cara o cruz’.

¿Por qué al lanzar una moneda se da a elegir entre ‘cara o cruz’?

Existe un conocidísimo juego o apuesta que consiste en decir algo lanzando una moneda al aire y escogiendo cara o cruz. Incluso es habitual realizarlo en los eventos deportivos, donde se decide de ese modo qué equipo elige campo o saque.

Pero esta una práctica casi tan antigua como la existencia de las propias monedas y hay constancia de realizarse ese tipo de apuestas para decidir algo desde la época de la Antigua Roma, donde era conocido como ‘Navia aut Capita’ -Barco o Cabeza- (en algunos lugares se menciona como ‘Navia aut Caput’, con idéntico significado), debido a que en un lado de la moneda mostraba una embarcación y en la otra una cabeza.

Esta práctica ha llegado hasta nuestros días y en España es comúnmente conocida desde hace varios siglos como ‘cara o cruz’. Esto es debido a que antiguamente era común que apareciera en el ‘anverso’ de las monedas la cara de un rey o emperador y por el otro lado (reverso) una cruz, por lo general, cristiana. Pero no siempre ha aparecido una cruz en el reverso, pues muchas monedas han llevado el escudo de armas de un Estado o nación. En ese caso al otro lado de la moneda se le llama escusón, palabra que proviene del francés medieval escuçon, cuyo significado es ‘escudo’. Aunque esto no ha alterado la denominación de dicha práctica.

Los ingleses llaman a esta práctica como ‘Cross and Pile’, que se traduciría como ‘Cruz o Pila’, debido a que en muchas monedas, antiguamente, eran acuñadas con una cruz en un lado y una columna (pilar) en el otro. También se conoce en el mundo anglosajón como ‘Heads or tails’ (de idéntico significado que el dado al que realizaban los romanos, aunque su traducción literal es ‘cabeza o cola’).

En otros lugares del planeta, por poner unos pocos ejemplos, se le llama ‘testa o croce’ (cabeza o cruz) en Italia; ‘pile ou face’ (columna o cara) en Francia; ‘cara o sello’ en varios países de Hispanoamérica.

Cono dato curioso, cabe destacar que desde hace varias décadas, cada vez son más los países que acuñan sus monedas en las que no aparece ninguna cara ni escudo o cruz en alguno de sus lados, pero de todos modos se ha mantenido la misma denominación para esta práctica.

 

 

Te puede interesar leer también: ¿Qué tipo de moneda lanzan los árbitros al aire a la hora de sortear el campo?

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Nuevo libro: ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ de Alfred LópezMe hace inmensamente feliz anunciar que mi nuevo libro ha visto la luz. Se trata de ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’, mi sexto título publicado y lo hago de la mano de Larousse, una de las empresas editoriales de mayor prestigio en el sector y en cuyo catálogo figuran algunos de los libros de consulta, enciclopedias, diccionarios y sobre conocimiento o divulgación más importantes que se han publicado.

Y es que un libro dedicado exclusivamente a las ‘palabras y palabros’ no podía haber sido publicado por un sello editorial mejor.

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ sigue (en parte) la estela de este blog y de mis otros cuatro libros de la marca ‘Ya está el listo que todo lo sabe’, utilizando la misma característica forma de explicar las curiosidades pero con la salvedad de que en esta ocasión me he centrado únicamente en el mundo de las palabras y toda la galaxia de datos curiosos que las rodean, también he incluido expresiones de uso común, refranes que llevamos escuchando desde siempre e incluso un buen número de términos que, posiblemente, la mayoría de lectores desconocían su existencia y que llevan toda la vida acompañándonos para denominar cosas muy comunes a las que llamamos de otro modo.

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ de Alfred LópezAdemás, se trata de mi trabajo literario más atractivo, visualmente hablando, en el que gracias al trabajo por parte de Sofia Acebo (responsable directa de la edición del libro desde Larousse) ha logrado coordinar perfectamente todas las piezas para que el resultado sea extraordinario. Las ilustraciones han sido realizadas por Clara-Tanit Arqué, diseñadora, ilustradora y especialista en Graphic Recording con una larga y exitosa trayectoria. Un impecable diseño gráfico y maquetación (muy diferente al resto de mis libros publicados) que ha corrido a cargo de Xavier Valdés. Evidentemente, como toda obra literaria que se precie, esta también ha pasado por las correspondientes correcciones, a cargo de Pilar Comín y Virginia Fernández. Todo ello bajo la dirección editorial de Jordi Induráin.

Estoy plenamente convencido que el libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ se va a convertir en una obra indispensable para todas aquellas personas amantes de la lengua y sus curiosidades, las etimologías y los sorprendentes datos sobre de dónde provienen muchos de los términos y modismos que utilizan, conocer el origen y significado de aquello que tantas veces escuchan decir a sus mayores y que no tenían ni idea de su procedencia.

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ de Alfred LópezEste nuevo libro es un viaje por el origen y las curiosidades etimológicas de 700 palabras, expresiones, dichos populares, refranes, en el que hemos incorporado, en forma de bonus track, un mini diccionario al final del volumen en el que el lector podrá descubrir 55 palabras raras o, posiblemente, desconocidas para él, para denominar a cosas muy comunes y cotidianas que todos conocemos. Por poner tan solo tres ejemplos, hablo del ‘luquete’ (que es la rodaja de limón que se pone en las bebidas), el ‘giste’ que es la espuma de la cerveza o el ’antimacasar’ el nombre que recibe los típicos paños (normalmente hechos de ganchillo) que hacían nuestras abuelas y colocaban en el reposa cabezas del sofá.

Además, el libro ha sido estructurado en 66 galaxias de palabras (temas o conceptos) que se pueden leer de una en una para descubrir de dónde vienen ciertas expresiones, términos, refranes o bien se puede saltar de una a otra, de remisión en remisión, creando una aventura propia.

El libro ‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ se pone a la venta el 18 de marzo en librerías y tiendas online (una fecha ideal como regalo del Día del Padre y, además ya lo puedes encontrar en preventa para recibirlo ese mismo día), tanto en papel (tapa blanda) como en formato digital (ePub y Kindle).

A través de este enlace puedes acceder a un pdf para leer gratuitamente algunas de sus páginas: https://www.larousse.es/primer_capitulo/el-listo-que-todo-lo-sabe-ataca-de-nuevo-palabras-y-palabros.pdf

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ de Alfred López

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ de Alfred López

 

‘El listo que todo lo sabe ataca de nuevo. Palabras y palabros’ de Alfred López
Editorial Larousse
ISBN: 9788418100956 (formato papel), 9788418473005 (ePub), 9788418473012 (Kindle)
Tapa blanda; 224 páginas
Más info: https://www.larousse.es/libro/lengua-espanola/el-listo-que-todo-lo-sabe-ataca-de-nuevo-palabras-y-palabros-alfred-lopez-9788418100956/

 

Puedes comprar online a través de:

Descarga la ficha técnica (en pdf):
https://recursos.grupoanaya.es/catalogos/fichas_tecnicas/OL00212301_9999963921.pdf

 

El origen de las despedidas ‘adiós’ y ‘good bye’

Cada idioma tiene sus diferentes términos y formas para despedirse.

El origen de las despedidas ‘adiós’ y ‘good bye’

En castellano podemos encontrar que la forma más común de hacerlo sea diciendo ‘adiós’ (aunque también se usa un ‘hasta luego’, ‘hasta la vista’, ‘chao’, ‘salud’ e incluso ‘con Dios’).

La forma ‘adiós’ proviene del acortamiento de una forma de despedida que antiguamente se utilizaba de un modo más formal y que decía ‘A Dios seas’, ‘A Dios te encomiendo’ y ‘Te encomiendo a Dios’, que también se transformó en el mencionado ‘Con Dios’, que algunas personas utilizan.

Algo similar ocurrió en el inglés, quienes usan de modo coloquial la forma ‘Bye’, que es el acortamiento de usual ‘Good Bye’ y éste a su vez se originó de la antigua forma inglesa ‘God be with ye’ (Dios esté contigo) y de la que existe constancia escrita del siglo XIV.

Parece ser que la forma ‘God be with ye’ derivó en la contracción ‘godbwye’ (aparece escrito en 1573) y para finales del siglo XVI ya se usaba como ‘goodbye’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuentes de consulta: etimologias.dechile / etymonline / thetabernaclechoir
Fuente de las imágenes: pixabay

Libro recomendado: ‘El libro negro del deporte’ de Malagón

Libro recomendado: ‘El libro negro del deporte’ de MalagónJosé Rubio Malagón @malagonhumor se ha convertido en los últimos años en uno de los humoristas gráficos más importantes, necesarios y presentes en los medios de comunicación españoles. No hay medio que se precie (impreso o digital) que no cuente con alguna sección en la que publica las viñetas de este mordaz e ingenioso artista (entre ellos en 20minutos, donde puedes encontrar una galería con sus mejores viñetas).

También son varios los libros que ha publicado o ilustrado, entre ellos ‘Mecagüen’ (palabrotas, insultos y blasfemias) de Sergio Parra, del que publiqué la reseña hace un par de años.

Libro recomendado: ‘El libro negro del deporte’ de MalagónEl amigo Malagón vuelve a embarcarse en un nuevo proyecto editorial y lo hace con ‘El libro negro del deporte’ (editorial Larousse), un centenar de ilustraciones en las que el humorista gráfico usa todo su ingenio y talento para mostrarnos de una manera ácida y con mucho humor negro el mundo que nos rodea y además lo hace a través de relacionar todo ello con el deporte.

Mención especial a los acertadísimos textos que acompañan a cada una de esas ilustraciones y que han sido escritos por el periodista Eduardo Bravo @EBravoOficial.

Échale un vistazo a las primeras páginas del libro (totalmente gratis) en este enlace: https://www.larousse.es/primer_capitulo/el-libro-negro-del-deporte.pdf

Libro recomendado: ‘El libro negro del deporte’ de Malagón

Libro recomendado: ‘El libro negro del deporte’ de Malagón

 

 

 

‘El libro negro del deporte’ de Malagón
Editorial: Larousse
ISBN: 9788418100192
https://www.larousse.es/libro/libros-ilustrados-practicos/el-libro-negro-del-deporte-malagon-9788418100192/

El curioso y extraño término anglosajón para estimar que algo no tiene valor

La lengua inglesa tiene un extraño y largo término que es utilizado para estimar que algo no tiene valor o es inútil: ‘Floccinaucinihilipilification’.

El curioso y extraño término anglosajón para estimar que algo no tiene valor

No se trata de un neologismo y a pesar de ser prácticamente desconocida para la mayoría de hablantes del idioma de William Shakespeare, figura en los diccionarios y se originó a mediados del siglo XVIII.

En realidad ‘floccinaucinihilipilification’ es un ingenioso y divertido juego de palabras (podríamos decir que un antiguo trabalenguas) que fue formado en 1741 a raíz de haber unido en una misma palabra una serie de términos provenientes del latín: flocci , nauci , nihili , piliy a las que se le añadió el sufijo -fication (hacer, causar).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

Fuentes de consulta: etymonline / dictionary / wordreference / Oxford Dictionary
Fuente de la imagen: pixy