BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Siete escritores que llegaron a la novela histórica en 2016 y a los que habrá que seguir en el futuro

PIXABAY

Tras hablaros de las mejores novelas históricas del año para mi gabinete de expertos, hoy sigo con mis resúmenes del año y os destaco autores y autoras que debutaron en la novela histórica en el año 2016 y a los que habrá que seguir en el futuro, visto el resultado de su ópera prima. Si lo lógico es mejorar el resultado de una primera novela (aunque no siempre ocurre), tendremos que tener un ojo puesto en…

Álvaro Arbina (Vitoria, 1990)

Este joven arquitecto de Vitoria ha sido, sin duda, una de las sensaciones del año con La mujer del reloj (Ediciones B). Cinco ediciones y que muchos conocedores del género la hayan señalado como novela del año es buena prueba de que este thriller de aventuras ambientado en la Guerra de Independencia da para mucho. Conocí al autor en Úbeda y pude charlar con él. Además de ser un tipo interesante y encantador, me habló de su próximo proyecto y promete, mucho. Atentos a él.

 

 


Emilio Lara (Jaén, 1968)

Brutal debut también el de Lara con La cofradía de la Armada Invencible (Edhasa), otra de las que sale citada repetidamente cuando se pregunta por la mejor novela de género del año. Un autor que tiene las ideas sobre ficción histórica muy claras y que, ojalá, confirme en próximas obras las buenas impresiones vistas en esta obra.

 

 

 


Maribel Carvajal (Calamonte, Badajoz, 1970)

Es difícil debutar hoy en día con un novelón histórico de casi 1.000 páginas, pero Carvajal no sólo ha logrado que una editorial como Kailas apostara por La ciudad de los libros prohibidos (2016) sino que además ha logrado llevar a buen puerto una obra muy compleja sobre el mundo romano ambientada en Emérita Augusta. La duda es, si después de tan larga novela, será sólo el fruto de una vida de trabajo o quizá la autora nos tiene preparadas más sorpresas para el futuro.

 

 


Vic Echegoyen (Madrid, 1969)

Echegoyen, proveniente de una familia de escritores, llegó a nuestro género este otoño con El lirio de fuego (Ediciones B), una deliciosa novela a mitad de camino entre ficción histórica y homenaje a las obras de Dumas. Leemos en su biografía que le apasiona escribir relatos ambientados en la Edad Media, el Barroco y la Ilustración, así que, seguramente, volveremos a saber de ella.

 

 

 


 

José Manuel Aparicio (Bilbao, 1975)

Ya hemos hablado aquí del autor de Banderizos (Roca Editorial, 2016), novela ganadora del VI premio Ciudad de Úbeda. Y ya os destaqué la brutal forma de narrar batallas y pasajes violentos de este autor vasco ( y él nos explicó cómo lo hacía). Como sé, de buena tinta, que ya está trabajando en otra novela histórica, a Aparicio ya le ponemos en seguimiento, a la espera de ver su próxima obra. Por favor, que tenga batallas.

 

 

 


Stephanie Storey (EE UU)

Otro arranque literario de los que dejan poso. Cuando reseñé su Leonardo y Miguel Ángel (Pàmies) ya os comenté lo difícil que me parecía encarnar de manera emocional y verosímil a dos genios del arte como ellos. Y Storey lo hace de tal manera que parece fácil. Como la autora es una apasionada de la historia del arte, ¿habrá más mezcla de histórico y arte?

 

 

 


Almudena Villegas (Córdoba, 1964)

Bien conocida por  su labora en el mundo de la nutrición y la gastronomía, esta historiadora ha debutado este 2016 con Triclinium, una novela deliciosa, en varios sentidos, centrada en la vida del gastrónomo romano Apicio (hace unas semanas ella escribió aquí un interesante artículo sobre gastronomía de la Antigua Roma). Y no le ha ido mal: esta semana se ha sabido que ha ganado el Gourmand World Cookbook Awards, galardón que se concede a la mejor novela gastronómica del año en España. Por pedir al futuro, ¿estamos ante una novelista que se especializará en ficcionar la historia de la gastronomía? Podría ser muy interesante. Y delicioso.

¿Qué os parece esta selección? ¿Añadiríais algún debutante del 2016 más al que debamos seguir en el futuro?

Puedes seguirme en Facebook, Twitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

1 comentario

  1. Dice ser Héctor Tilla

    Llamar a escritores que escriben novelas ‘basadas en hechos históricos’, escritores de novela histórica. Es como llamar a un jamelgo potro alazán.

    29 diciembre 2016 | 18:25

Los comentarios están cerrados.