20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘naughty bear’

Segundas oportunidades

Una de mis muchas manías es que siempre tengo que terminar todo lo que empiezo. No son pocos los libros que, pese a no gustarme, me he obligado a leer hasta el final. Alguno he dejado a medias, pero tarde o temprano lo he retomado.

Pues bien, esta máxima no la cumplo con los videojuegos… y menos ahora que casi no saco tiempo para echar unas partidas. Si un videojuego me aburre o si simplemente me apetece probar otro, lo dejo aparcado, casi siempre indefinidamente. Son muy pocos los juegos a los que he dado una segunda oportunidad.

Pues bien, hay un título que se ha conseguido una segunda intentona: Naughty Bear. Ya hablé de él en su día, cuando vio la luz. No me convenció. Pese a tratarse de una idea original y bastante divertida (un osito de peluche psicópata que debe masacrar a sus congéneres de mil y una maneras diferentes), se me hacía algo repetitivo y técnicamente flojo. La gran cantidad de bugs tampoco ayudaba. Abandoné el juego en el segundo escenario.

Hace unos meses se lo presté a un amigo que tenía mucha curiosidad. Le encantó. Le ha dedicado horas y horas al arte de la despeluchificación. El hecho de que sea un tarado de los logros también ha añadido un par de puntos a su nivel de adicción. Dejando esto a un lado, he de decir que siempre le he considerado un tío con muy buen criterio y suelo fiarme de sus recomendaciones.

Le escucho hablar de Naughty Bear y me apetece jugarlo (también cuando me habla de los Sims casi consigue que me interesen). Me gustaría descubrir qué es lo que ha visto él que no vi yo en su día. Para empezar, creo que los fallos técnicos se han solucionado, algo muy de agradecer. El resto de bondades tendré que descubrirlas dándole al juego una nueva oportunidad.

¿Alguna vez habéis retomado un juego que abandonásteis en su día?

Se busca: oso de peluche psicópata

Llevo unos días probando Naughty Bear, un juego para Xbox 360 y PS3 que durante meses ha generado mucha curiosidad (decir “expectativas” quizá sería exagerado). El gran atractivo del título es su planteamiento: un osito de peluche con rotos y remiendos se ha cansado de que sus compañeros de la Isla de la Perfección se burlen de él, así que ha decidido tomar cartas en el asunto de la manera más violenta.

Acompañados en todo momento por un narrador como el de los programas infantiles, debemos ayudar a Naughty Bear a sembrar el pánico entre sus vecinos, asustándoles, tendiéndoles trampas y matándolos de las formas más sádicas posibles. Hay multitud de formas de exterminar al resto de osos de peluche, ya sea con armas (hachas, cuchillos, pistolas, palos con los que prenderles fuego…) o con objetos cotidianos (la puerta de un coche, una barbacoa, un retrete, un teléfono…).

Aunque más importante que los asesinatos es el miedo. A medida que aumenta el terror, aumenta nuestra puntuación, lo que nos ayuda tanto a cumplir algunos objetivos de misión como a desbloquear ciertos extras a base de obtener medallas. Cuando un osito escucha que algo se rompe, aumentan tanto las sospechas como el miedo. Cuando escucha un rugido, también… y cuando descubre algo roto o saboteado, cuando nos ven, cuando ven que hacemos algo malo, cuando les damos un gran susto, cuando descubren un cadáver o incluso cuando nos ven matar a uno de sus amiguitos.

Algunos osos no dudan en defenderse, por lo que andar con sigilo y esconderse entre la vegetación no son malas opciones. Sin embargo, otros peluches prefieren esconderse y muchos optan por pedir ayuda. Si lo consiguen, no tardarán en llegar refuerzos policiales. Después nos veremos las caras con osos ninja, osos robot, osos zombi… Aun así, si somos suficientemente efectivos podemos crear tal caos que algunos osos perderán la cordura y terminarán por suicidarse.

Obviamente, al ser muñecos todos los personajes, sólo veremos saltar felpa por los aires. Nunca sangre ni visceras. De hecho, la clasificación PEGI del juego es +12. No acabo de comprender el criterio que se sigue a la hora de decidir estas cosas, ya que el juego me parece infinitamente más salvaje y violento que otros títulos de acción de estética más realista y, tan sólo por eso, con clasificaciones de edad de +16.

El desarrollo es tan gracioso como suena, lo malo es que dicha “gracia” no dura demasiado tiempo. La aventura tan sólo cuenta con siete niveles formados por escenarios bastante pequeños y muy cerrados. Si bien es cierto que cada nivel cuenta con cinco retos distintos (llamarlos subfases es decir mucho), éstos no son suficientes para crear un desarrollo variado y original. Es inevitable, se hace repetitivo. A las pocas horas de juego, los alicientes se limitan a descubrir todas las formas posibles de asesinato y a conseguir el mayor nivel de pánico posible.

La parte técnica tampoco ayuda. El juego da la sensación de estar inacabado. Los gráficos son muy toscos, hay bastantes bugs y, para colmo, aun después de instalar una primera actualización, Naughty Bear se cuelga cada dos por tres. Al parecer, éste es un problema generalizado que afecta tanto a la versión de Xbox 360 como a la de PlayStation 3 y que confío se solucione con un nuevo parche.

No puedo decir que Naughty Bear sea un juego horrible, pero tampoco puedo decir que sea de los mejores lanzamientos de los últimos meses. Una buena idea que no ha sido desarrollada con acierto. Es lo suficientemente curioso como para merecer echarle un ojo, pero poco más.

¿Habéis tenido ocasión de probarlo?, ¿qué os parece?