20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘watch dogs’

‘Watch Dogs’ y el problema de la narrativa

¿Qué le ha pasado a Watch Dogs para que haya pasado de ser la gran esperanza de la nueva generación, el juego que le hizo a Ubisoft “ganar” un E3, a uno de los lanzamientos más decepcionantes de 2014? No voy a dramatizar, no es un juego horroroso, es largo y puede ser divertido, pero está muy lejos de lo que se esperaba de él.

Los recortes gráficos cayeron sobre nosotros como un jarro de agua fría y las poco pulidas versiones de Xbox 360 y PlayStation 3 no merecen precisamente halagos, pero estas son las críticas sencillas, las que se pueden hacer a simple vista, sin profundizar demasiado en el juego.

watchdogswww

En mi opinión hay un problema mucho más grave que, a diferencia de los fallos técnicos, sí afecta directamente a la diversión: la narrativa. Watch Dogs está muy lejos de tener una trama profunda y emocionante, no hay un desarrollo atractivo hilado mediante personajes interesantes y carismáticos. A la historia le falta gancho. Las misiones se suceden, a menudo de forma monótona, sin que el trasfondo nos importe demasiado. No me disgusta Aiden Pearce, pero tampoco quedará grabado en mi recuerdo como un personaje protagonista memorable.

El problema de la narrativa es relativo. Un videojuego no tiene por qué contar nada. Pac-Man no relataba ninguna historia, ni el Tetris ni Minecraft. Los medios de expresión no tienen por qué adquirir necesariamente una estructura narrativa –en literatura existe la poesía, hay cine experimental…–, pero lo cierto es que la industria del entretenimiento ha convertido el relato en un estándar y la inmensa mayoría de libros, películas y videojuegos cuentan historias.

Watch-Dogs-5225

Watch Dogs no abandona esa premisa, quiere contarnos algo. No es un experimento de laborotorio, no es un sand box inmenso en el que podamos hacer el cabra a lo Goat Simulator pero con la posibilidad de hackear una ciudad entera sin mayores objetivos. No, el título de Ubi obedece a unos cánones tradicionales y no lo hace todo lo bien que debería. No logra destacar.

¿Por qué Bioshock Infinite, aun siendo menos interesante a nivel jugable que el Bioshock original, caló en la gente más de lo que lo ha hecho Watch Dogs? Porque es una maravilla narrativa, que te atrapa incluso cuando flaquea algún otro elemento. ¿Qué más da que se repitan rutinas de acción cuando todo a tu alrededor es apabullante, cuando hasta el más mínimo detalle te está contando algo de ese universo? Esa parte es tan buena, que compensa cualquier carencia, hace que la olvides si es que existe.

Otros ejemplos de excelencia narrativa son The Last of Us, de un nivel cinematográfico sin precedentes y los títulos de Quantic Dream, muy especialmente Heavy Rain, donde la forma de contar las cosas es tan atractiva que casi no vemos los engañosos trucos usados por el señor Cage para atraparnos y atarnos a las tinieblas.

Con un poco de suerte, Ubisoft habrá aprendido la lección como hizo con Assassin’s Creed, otro hype reducido a pufo que sirvió de piedra de toque para una excelente segunda parte que subsanaba la mayor parte de los criticados errores del original. Si se repite la historia, Watch Dogs 2 podría ser un juego muy a tener en cuenta.

El año que Ubisoft ganó el E3

Todos los años, tras las conferencias de las tres grandes compañías (Microsoft, Sony y Nintendo), es habitual discutir sobre quién “ha ganado” el E3. Es una tradición. Sin embargo, en esta ocasión se ha producido algo curioso: debido al bajo nivel que han demostrado las first parties, casi todo el mundo está de acuerdo en que las ganadoras, las que han mostrado material más suculento, han sido las third parties, muy especialmente Ubisoft, que se ha convertido sin que nadie lo esperase —yo creo que ni ellos mismos se lo creen— en la gran revelación de la feria.

Son varios los factores que han llevado a esta unanimidad a favor de Ubisoft:

– Las decepciones de las first parties: Aunque con perspectiva no parece tan decepcionante, la conferencia de Microsoft no fue arrolladora. Tuvo momentos buenos, sí, pero casi siempre protagonizados por otras compañías. El contenido propio potente quedó limitado a Halo 4 y un par de teasers. La charla de Sony mantuvo un nivel correcto con un único punto brillante, cuando se mostró The Last of Us, ya que de Beyond tan solo enseñaron una cinemática (aun así, ahora mismo diría que de las tres grandes fue la más solvente). La conferencia de Nintendo… fue un desastre.

– Ubisoft se coló en todas las conferencias: La compañía gala no solo fue capaz de elaborar una gala amena e interesante sino que se convirtió en la estrella invitada de todas las demás. En la conferencia de Microsoft mostró una buena cantidad de suculento contenido in game de Assassin’s Creed III. En la conferencia de Sony sorprendieron con las batallas navales que habrá en ese mismo título y revelaron la entrega exclusiva para PS Vita, protagonizada por un personaje femenino. En la conferencia de Nintendo, Ubisoft dio la imagen más solvente de la gala gracias a Rayman —que luce estupendamente—, Zombi U —la esperanza hardcore, que espero no acabe convirtiéndose en un nuevo Red Steel—, y la confirmación de AC III para Wii U.

– El poderío de Assassin’s Creed: En el punto anterior ya lo he dejado bastante claro. Ubisoft estuvo en todas las conferencias y en todas hizo acto de presencia Connor, el nuevo héroe de la saga. Me parece muy loable que la compañía haya sabido reconducir esta franquicia desde un primer título algo engañoso en cuanto a calidad hasta esta joyita que ya suena como uno de los mejores juegos de la temporada. Desde que lo vi por primera vez, este Assassin’s Creed no ha parado de darme cada vez mejor feeling.

– La reducción de contenido casual: A diferencia de los últimos (demasiados) años, la presentación de Ubisoft no estuvo plagada de jueguecillos tontos o de segunda categoría. Lejos han quedado los tiempos, gracias a Zeus, en los que las mascotillas, los Imagina ser, los minijuegos y otras baratijas por el estilo ocupaban gran parte de la gala de la compañía. En esta ocasión, las estrellas eran otras: Far Cry 3, Splinter Cell, Rayman, Assassin’s Creed y…

Watch Dogs, la gran sorpresa: Nadie se esperaba esto, una nueva IP. Ubisoft estaba demostrándole al mundo que es posible acaparar toda la atención del sector sin necesidad de recurrir a una franquicia o un personaje manido. Primero vino el desconcierto, después la incredulidad, luego elasombro y por último la euforia de un público que ya se había enamorado de Watch Dogs, un sandbox a lo GTA protagonizado por un tipo capaz de hackear todos los dispositivos del entorno. El nivel técnico era tan elevado que muchos  pensaron que estábamos ante el primer exponente de una nueva generación. Nada más lejos de la realidad. Aunque lo que se vio corría en PC, estamos ante un juego para las actuales plataformas. Excelente presentación, inmejorable forma de acabar una conferencia más que satisfactoria.

¿Qué opináis del revuelo que ha generado Ubisoft en este E3?