20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘kodu’

Un punto para la creatividad

Hay muchas cosas que no me gustan de las nuevas consolas. Los que leéis el blog habitualmente ya sabéis que no me gusta el exceso de secuelas, que la PSP no me convence, que detesto la morralla de la Nintendo DS y que soy un despreciable jugador tradicional al que no le gusta la nueva moda casual.

Pero no todo es malo, creo que esta generación está aportándole algunos aspectos muy positivos al sector: sistemas de descarga de juegos de gran calidad, una Microsoft mucho más competitiva que la de la pasada generación, una popularización y aceptación social de los videojuegos que (aunque en parte no me guste) le ha dado una gran fuerza a la industria…

Otro punto muy positivo, del que voy a hablar ahora, es del creciente interés que muestran las compañías en implicar a los jugadores en el proceso creativo mediante editores cada vez más complejos. Spore y Little Big Planet, títulos que le dan un enorme poder al jugador, han sido dos de los grandes protagonistas de 2008.

Esta semana, en el CES de Las Vegas, Microsoft ha mostrado un producto que irá en esa misma línea: Kodu. El título se descargará de Xbox Live e irá dirigido a la creación de contenidos por parte de los usuarios.

En palabras de Matt MacLaurin, desarrollador jefe de Kodu, “la interfaz del juego es intuitiva y previene errores comunes en el proceso de programación, lo estamos haciendo fácil para que todo el mundo se divierta con la magia de la creación de videojuegos”.

Ese es por lo visto el gran aliciente de Kodu, la sencillez. Es tan fácil de controlar que incluso una niña de 12 años puede crear contenidos originales sin ningún problema. Precisamente una niña de 12 años se encargó de realizar la presentación. En mi opinión, quizá esa virtud sea a la vez su mayor defecto, ya que es posible que el programilla se quede escaso en profundidad.

Sinceramente, en un primer vistazo no me resulta demasiado atractivo. Le falta la fuerza o la sorpresa con la que sí contaban Spore o Little Big Planet. Aun así, tengo ganas de probarlo e investigar qué es lo que ofrece.

Siempre es de agradecer que surjan ideas frescas.