BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Historias reales de la Segunda Guerra Mundial que se leen como novelas bélicas

Fotograma de la serie ‘Hermanos de sangre’.

A ver, reclutas, comprueben sus armas, sus paracaídas y sus equipos. Sí, lo habéis adivinado. Hoy saltamos sobre la Segunda Guerra Mundial. La diferencia es que, al contrario de como suele ser habitual en este blog, no vamos a utilizar novelas (ficción), sino historias reales. Que sí, que se leen como novelas bélicas, pero son reales.

La casualidad ha querido que en los últimos meses haya leído dos libros, contados (uno con ayuda y otro sin ella) por sus protagonistas de varios eventos de combate durante aquel sangriento conflicto.

bastardosEl primero fue Los trece malditos bastardos (Plataforma, 2015), de Richard Killblane y el protagonista de la historia Jake McNiece. Es la historia de la sección de demolición y sabotaje del 506 regimiento Paracaidista de la 101ª División Aerotransportada (la de Hermanos de Sangre, para entendernos todos). La historia sigue su historia desde su entrenamiento, su campaña en Europa e incluso sus relaciones después de la guerra. Este equipo estaba formado por lo más indisciplinado del ejército, gente levantisca y pendenciera que acaban todos en este grupo, liderados quizá por el más exagerado de todos ellos, el tal McNiece. La historia se lee bien (esta escrita como si McNiece la contara de forma oral) y cubre hechos muy parecidos a las del libro y la serie Hermanos de Sangre (el Día D, la invasión de Holanda, las Ardenas…). Eso sí, al leer me preguntaba, y si estos hombres indisciplinados, violentos hubieran sido alemanes… ¿sería considerados como héroes o como la peor ralea de soldados?

—La paga no tiene demasiada importancia para mí —reconocí—. Déjame saltar donde haya dinero y yo me conseguiré mi paga.

Como hombres de demolición, hacíamos saltar por los aires todas las cajas fuertes que encontrábamos por el camino.

Aún así, me parece un buen relato de combatientes, aunque me habría gustado ver más introspección psicológica, que estos batalladores contarán qué sentían o sintieron después. Ah, claro, son tan famosos porque su historia (distorsionada) inspiró películas como Doce del patíbulo o Malditos bastardos.

generalEl otro libro es Secuestrar a un general (Almuzara, 2015), el relato de la operación Kreipe (el secuestro de un general alemán en la isla de Creta en 1944) por parte de uno de los comandos británicos que participaron, que luego fue reputado escritor, Patrick Leigh Fermor. Y que sea escritor se nota, porque está muy bien relatado y lleno de detalles y sensibilidad (obviamente más que el anterior, que es rollo tipos duros y salvajes). Y realismo, porque Leigh Fermor relata con bastante claridad una gran operación como esa, aunque reconozca que prácticamente no tuviera impacto en la historia del conflicto. Es un relato muy interesante para ver cómo era la vida en la Creta ocupada y, gracias también a los informes de Fermor que están incluidos en el libro, se puede hacer uno la idea de cómo era la vida de un miembro del Servicio británico de Operaciones Especiales tras las líneas enemigas.

Leyéndolo me daba la sensación de que la operación Kreipe (secuestrar a un general alemán en su territorio y sacarlo de la isla) tuvo éxito en gran parte por lo que llamaríamos vulgarmente “mucha potra”.  Esta fue una de las, probablemente, operaciones secretas más ‘literarias’ de la guerra pues otro de los comandos en acción, W. Stanley Moss la narró en su obra Mal encuentro a la luz de la luna (Acantilado, 2014).

Lo dicho, dos (o tres) títulos recomendables para los que quieran acercarse a vivencias reales de la Segunda Guerra Mundial pero narradas como si novelas se trataran.

¡Buenas lecturas!

Si te ha gustado esta entrada, también te gustará…

 

3 comentarios

  1. Dice ser tontolaba

    Me pasma como los anglosajones convierten en héroes a su chusma saqueadora a base de demonizar al prójimo. Esas mismas conductas que se ven heróicas cuando las cuenta y protagoniza un anglosajón se tornan en canallescas cuando el perpretador es ajeno.

    Cuantas esclavas sexuales hicieron en el pacífico los aliados y cuantos saqueos, sin embargo esas mismas fechorías ocurridas cinco siglos antes, siendo igual de injustificables, son demonizadas cuando el ejecutor es íbero o germano?

    26 Mayo 2016 | 13:13

  2. Dice ser David

    yo recomiendo “Mi casco por almohada” y “Diario de un Marine”

    26 Mayo 2016 | 13:23

  3. Dice ser Casandra

    Sven Hassel

    Sven Hassel (n. Frederiksborg, Dinamarca; 19 de abril de 1917 – f. Barcelona, España; 21 de septiembre de 2012)2 es el seudónimo del escritor danés Børge Willy Redsted Pedersen. Sus padres fueron el molinero danes Peder Oluf Pedersen y su esposa Maren Hansine Andersen.1 Más tarde como autor se utilizó el seudónimo de Sven Hassel.

    iografía[editar]
    La crisis generalizada de 1930 le obliga a emigrar a Alemania en busca de trabajo. En 1931, a los 14 años de edad, se enrola en la marina mercante como mozo de cabina, dando la vuelta al mundo. En 1937 se alista en el ejército alemán y es destinado al 7.º Regimiento de Caballería, donde se le obliga a nacionalizarse para permanecer en filas. En cuanto lo hace, es destinado al 2.º Regimiento de Carros de Combate en Eisenach, con el que participó en 1939 en la invasión de Polonia, apareciendo así De Fordometes Legion (La Legión de los Condenados), en 1953.

    En 1957 una enfermedad que contrajo durante la guerra (fiebre caucásica) le postra en cama durante casi dos años. Al recuperarse continúa escribiendo sus novelas. A primeros de 1964 se muda a Barcelona, donde residió hasta su fallecimiento, adoptando la nacionalidad española. Afirmó que el objetivo de su toda su obra era mostrar a la juventud lo horrible de la guerra3

    En total de sus obras han vendido unos 53 millones de ejemplares, con traducción a 25 idiomas.

    Bibliografía[editar]
    La legión de los condenados (1953)
    Los panzers de la muerte (1958) ; esta novela fue llevada al cine en 1987 por Panorama Films International bajo los títulos en inglés Wheels of Terror o The Misfit Brigade (la película fue filmada en Belgrado, Yugoslavia)
    Camaradas del frente (1960)
    Batallón de castigo (1962)
    Monte Cassino (1963)
    Gestapo (1963)
    ¡Liquidad París! (1967)
    General SS (1969)
    Comando «Reichsführer» Himmler (1971)
    Los vi morir (1975)
    La ruta sangrienta (1977)
    Ejecución (1979)
    Prisión GPU (1981)
    El comisario (1985)
    La gloriosa derrota (Póstuma. Prevista su publicación en 2013 en Dinamarca y Suecia. Sin fecha para España)

    26 Mayo 2016 | 14:11

Los comentarios están cerrados.