20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘lollipop chainsaw’

Aprendiendo de los errores de Lollipop Chainsaw

La última majadería de Suda 51, Lollipop Chainsaw, está dando mucho que hablar, y no precisamente para bien. El juego, pese a no ser horrible, posee una calidad muy por debajo de lo esperado, lo que ha generado mucha decepción (“no está a la altura de lo que suele hacer Suda”), no pocos cabreos (“el juego apesta”) y escasos apoyos (“tiene una personalidad y un sentido del humor que compensan el resto de carencias”).

¿Dónde radica el problema? En mi opinión, la catástrofe nace en las altas expectativas. Todo el mundo espera juegos originales, locos y divertidos de la perturbada mente de Goichi Suda. Además, el juego pintaba muy bien cuando lo veíamos en vídeo: era trepidante, espectacular, gracioso, estéticamente atractivo a pesar de no gozar de un nivel gráfico muy elevado… ¡Demonios, mezcla animadoras, zombis y motosierras!

Todo eso se mantiene, sigue estando la esencia de Suda en todo lo visual y lo narrativo, pero no en lo jugable. Tal y como adelanté cuando vi el juego de cerca por primera vez, esta apuesta es la menos arriesgada del famoso desarrollador. En principio, eso no tenía porque ser malo, pero lo es cuando te das cuenta de que la profundidad del desarrollo es escasa, las situaciones aburren por repetitivas y el modo historia no tiene demasiada extensión.

Lo cierto es que Lollipop Chainsaw podría definirse como una actualización creativa de los beat’em up machacabotones de antaño en los que todo lo que había que hacer era eliminar a un grupo de enemigos, avanzar, eliminar a otro grupo de enemigos y así sucesivamente. En el juego hay algunos momentos de variedad, especialmente cuando nos enfrentamos a los jefes finales, pero la mayor parte de la aventura nos la pasamos realizando larguísimos y vistosos combos de cheerleader para acabar con hordas y más hordas de muertos vivientes.

No sabría decir por qué este sistema de juego era capaz de emocionarnos en el pasado y ahora nos aburre soberanamente. Bueno, en realidad sí se me ocurre un motivo que, si bien no lo explica todo, sí explica una parte: en todos los beat’em up antiguos, una de las características más valoradas era el modo cooperativo para dos jugadores. Lollipop Chainsaw no tiene opción de jugar a dobles, es un título para un único jugador.

Por fortuna, en Grasshopper Manufacturer trabaja gente con cabeza y, en lugar de enrabietarse a causa de las críticas, han pedido a los jugadores que les envíen comentarios constructivos a su página web explicando qué no les gusta de Lollipop Chainsaw. La compañía leerá y analizará todas las aportaciones con el fin de que su próximo videojuego, Killer is Dead, sea mejor y guste a más gente. ¡Bravo por ellos!

¿A vosotros os ha gustado Lollipop Chainsaw?

Lollipop Chainsaw, la última demencia de Suda 51

Una animadora cazadora de zombis como protagonista, la cabeza parlante de su novio como fiel acompañante, muertos vivientes por doquier en el papel de villanos y una motosierra como arma estrella del espectáculo. Estos ingredientes y otros aún más disparatados conforman la esencia de Lollipop Chainsaw, la última locura de Suda 51, que verá la luz en PlayStation 3 y Xbox 360 dentro de un mes.

La semana pasada tuve la oportunidad de echarle un primer vistazo cercano al juego en una presentación organizada por Warner en Madrid y la sensación general que produjo Lollipop Chainsaw fue clara: el juego gustó a la gran mayoría de los asistentes. Se trata de un hack and slash trepidante con una trama surrealista que derrocha sentido del humor y plantea decenas de situaciones disparatadas, pero que sin embargo presenta un desarrollo bastante convencional.

Cuando digo “convencional” no pretendo que sea una crítica, pero hay que reconocer que Lollipop Chainsaw no arriesga en exceso y se acerca más al estilo de No More Heroes que a la originalidad y extravagancia de Killer 7. Insisto, aunque me habría gustado experimentar un impacto como el que me produjo aquella historia de asesinos, comprendo la apuesta de este nuevo título de Goichi Suda. Hay que hacer juegos accesibles y que lleguen, dentro de unos límites, al mayor número de usuarios posible.

La aventura de Juliete —que así se llama la joven heroína— tiene todas las papeletas del mundo para atrapar a muchos, muchos jugadores. ¿Por qué? Porque el juego es muy divertido, trepidantemente divertido. Cuando no estás alucinando con las cinemáticas y los diálogos, siempre con una sonrisa en los labios que no pocas veces acaba en carcajada, estás eliminando enemigos sin parar. Una secuencia de acción de paso a otra, y esta a una tercera y así sucesivamente en un desarrollo que no da un segundo de respiro.

Entre tanto combate atestado de luces, arco iris y golpes especiales de lo más salvaje y alocado, el punto de variedad lo ponen momentos como un “partido” de baloncesto en el que tenemos que lanzar las cabezas de los zombis al aro o los cuerpos decapitados sobre los que podemos insertar la cabeza de Nick, el novio de Juliet, para usarlos y superar determinados obstáculos.

Está claro que Lollipop Chainsaw no inventa nada, pero todo lo que tiene lo luce con mucho estilo y con una personalidad arrolladora, toda una demostración de que no es necesario poseer una franquicia millonaria para desarrollar un videojuego atractivo.