BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Ben-Hur: ¿Por qué no das una oportunidad a la novela original? (un clásico al mes)

Fotograma de 'Ben-Hur' (PARAMOUNT)

Fotograma de ‘Ben-Hur’ (PARAMOUNT)

Este viernes llega a la cartelera la tercera adaptación cinematográfica en menos de un siglo (las anteriores fueron de 1925 y 1959) de la novela Ben-Hur, del estadounidense Lewis Wallace. La que todos conocemos es la majestuosa superproducción protagonizada por Charlton Heston a la que, viendo el tráiler, mucho vamos a echar de menos al compararla con ésta que nos llega del siglo XXI. No pinta muy bien, la verdad, y nuestro compañero Carles Rull ya nos contaba hace unos días que en EE UU había sido un fracaso. Recuerdo haber leído hace poco en no sé qué medio digital que lo calificaban, juguetón, como “un desastre de proporciones bíblicas”.

Seguramente este remake, parece que innecesario, viene por la nueva pujanza del llamado ‘cine cristiano’ que hay en Hollywood. A eso, seguramente, responde la afirmación de sus creadores de que esta versión es “más fiel” a la obra literaria. Así que, si me permitís, aprovecho la ocasión para hablaros de la novela y preguntar… visto que la peli no tiene buena pinta ¿por qué no dar una oportunidad al libro? Ya la cité cuando os hablé de novelas históricas con Oscar bajo el brazo (o la cubierta).

Antes de continuar, hay que hacer dos advertencias sobre esta novela que en EE UU es considerada como un auténtico clásico del género. La primera es que está publicado en 1880. Y la segunda tiene que ver con su marcado carácter religioso y, en concreto, cristiano. En realidad el título original es Ben-Hur. A tale of the Christ (Un cuento de Cristo), que en mi edición en castellano lo han traducido como Una historia de los tiempos de Cristo (Ben-Hur, Edhasa, 2012, traducción de Manuel Serrat Crespo).

¿De qué va Ben-Hur? Es la historia de un príncipe judío Judá Ben-Hur, amigo de la infancia del romano Messala, que, en un accidente, tira un ladrillo (creo recordar que en la película del 59 era un teja) sobre la orgullosa testa del procurador romano de Judea. En represalia, los romanos asaltan su casa, encarcelan a su madre y hermana, les embargan sus bienes y él es enviado a galeras.

Como os decía, el ser una novela del siglo XIX y su carácter marcadamente cristiano pueden sorprender a más de un lector del siglo XXI. Un primer ejemplo: Wallace (militar, político y embajador de su país en el Imperio Otomano) se marca cien páginas contando la historia de los tres reyes magos antes de presentarnos al bueno de Ben-Hur -cierto es, que Baltasar y su hija tendrá un considerable peso en la trama posterior-.  Además en esta ficción, los judíos y cristianos son estupendos y los romanos unos bárbaros. Nos lo dice, por ejemplo, la propia madre del protagonista…

“Para las excelencias de los otros pueblos, el egocentrismo del romano es una coraza, impenetrable como el peso de su armadura ¡Ah, esos saqueadores implacables! Bajo sus pisadas, la tierra tiembla como un suelo azotado a latigazos” (pag. 133)

O Iras, la hija de Baltasar…

“No quiero compasión y lágrimas. Dile que al fin he descubierto que ser romano equivale a ser un bruto” (pag. 633).

Fotograma de la 'Ben-Hur' de 1969 (MGM)

Fotograma de la ‘Ben-Hur’ de 1959 (MGM)

Parece que, hasta ahora os estoy disuadiendo de leerlo, pero no. Además de esas dos aspectos que os comentaba (que implican algunas cosas sorprendentes como un gladiador “normando” y mucha fe cristiana), tenemos entre manos una notable novela de peripecias con algunos parlamentos interesantes y bien escritos. Tiene un cierto aire anticuado, pero, a la vez, encanto. En ella, encontramos una batalla naval con piratas, la célebre carrera de cuadrigas, triángulos amorosos y hasta una pelea a puñetazos con un gladiador. Todas ellas peripecias de la vida de Judá en su aventura, paralela a la vida de Jesús de Nazaret y al nacimiento del cristianismo (tema real de la novela), en pos de venganza contra Messala y los romanos, la búsqueda de su familia y, finalmente, de una fe nueva. Venganza, perdón, traición, amor… Los temas clásicos que llevan siglos triunfando entre los lectores.

Una novela para que los que disfrutéis los clásicos, pero que los demás os podéis tomar como una lectura experimental. Quizá, hasta os sorprenda.

Y si, a pesar de todo, preferís ver la película; os recomendaría ver la de 1959 que es una gozada, aunque bastante diferente argumentalmente a la novela. Y si vais a ver la nueva, pasad por aquí a contarnos qué os parecido, a ver si se cumplen los malos presagios o resulta una grata sorpresa.

¿Habéis leído Ben-Hur? ¿Qué os pareció?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en Facebook, Twitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

 

12 comentarios

  1. Dice ser Lola

    Hola, no he leído la novela, pero la verdad es que voy a buscarla. En cuanto a la película de 1959, está entre mis predilectas y sinceramente no pienso gastarme ni un céntimo en ver la nueva, ya esperaré a que la pasen en tv.

    02 septiembre 2016 | 09:50

  2. Dice ser yomismo

    Dudo mucho que los analfabetos funcionales que escriben aqui tengan nivel como para leer una novela de estas

    02 septiembre 2016 | 10:15

  3. Dice ser Cide Hamete

    Buenos días.

    No es una novela para todos los públicos, como bien explicas fue escrita en el s. XIX y para la mentalidad de los jóvenes de hoy día es muy rara.

    Necesita un montón de dedicación, no es una novela para leerla con la tele de fondo sino que hay que prestar mucha atención para no perderse en los meandros de la narración.

    No se le recomendaría a aquellos seguidores de Harry Potter o La Catedral del mar. Es para gente un poco más exigente

    02 septiembre 2016 | 11:00

  4. Dice ser yosoy

    Muy buen articulo, lo he leído pensando en la película y me ha gustado mucho la narración y el contenido.

    02 septiembre 2016 | 11:26

  5. Dice ser F.Ángel

    Pues no he leído la novela; pero sí que leí su adaptación al comic.

    Hubo un verano en un campamento en que un chico se llevó varios comics; pero comics “serios” no comics tipo Mortadelo y Filemón.

    Entre ellos se encontraba Ben-Hur, y, aunque en algunos puntos difería de la película, recuerdo que sí que aparecía Baltasar, la verdad es que era una adaptación muy buena y entretenida de leer.

    Respecto a la película, como la mayoría solo he visto la de 1959, y no termino de entender el remake; pero bueno, ni es la primera ni será la última película de la que hagan un remake…

    02 septiembre 2016 | 11:35

  6. Dice ser Turulato

    He visto la película del 59, extraordinaria, no una ni dos, creo que cinco veces por lo menos, pero me has convencido, el próximo libro que lea será este por supuesto, tengo mucha curiosidad, seguro que me encanta

    02 septiembre 2016 | 12:12

  7. Dice ser Sebas191

    Seguro que era un remake innecesario, pero Holliwood es así, o copia o no hay nada de imaginación, excepto alguna excepción. Por cierto, el pie de foto tiene un error, la peli es de 1959, no de 1969 😉

    02 septiembre 2016 | 12:12

  8. xx-siglos

    OOOps gracias #Sebas191 por el aviso, me bailó el número.

    02 septiembre 2016 | 12:13

  9. Dice ser VICTRIX

    Leí la novela hace ya bastantes años. La primera parte (cuando narra la historia de los Reyes Magos) me pareció un auténtico tostón. Pero cuano ya comienza la historia de Ben Hurt no quede defraudada. Me gustó mucho. Tala vez sea hora de releerla.

    02 septiembre 2016 | 14:00

  10. Dice ser voyance gratuite

    Bravo ! Votre blog est l’un des meilleurs que j’ai vu !

    02 septiembre 2016 | 14:46

  11. Dice ser Sociólogo Astral

    Yo ya no leer la novela sino que aun estoy intentando comprender que año será el XIX, una quiniela.

    02 septiembre 2016 | 23:08

  12. He visto incluso la más antigua, la de Novarro como Ben-Hur…La de W. Wilder, para mí, entra en el mejor cine épico, pero la novela del militar Wallace entraba en lo romántico, fundamentalista cristiano (anti romano, por ejemplo: Fabiola, Quo Vaids, et) y daba para poco que no fuera propaganda vaticana, aunque mucho jugo sacó el maestro Wilder del asunto, muuuucho. Concedamos a este remarque una oportunidad, en la crítica del “País” se la otorgan, por más que segundas o terceras partes no suelen ser recomendables. Como me encanta lo de romanos…pues se la concedo, al parecer es divertida, es otra cosa.

    04 septiembre 2016 | 17:04

Los comentarios están cerrados.