‘The Last Kingdom’: vikingos, Alfredo el Grande, Aethelflaed… ¿está bien representada la Historia en la serie?

Fotograma de la serie ‘The Last Kingdom’ (Netflix)

Vikingos, sajones, Alfredo el Grande, Inglaterra, batallas, amores, traiciones… Sin hacer mucho ruido, The Last Kingdom, la serie que arrancó BBC America y ahora produce Netflix, ha ido creciendo. Desde el estreno de su cuarta temporada en esta plataforma, la serie basada en las serie de novelas de Bernard Cornwell (publicadas diez de las doce existentes en España, bajo el título de Sajones, vikingos y normandos, en Edhasa) se ha convertido en una habitual en el top 10 de Lo más visto en nuestro país en Netflix. Y, en estos momentos de consumo masivo de televisión, eso seguramente quiera decir mucho.

El secreto del éxito de LA serie probablemente tenga que ver con el resurgir en los últimos años del interés por los vikingos, en parte debido al éxito de otra serie Vikings. Sumamos al tema el estilo de épica, batallas, traiciones y juegos de poder que Juego de Tronos también ha puesto de moda y tenemos un buen cóctel. En esta ficción, seguimos la vida de Uthred, un niño sajón, heredero de un feudo, criado como pagano entre los daneses, y que acabará convirtiéndose en héroe errante y paladín de los sajones. Y con él, lectores y espectadores, viajarán a los siglos IX y X e irán conociendo personajes históricos, como Alfredo el Grande, Aethelflaed, la reina de los mercios, su hermano Eduardo y un buen número de caudillos vikingos, como los hijos de Ragnar Lothbrock, además de adentrarnos en hechos históricos como la batalla de Alfredo y sus herederos por crear una Inglaterra unida.

[A FONDO | ‘The Last Kingdom’: ¿mejor la serie o las novelas de Bernard Cornwell?]

Cornwell ya anunció que la serie de novelas terminaría en la batalla de Brunanburch, en el 937 (la serie arranca en el año 866), cuando el rey Athelstan, nieto de Alfredo el Grande, derrota a los nórdicos en un choque decisivo que confirmó que era monarca de Inglaterra y que los sajones la dominaban -aunque no por mucho tiempo-. En la actualidad, ya está anunciado la décimo tercera novela, Ward Lord, para otoño de este año en inglés. En España, Edhasa me confirma que están trabajando en la traducción de la novela número once, que tenían planeada para lanzar este otoño pero con la situación actual desconocen si llegará en esas fechas o más tarde.

Pero, ¿qué hay de realidad histórica en lo que cuenta esta ficción? ¿Presenta una imagen de aquella época verosímil? Para ello, me reúno con el divulgador Daniel Fernández de Lis, del blog Curiosidades de la Historia, y auténtico experto en la historia de la Inglaterra medieval como ha demostrado en Los Plantagenet y Lo que Shakespeare no te contó sobre la Guerra de las Rosas y de la peninsular con De Covadonga a Tamarón. Y ya os adelanto: Uthred no es real, pero algún personaje similar en la historia hubo; Alfredo y Aethelflaed están bien captados, aunque a ella la serie le dé aún más elementos de interés.

“Cornwell es un maestro”, me corrobora Fernández de Lis, “porque a pesar de hacer ficción es bastante fiel a la historia”. Recuerda que a pesar de que Uthred es un personaje inventado, sí que hubo en la zona de Northumbria y en época cercana pero posterior a la de la ficción, un señor que se declaró independiente y al que los daneses dejaron en paz. También destaca, el juego que establece entre esta serie y otra de sus más aclamadas trilogías, la del Señor de la Guerra, sobre Arturo, donde allí los sajones eran invasores paganos y en esta son los autóctonos cristianos.

Sobre la serie, este divulgador “cree que va mejorando” con las temporadas. “La temporada 4 es aún más fiel e interesante históricamente, aunque creo que como trama de ficción flojea respecto a la tercera”, me comenta.

Coincidimos que, apesar de que la serie está bien, como adaptación de las novelas no termina de brillar. “No me convence el actor que interpreta a Uthred, que por las novelas parece más al actor que interpreta a Rollo, en Vikings. Sin embargo, la visión e interpretación del actor que encarnaba al rey Alfredo, estaba clavada”, asegura.

Cita a Vikings y no me resisto a compararla. Yo fui uno de los que comenzó encantado con esa serie y alabando la idea de concentrar la era vikinga en una familia, pero que acabó desencantado y desconectado de la serie. “No me convence tanto”, asegura, “es todo muy exagerado… La parte de Inglaterra, por ejemplo, está muy descuadrada históricamente hablando”.

Aethelflaed, interpretada por la actriz Millie Brady en The last kingdom (Netflix)

En las temporadas 3 y 4, sin duda, hay un personaje que crece: Aethelflaed, hija de Alfredo y señora de los Mercios. Un personaje históricamente real y al que Cornwell y la serie sacan partido. “Con Aethelflaed hay un problema”, explica Fernández de Lis, “hay pocas fuentes históricas que hablen de ella, salvo la crónica anglosajona de época de Alfredo y en la que está todo muy ligado a Wessex, hay alguna crónica galesa que la cita, pero poco más”.  Lo que sí se sabe de ella es que gobernó en nombre propio cuando muere su marido y que lo hizo en conexión con su hermano Eduardo, rey de Wessex; que fueron recuperando territorio a los daneses, que fundó ciudades y construyó ciudades y hasta se le ofreció gobernar York. “No hay constancia de que blandiera la espada como en la serie“, asegura este divulgador, “pero sí parece que estaba presente en las batallas, que las dirigía sobre el terreno”. Para Fernández de Lis es un personaje histórico muy interesante y muy reverenciado en Inglaterra.

El tratamiento de esta reina es otra buena prueba de lo bien ligado que está historia y ficción en este caso. “Ella se comprometió a no volver a casarse tras enviudar… eso es real, aunque el motivo no sea el que dice la serie”, explica.

¿Mejor la serie o las novelas? Fernández de Lis (y servidor) nos inclinamos por las novelas, y más si hablamos de rigor histórico: “En ellas tienes unas imágenes del contexto mucho más ricas; son detalles imposibles de recrear en pantalla”, confirma. Sin embargo, reconoce aciertos a la ficción audiovisual: “la elección de los actores para el rey Alfredo y el padre Beocca son espléndidas, además los personajes cumplen su función, en el caso del sacerdote para adentrarse en la dicotomía y el mestizaje entre paganismo y cristianismo”.

“También destacaría los combates individuales, que están muy bien hechos”, afirma Fernández de Lis. ¿Y las batallas? “Las batallas de Cornwell son muy visuales, es difícil mejorarlas, además Juego de Tronos ha puesto el listón muy alto en este aspecto y es complicado lograr ese nivel”.

Pero la mezcla entre historia y ficción está bien integrada. “En la serie no está tan presente como en las novelas la crónica que hace Alfredo de su reinado, salvo en esa escena en la que le dice a Uthred que, pese a todo lo que ha hecho, no aparecerá, no pasará a la historia”, explica este escritor. “Esas crónicas tienen mucha significación e importancia en la historia, porque marcan el plan de este monarca y de sus herederos, su concepción cristiana. Vende y hace propaganada de una Inglaterra cristiana, de una manera muy similar a la que hace con sus crónicas Alfonso III de Asturias con Hispania”, asegura y recuerda que escribió un artículo para la revista Descubrir la Historia sobre ese símil.

La serie da pinceladas, pero no ahonda en mucho de la política de Alfredo y sus sucesores: cómo construyen un sistema defensivo frente a los daneses, cómo refuerzan la flota, cómo pactan e incluso logran bautizar a vikingos. Todo esto aparece fugazmente en televisión, pero es fundamental. “El plan de Alfredo tiene más matices”, afirma, “los daneses no sólo eran guerreros, saqueadores, conquistadores, también venían familias y colonos,  y a esos tenías que integrarlos. De hecho, se hizo y hoy en día una importante parte de los ingleses descienden de ellos”.

Y, ¿por qué esta serie engancha en España? “Los vikingos, las batallas, el éxito de las novelas…” afirma Daniel Fernández de Lis, que destaca sobre todo que a la gente le atrae por su relativo parecido con dos series exitosas como Juego de Tronos y Vikings.

Guía de lectura para saber más sobre la historia real tras ‘The Last Kingdom’

Por si tras ver la serie o leer los libros (o tras este post) te ha entrado el gusanillo de conocer aquella época y aquellos personajes de la historia de Inglaterra, te puede interesar varios post que Fernández de Lis ha escrito sobre este tema en su blog como ¿Jugaban los sajones al fútbol con cabezas de daneses decapitados?Alfredo el Grande, el rey sajón que contuvo la invasión danesa de InglaterraAethelflaed, hija de Alfredo el Grande y Señora de los mercios o Athelstan de Wessex, primer rey de Inglaterra (que, por cierto, tiene mucho que ver con la temporada 4).

En formato libro, Fernández de Lis recomienda dos obras, una en español y otra en inglés: La inglaterra anglosajona, de Carlos Domínguez González (La Hergástula, 2015) y Viking britain, A History, de Thomas Williams.

Y yo os aporto dos recomendaciones de obras sobre los vikingos en general, pero que narran toda la parte de Inglaterra (y los sucesos de la historia de la serie y las novelas): Los hombres del norte, de John Haywood (Ariel, 2016) y Vikingos en guerra, de Kim Hjardar y Vegard Vike (Desperta Ferro, 2019), que además tiene un despliegue visual fabuloso. Y, a los que leáis inglés, en la web de la BBC History Extra, tienen un análisis sobre la realidad histórica de la serie.

Puedes seguirme en Facebook, Twitter y Goodreads.

Si te ha interesado esta entrada, quizá te guste…

3 comentarios

  1. Dice ser Alejandro

    Ninguna de esas series representa la historia de manera fidedigna. Pero entretienen cantidad…hay q reconocerlo.

    13 mayo 2020 | 18:02

  2. Dice ser Serie Friends

    Ninguna de esas series representa la historia de manera fidedigna….pero eso sí, entretienen cantidad.

    13 mayo 2020 | 18:03

  3. Dice ser Ricardo Ramirez

    Exelente serie me encanto, para mi todos los personajes son interpretados excelentemente por los actores.

    14 mayo 2020 | 04:34

Los comentarios están cerrados.