20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘social games’

Del Corazones en Internet al Texas Hold’em

Años hace ya que, para pasar los ratos libres mientras esperaba a que llegase una hora determinada, le dedicaba mi tiempo al mítico Buscaminas. Después llegó el Solitario y también el Pinball de Windows, al que le dediqué horas y horas mientras escuchaba la radio.

Una vez que Internet se convirtió en parte fundamental de mi vida, Pinball, Solitario y Buscaminas nada tuvieron que hacer contra el Reversi y, sobretodo, el Corazones en Internet. Tan sólo el hecho de jugar en línea le daba a los juegos una dimensión de la que los pasatiempos offline carecían.

En el Corazones tan sólo conoces la nacionalidad de los oponentes (alemán, inglés, francés…), más que suficiente para encender el espíritu patrio de cualquiera y hacer algún que otro comentario políticamente incorrecto ya que, en homenaje al genial musical Avenue Q (os lo recomiendo), hay que admitir que “todos somos un poco racistas”… Menos mal que el chat sólo permite enviar mensajes predeterminados.

Podría decirse que estos pequeños juegos de Windows fueron el germen de lo que ahora algunos llaman “Social Games”. No son pocas las plataformas en las que encontrar este tipo de juegos, desde Facebook, con sus Mafia Wars, Farmville o CityVille, hasta portales como Mundijuegos, una plataforma que conocía desde hace tiempo pero a la que hasta ahora no le había dedicado mucho tiempo.

La colección de juegos va desde el clásico Bingo hasta multitud de juegos de cartas (Chinchón, Mus, Chúpate 2, Cinquillo…) hasta las Damas, el Ajedrez o un Minigolf. ¿Mis favoritos? El Pictiomátic (siempre me gustó el Pictionary), el Guerra Naval (que me produce recuerdos nostálgicos del Hundir la flota) y el Texas Hold’em (tengo temporadas que me da por viciarme al póker).

El problema de estos juegos es que, precisamente por su componente social, quedan lejos de limitarse a un entretenimiento momentáneo. No han sido pocas las veces que he dejado de hacer otra cosa o he llegado tarde a algún sitio por echar “una partidilla más”. Aviso a navegantes: ¡Cuidado, que engancha!