XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Proyecto Belvedere: un innovador evento que juntará a escritores, profesionales y lectores de narrativas históricas en Madrid

El fin de semana del 24 y 25 de noviembre tendrá lugar en la Casa del Lector del Matadero de Madrid (Paseo de la Chopera, 14, Madrid) un interesante y diferente encuentro sobre novela histórica que pretende reunir a profesionales, escritores, especialistas y público en torno las narrativas históricas: Proyecto Belvedere. Una estupenda idea en la que participaré y que llena un vacío en nuestro país.

El creador y principal impulsor de este evento es el escritor León Arsenal, con el que charlo para que me dé más detalles sobre el evento.

¿Cuál es la intención de este encuentro?

 Proyecto Belvedere pretende romper moldes en el mejor de los sentidos. En el sentido de abrir nuevas ventanas a los profesionales, los especialistas y el público interesado en narrativa histórica. Los formatos de mesas redondas, aunque sean válidos en ocasiones, son un poco anticuados y buscamos otras fórmulas más colaborativas. Fruto de eso son los «coworkings» en los que los asistentes son a la vez ponentes y oyentes. También tratamos de ayudar a explorar nuevas posibilidades. Fruto de eso es la ponencia sobre Realidad Aumentada aplicada a los libros. El acto en el que el productor Manuel Cristóbal nos mostrará el proceso —más que complejo— de la elaboración de Buñuel en el laberinto de las tortugas, película de animación en la que Buñuel mismo se convierte en personaje de ficción. O el acto final, en el que presentaremos las principales apuestas de las editoriales para la campaña de Navidad, rompiendo con las tradicionales presentaciones de libros.

 ¿Para qué público va dirigido?

 El objetivo es amplio. Primariamente va dirigido a profesionales y especialistas. Y en segundo lugar a público en general interesado. No excluimos a nadie, faltaría más. Lo que ocurre es que el enfoque es para los profesionales y especialistas citados y el público que acuda tiene que entender que no son actos divulgativos, orientados para lectores, sino especializados. ¿Por qué? Porque consideramos que hay una carencia importante en esto. Los profesionales necesitamos también encuentros en los que podamos acceder a nuevos conocimientos, interaccionar entre nosotros. Un interés primario de Proyecto Belvedere es dar a los autores nuevos —no diremos jóvenes porque hay quienes se inician en la literatura con varias décadas a las espaldas— la oportunidad de interaccionar con los veteranos y, ¿por qué no?, de acceder a editores. De igual forma, también buscamos que esos editores y los responsables de prensa puedan interaccionar con blogueros y podcasters que, al fin y al cabo, son los nuevos prescriptores.

¿Por qué incluye la ficción y la no ficción histórica en este evento?

Porque ambos son parte de la narrativa: el ensayo divulgativo no deja de ser una forma de narración. Nada tiene que ver el ensayo divulgativo con el ensayo académico, que se ve obligado, como no podía ser menos, a seguir unos esquemas, unas pautas, a ser exhaustivo hasta el aburrimiento en la exposición de datos. El ensayo divulgativo ha de captar la atención del lector y no perder a este, si no es avezado en el tema. Por eso lo considero parte de la narrativa. En cuanto a la ficción, es obvio. La ficción histórica es uno de los puntales en España de la narrativa, junto con el género negro. Y, de hecho, hay un trasiego de los autores entre la ficción y el ensayo divulgativo, y no es nada raro que simultaneen ambos géneros, o subgéneros, o como lo queramos llamar. Yo mismo soy un ejemplo de ello.

 ¿Cómo valora el momento de las narrativas históricas en España, tanto ficción como divulgación? ¿Qué traerá el futuro?

 Vivimos un buen momento y, al mismo tiempo, un punto de crisis, entendido esto como una situación en la que las viejas fórmulas se están agotando y, de grado o a la fuerza, nos vemos obligados a buscar nuevos caminos. Y me explico: hemos vivido una época dorada en la que, por nuestro atraso en narrativa histórica, había muchas aventuras, peripecias, sucesos de nuestra fabulosa historia por contar, tanto en forma de ficción como de ensayo divulgativo. Pero eso ya se ha acabado, al menos en lo que a los grandes sucesos se refiere. Nos vemos obligados explorar otros campos. El futuro está abierto y ofrece muchas posibilidades. En ese sentido, Proyecto Belvedere trata y va a tratar en futuras ediciones de ayudar a autores y editores a explorar esas terras incognitas. No por casualidad hay toda una ponencia sobre Realidad Aumentada. Nadie puede afirmar cómo será el futuro pero, excepto que algo mejor lo sustituya, la Realidad Aumentada va a ser parte de nuestra realidad en los próximos años y, desde luego, la literatura no puede ni debe quedarse atrás.

Os dejo aquí el programa del evento:

Como podéis leer, participaré en dos charlas de este proyecto. Entre ellas un taller de comunicación para escritores (centrado en los de este género, que creo que será interesante).

Los comentarios están cerrados.