XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Tres novelas españolas que mezclan el terror y lo fantástico con la ambientación histórica

Fotograma de la película francesa ‘El pacto de los lobos’.

Que lo fantástico y lo histórico (literariamente) son dos géneros intrincados no admite mucha discusión (lo siento, puristas). Tolkien, Abercrombie, Negrete, Martin y muchos más autores y autoras de género han formado sus universos fantásticos basándose en referencias históricas, unas veces más visibles, otras menos. Y pocos son los que niegan la influencia que, por ejemplo, la saga fantástica de Canción de hielo y fuego ha tenido en las novelas históricas de los últimos años. Son muchas las conexiones entre ellos. Y eso sin entrar a valorar si no se podrían tildar de ‘fantásticas’ -sin ánimo peyorativo- algunas tramas sin elementos sobrenaturales del género histórico.

Sin embargo, también hay otro enlace que a mi me resulta tremendamente sugerente: mezclar lo fantástico en una novela de ambientación histórica. Si está bien hecho, el resultado suele funcionar.

Hoy os traigo tres novelas que juegan a eso, pero más precisamente con elementos cercanos a la literatura de terror. Una idea que creo que está aún por explotar.

La primera es una pequeña joya. Las tres muertes de Fermín Salvochea (Roca Editorial, 2017), es una novela-cañonazo contra el sector carca y purista de los géneros literarios y los nichos cerrados. Su autor, el gaditano Jesús Cañadas, coge la figura histórica de Fermín Salvochea, mítico alcalde anarquista de Cádiz en el siglo XIX, y lo eleva como héroe fantástico de historia de terror. Reconstruye el Cádiz de finales del siglo XIX y principios del XX de forma convincente (incluso lingüísticamente recurriendo a expresiones y giros locales) a la par que, sin que chirrie, lo metamorfosea en un territorio mítico, lleno de imaginación y horrores varios. Todo eso funciona, la atmósfera, el ambiente, sí, pero es que además es una deliciosa historia de terror y aventuras de chicos de barrio (¿una especie de It del siglo XIX?), de descubrimiento y salto a la edad adulta, de enfrentamiento con la figura del padre. Y qué narices, que engancha y es muy entretenida.

Un pastiche apabullante que funciona en todos los niveles que se propone: como novela fantástica y de terror, como reconstrucción histórica, como novela de aventuras, como historia juvenil y de salto a la madurez… Cañadas ha metido en su minipimer literaria un montón de ingredientes dispares y le ha salido un cóctel irresistible. Alguien podría decir que intenta emular modelos anglosajones del tipo Abraham Lincoln, cazador de vampiros, pero el resultado es tan propio, tan hispánico y gaditano, que adelanta sin demasiados problemas a esos referentes.

Esa mezcolanza -pero con un resultado menos espectacular- también lo encontramos en Caen estrellas fugaces (Suma de Letras, 2017) de los guionistas Jose Gil Romero y Goretti Irisarri. Una trepidante historia llena de espiritistas, sociedades secretas y sucesos paranormales en el Madrid isabelino. De ritmo muy cinematográfico, los autores no dan tregua al lector en un recorrido por un Madrid de extraña atmósfera gótica -construido en base a hechos reales- y del que se intuye que habrá secuela.

La última novela de la que os hablo hoy se aleja del siglo XIX bastante. Con La caída del águila (Medea Ediciones, 2006) -recomendada por el editor de la excelente colección Frontera de Valdemar, librero y gurú de la novela de aventuras Alfredo Lara-, el escritor J.S. Charles (seudónimo de Juan Carlos Sánchez Clemares) nos traslada a la terrible carnicería de Teutoburgo, donde las legiones romanas de Augusto están siendo masacradas por los germanos. Un grupo de soldados romanos aceptan la propuesta de un auxiliar germano: huir a toda prisa por una zona donde el enemigo no los perseguirá. Arrancará así un viaje macabro por bosques oscuros y sagrados, llenos de leyendas, dioses, demonios y brujas que se harán realidad para los desventurados romanos. Terror puro, espada y brujería de toda la vida, con una de legionarios romanos huyendo, gladio en mano, para salvar su vida. Muy entretenida y con alguna sorpresa interesante final.

Y vosotros, ¿habéis leído alguna de estas novelas? ¿Conocéis otras similares que queráis compartir?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

2 comentarios

  1. Dice ser Caradoc

    Que tres propuestas tan interesantes! La verdad es que cuando hay imaginación y buen trabajo, no importa la mezcolanza de géneros (siempre y cuando al autor no le de por vender lo que ha escrito como “la verdad” jeje). Por cierto, ya ha llegado diciembre, y echo de menos el artículo que nos suele hablar de las novedades de ficción y no-ficción que llegan con el mes. 😉

    08 diciembre 2017 | 08:45

  2. xx-siglos

    Gracias Caradoc¡ Pues tienes toda la razón: diciembre y agosto son los dos únicos meses en los que no hago esas entradas, porque son dos meses con muy poquitas novedades (las hay, pero escasas). Aunque ya veo que los echáis de menos Abrazo¡

    08 diciembre 2017 | 09:11

Los comentarios están cerrados.