BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Adiós a Umberto Eco, creador de Guillermo de Baskerville y Adso de Melk

5566_38251

Leo que ayer murió el escritor y filósofo Umberto Eco en Milán y me viene a la mente una de sus novelas. En estos días, se va a hablar mucho de sus facetas como pensador y semiólogo, de su obra como escritor… Y desde aquí, es obligado hablar de su novela más famosa El nombre de la rosa. Obra además, que creo que ha sido una de las más influyentes en el género en los últimos 40 años. ¿¡Qué escritor no ha pensado en ella a la hora de afrontar una novela histórica con suspense o algo relacionado con los religiosos medievales!?

EH418197Tenía previsto iniciar en el mes de marzo una nueva sección en el blog llamada Detectives de la Historia y hablar de novelas negras ambientadas en épocas históricas o que investigaran hechos históricos. Una de ellas, ya la tenía anotada, era El nombre de la rosa.

He leído en algunos sitios que esta novela es un poco el arranque de cierta moda de cruzar el suspense y lo histórico. Estoy de acuerdo a medias. Probablemente fue su éxito mayúsculo el que impulsó esa mezcla, pero no fue el arranque. Aunque sean novelas incomparables (y muy inferiores en todo), cuando Eco publica esta novela en 1980, por poner un ejemplo, Ellis Peters ya llevaba tres novelas de su Fray Cadfael.

En cualquier caso, El nombre de la rosa es mágica: es una novela negra, es una novela histórica, es una novela pensamiento y es algo más. El autor nos adentra de la mano de una peculiar pareja de detectives deudora de Sherlok Holmes y el doctor Watson (Guillermo de Baskerville y Adso de Melk) que llegan a una abadía en los Apeninos italianos para participar en una enconada disputa teológica que intenta discernir si las prácticas de pobreza que predican los frailes franciscanos son una herejía. En medio del tenso encuentro, varios religiosos aparecen muertos, parece que siguiendo un pasaje del Apocalipsis.

Para mí, como lector, el mayor encanto de esta novela es el juego que establece entre los distintos niveles de lectura que posee. Es, en un parte más exterior, una novela criminal, donde un investigador persigue a un asesino en serie. Es una novela histórica bien trabajada, llena de latines y explicaciones sobre la vida monástica, religiosa y teológica del siglo XIV. También es una novela filosófica (donde San Agustín, Aristóteles y otros pensadores están muy presentes) y de ideas, donde el racionalismo y el fanatismo se enfrentan de varias formas, pero sobre toda en ese duelo entre protagonista-antagonista que mantienen Guillermo de Baskerville y el fraile español Jorge de Burgos. Del mismo modo, también es una novela con grandes (y conscientes) anacronismos como la propia manera de actuar de Barskerville (completamente deductivo). Es en el fondo una gran novela juego, donde el lector decide hasta que nivel quiere o puede llegar. Es una novela de géneros, donde Eco rompe a placer los cánones de todos.

Aún así, creo que es una novela detectivesca porque su objetivo siempre es llegar a la verdad, aunque esa búsqueda se transforme en algo más profundo, más metafísico.

La novela fue un exitazo, a nivel popular y crítico. A mi es una lectura que me fascinó hace bastantes años y a la que debo una nueva visita. En cualquier caso, no es una lectura tan fácil como muchos aseguran. No, es una lectura placentera, interesante, que atrapa, pero que requiere cierto sosiego, cierto deleite y reflexión. Del mismo modo, como decíamos, a su estela se han escrito muchas novelas con monjes detectives en la Edad Media. Sin embargo, creo que ninguna ha alcanzado el nivel de la de Eco. No han pasado de ser más o menos amenas novelas de género. Por algo, la cantidad de referencias, homenajes, citas es tal, que tanto Eco como otros críticos y académicos le han dedicado abundante literatura y estudios.

También la novela tuvo una notable adaptación cinematográfica dirigida por Jean-Jacques Annaud con Sean Connery y Christian Slater. Digo notable porque, a pesar de que muchos piensen lo contrario, es una película que se ve bien y se ajusta lo necesario a la obra. Sí, le falta mucho. Pero ¿alguien pensaba que en una película pudieran tratarse la mayoría de los elementos del gigante potaje (perdonadme la comparación) que había preparado Eco?

Así que desde aquí, mi despedida al padre de Guillermo de Baskerville y su joven narrador, Adso de Melk (y su ansia de vida). Aunque no es su única novela… ¿por qué no aprovechamos esta despedida para darle una oportunidad o una relectura a El nombre de la rosa?

¡Buenas lecturas!

Si te ha gustado esta entrada, también te gustará…

 

8 comentarios

  1. Edu Casado

    Esa sección de ‘Detectives de la historia’ tiene pintaza… en ese subgénero están algunas de mis lecturas favoritas

    20 Febrero 2016 | 17:03

  2. Dice ser Xx-siglos

    Pues espero no defraudarte Edu… estoy preparando una burn selección de autores y temas… Veremos qué tal sale!

    20 Febrero 2016 | 20:24

  3. Dice ser G.P.V.

    Adiós al gran Umberto Eco, un autor de los pies a la cabeza. Voy a leer las recomendaciones que sugieres.
    ¡Un saludo!

    21 Febrero 2016 | 22:53

  4. Dice ser Rosa M. Flores

    Es la primera vez que te leo, (Buscando información sobre la muerte de Umberto Eco) te encontré, suena muy interesante sobre un futuro blog Sobre Detectives de la historia, me gustaría estar informada por dónde conseguir vía red este blog, cuando decidas lanzarte, desde Venezuela un saludo y felicitaciones por el artículo bien resumido mi Twitter : @floresvmorella

    22 Febrero 2016 | 01:23

  5. Dice ser Malaquías

    Gran perdida para los fans de “El nombre de la rosa”.
    Muchos conocimos la obra de Umberto Eco gracias al videojuego “La abadía del crimen”. La trama nos atrapó de tal forma que nos empujó a buscar información sobre la novela y la película.
    En breve se publicará de forma totalmente gratuita “La badía del crimen extemsum”, que nos pondrá en la piel de Guillermo de Baskerville @AbadiaExtensum

    22 Febrero 2016 | 10:08

  6. Dice ser LuzZz

    ¡Vaya! ¡Qué inicio de 2016 llevamos! Descanse en paz, gran autor…

    23 Febrero 2016 | 02:51

  7. Dice ser LuzZz

    Sobre el nombre de la rosa, he de reconocer que en su momento me cautivó a pesar de no ser cristiano por vocación en otras religiones… Pero en la discusión sobre la risa, he recordado otra película muy antigua que ví en mi época infantil (antes de declarar que no volvería a pisar una iglesia cristiana católica más que por afán histórico/arqueológico en plan visita cultural allá por los 6 o 7 años de edad, promesa que he cumplido a rajatabla…), esta película se llama “”Hermano Sol y Hermana Luna” y trata del nacimiento de la orden franciscana y de la de las clarisas, película un tanto romanticona sesentera típica de hippy que se estilaba en los años 60’s, que era justo el momento…
    También como ávido lector en mi infancia de toda la serie de Agatha Christie que cayó por mis manos, siempre me resultó curioso, o al menos que sería interesante de saber en qué se basaban los inquisidores para averigüar si alguien era realmente una bruja, o simplemente tenía enemigos que le tenían celos o cosas similares. Por otro lado, los afanes detectivescos en monjes cristianos no es nuevo: ellos modelaron lo que es el cristianismo seleccionado cuándo un evangelio tenía que ser apócrifo o no, según la intención, o incluso cosas tan interesantes como haber salvado al mismísimo Popol Vul indígena, o vaya uno a saber qué libros, o qué informaciones de otras culturas… No imagino la cantidad de tesoros que deben de existir en las bibliotecas personales, secretas o no del Vaticano…
    Tendría que ser un lujo leer las cosas que seguro que hay…
    Una de mis pasiones que ya no puedo, pero ahí queda son los libros antiguos, como en la cantidad de libros de todo tipo que se encontraron en el norte de China, en las cuevas de Dun Huang, que se conservaron perfectamente, pero que si los occidentales no hubieran saqueado, los chinos comunistas lo hubieran quemado todo… Pero existían incluso escritos cristianos, musulmanes, hindúes, de ciencias, etc. = absolutamente fascinante…
    Pero tal vez usaron el afán detectivesco ya que no podían tener vida marital ni social fuera de su comunidad, algunas cosas fueron brutales como con la inquisición o cómo asesinaron a los cátaros y otros eventos, a cómo salvaron escritos de otras culturas para la posteridad, sean imparciales o no (generalmente no).
    Espero que la nueva sección tenga mucho éxito.

    23 Febrero 2016 | 03:18

  8. Dice ser LuzZz

    ¡ah, pido disculpas porque pues no! metí la pata, no era de los 0’s, sino de los 70’s, pero vaya, que todavía se respiraba todo lo de los hippies y con la naturaleza, las flores y demás cosas muy bucólicas todas ellas…

    23 Febrero 2016 | 03:27

Los comentarios están cerrados.