Fernando Martínez Laínez: “La amnesia histórica corroe España como una lepra”

El escritor Fernando Martínez Laínez.

Fernando Martínez Laínez (1941) hace una pausa en su trilogía sobre los Tercios para viajar al Castellón del siglo XIX a rescatar la figura de Josefa Bosch, la guerrillera conocida como La Pardala que combatió a los franceses durante la Guerra de la Independencia. Avezado periodista, ensayista y novelista, Martínez Laínez publica esta ficción como consecuencia del galardón Letras del Mediterráneo que recibió este mismo año y la titula El canto de la Pardala. La guerrillera de Morella (Edaf, 2019).

¿Cómo descubrió la historia de La Pardala? ¿ Cuándo se dio cuenta de que estaba ahí su siguiente novela?

Tenía intención de escribir un relato histórico sobre la Guerra de la Independencias ambientado en Morella, y estuve recorriendo el lugar y buscando documentación en torno al tema. Deambulando por el imponente castillo-fortaleza que domina la ciudad di con un torreón en ruinas que llevaba el nombre de La Pardala, y cuando empecé a indagar me encontré con el gran personaje de Josefa Bosch, la mujer detrás del apodo, cuya memoria se mantenido en el imaginario popular. Ahí  caí en la cuenta de que tenía una historia novelada o una novela histórica. Para mí viene a ser casi lo mismo literariamente.

Son conocidos varios casos de mujeres combatientes en la Guerra de la Independencia como Agustina de Aragón o Manuela Malasaña. ¿ Por qué Josefa Bosch no ha sido tan conocida? ¿Estaba olvidada?

En realidad, el destino de Josefa Bosch es el mismo de muchas heroínas de esa guerra que, pese a darlo todo por la causa patriótica, murieron de forma anónima, en el olvido casi absoluto. En un país que prestase más atención y recursos a descubrir su propia historia, figuras como La Pardala irían surgiendo y podrían ser reivindicadas. Pero lo más terrible es el olvido, la amnesia histórica de nuestros hechos colectivos más señalados que desde hace mucho tiempo corroe a este país como una lepra.

Novelistas e historiadores estáis haciendo un esfuerzo por recuperar a las mujeres de la historia que generalmente han ocupado menos atención ¿esa menor atención prestada a las mujeres se nota cuando uno se documenta para escribir sobre personajes como estos?

No es mi caso. Me interesa sobre todo el tema y el personaje (o personajes) como tal, y no constituye un factor diferenciador esencial que se trate de hombres o de mujeres. Son los hechos del personaje (ella o él) los que dan valor a la historia.

¿ Cual fue la función de La Pardala en la resistencia contra los franceses?

Su actuación como guerrillera fue la que correspondía a las tareas de resistencia al invasor que le fueron encomendadas. Básicamente hacer de enlace entre las diferentes partidas del Maestrazgo, llevando armas, municiones, víveres y otros recursos, dando refugio en su casa a los patriotas perseguidos y empuñando el fusil cuando la ocasión lo requería. En la actividad de mujeres guerrilleras como Josefa Bosch fue muy importante también la labor de espionaje, que permitía a los españoles conocer con antelación la situación y movimientos de las tropas francesas en cada pueblo, por pequeño que fuera.

Imagino que de un personaje tan pequeño y cuyo papel en la historia fue relativamente corto habrá sido difícil documentarse, ¿qué ha sido más difícil de recrear a La Pardala?

Lo que más difícil resultó fue sintetizar literariamente, en forma de novela, los hechos históricos conocidos (que no son muchos) con la memoria popular que envuelve su figura y representa solo la punta del iceberg de la gran participación de las mujeres españolas en esa guerra, la más larga sufrida dentro de España contra un ejército extranjero invasor.

¿Se ha mitificado en exceso el papel de la resistencia popular frente al papel del propio ejército español y el de los aliados en aquel conflicto?

No, por el contrario, creo que hay una tendencia creciente a minusvalorar el sacrificio nacional que supuso impedir que España pasara a ser un país uncido a la “grandeur” francesa. Es un síntoma grave de nuestra decadencia como país. Napoleón ya había decretado la anexión a Francia de todo el territorio español al norte del Ebro, algo que disgustó al rey intruso José I, pero no podía oponerse porque él también era un títere en manos de su imperial hermano.

Se suele establecer en la Guerra de Independencia una especie de génesis de todos los conflictos civiles que sufriría España hasta 1939, ¿aquella guerra y su victoria provocaron demasiadas esperanzas truncadas?

Por supuesto, pero eso no quita que la principal obligación popular fuera oponerse a la invasión extranjera. Las primeras esperanzas truncadas vinieron por la nefasta actuación de los dos reyes, Carlos IV y Fernando VII, sobre todo la de este último, un rey abyecto que felicitaba a Napoleón por las victorias de Napoleón en España, y llevó a cabo una represión feroz contra los liberales, muchos de ellos los mismos patriotas que habían combatido en la guerra. De ahí procede el virus de nuestra desunión como país, que todavía colea y últimamente arrecía.

En tus últimas novelas has tratado grandes eventos históricos como batallas de los tercios o la Gran Armada. ¿Supone mucho cambio escribir de grandes hechos históricos o de pequeñas historias casi regionales, casi notas a pie de página, como la de Josefa Bosch?

El tratamiento literario es decisivo en este aspecto. Todo depende de lo que uno quiera decir y de cómo exponerlo. Un acontecimiento histórico puede verse desde las alturas de la gran política o desde una perspectiva militar amplia, o también puede tratarse como eso que Miguel de Unamuno llama la “intrahistoria”, los sucesos a cargo de gente corriente que forman el basamento social de eso que entendemos como gran historia. Las dos formas de narrar la historia me parecen válidas. La elección de una u otra depende del cuadro que se pretenda ofrecer al lector, y eso es algo que solo atañe al autor. Antes de empezar a escribir, lo primero es saber qué se quiere decir.

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

Los comentarios están cerrados.