20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘hitman absolution’

Hitman, Far Cry, DmC: replanteando franquicias

Entre la tediosa repetición de ideas en forma de remakes, precuelas y secuelas, y el riesgo y la incertidumbre de crear IPs desde cero, existe un término medio que últimamente está dando muy buenos resultados: el replanteamiento de sagas clásicas. No se trata de rupturas totales con el pasado sino de lavados de cara —nunca rediseños radicales— que le dan un aire nuevo a lo viejo.

Mientras que títulos como Resident Evil 6 no han logrado transmitir la sensación de evolución que muchos deseaban (por mi parte, creo que las críticas negativas fueron exageradas), otras franquicias sí han dado en el clavo de un modo u otro. Ese es el caso de Assassin’s Creed III, un juego que no abandona el continuismo pero que desprende un aire muy diferente a sus predecesores gracias, entre otras cosas, a la ambientación, los espacios abiertos, las batallas navales, el contexto histórico y su profunda relación con la trama.

DmC artwork

Otra saga que ha salido más que beneficiada en los últimos meses ha sido Hitman. Con Hitman Absolution, el personaje de Eidos (y por primera vez en manos de Square Enix) se ha encontrado con su aventura de acción perfecta. El primer juego de la marca desarrollado específicamente para la actual generación de consolas hace olvidar las entregas de PS2 y Xbox. Al menos, así ha sido para mí, ya que ningún Hitman hasta el momento había logrado atraerme.

Nuevamente, más que de cambio hay que hablar de perfeccionamiento: excelente diseño de niveles, elementos que lo hacen muy rejugable, sobresaliente nivel técnico, dificultad desafiante y una perfecta mezcla de exploración, sigilo y acción.

Muy parecido es el caso de Far Cry 3, que alcanzado sus mayores niveles de calidad con una tercera entrega que ya podemos situar entre los mejores sandbox en primera persona que han visto la luz hasta el momento. La calidad del título de Ubisoft Montreal ha ganado además una batalla adicional, un enfrentamiento contra los jugadores recelosos que no quedaron nada satisfechos con Far Cry 2.

Las características de Far Cry 3 —ese juego que nos deslumbró por primera vez en el pasado E3— bailan siempre entre el notable y el sobresaliente. Es grande, enorme, muy variado (con muchas misiones secundarias, armas, habilidades, vehículos), divertido, un buen modo multijugador, editor de mapas y un nivel gráfico festacable. ¡Reconciliación conseguida!

El caso más reciente de “replanteamiento” es el de la saga Devil May Cry, que ha vivido un reinicio con el recién lanzado DmC. En este caso, los cambios han sido bastante más significativos que en los casos anteriores y, quizá por ello, también más polémicos. El cambio de estética y el rediseño de Dante generó desde el principio mucho revuelo, lo que llevó a Ninja Theory a decir que en realidad se trataba de un Dante de otra dimensión y no del carismático héroe original de la saga de Capcom.

Dejando a un lado las críticas furibundas, lo cierto es que DmC ha acabado siendo un fantástico juego de acción en tercera persona. Se mantiene el concepto de hack and slash con algo de plataformeo, pero siempre con el ritmo frenético y el espectáculo visual que Ninja Theory le da siempre a sus juegos. Además, la modernidad estética sustituye a la atmósfera gótica de los Devil May Cry anteriores. La variedad de desafíos y los extras también cuentan como puntos a favor de un título que, guste o no guste, supone innegablemente una evolución de la franquicia mucho mayor de lo que supuso Devil May Cry 4.

Este replanteamiento de franquicias clásicas parece no acabar aquí. Este mismo año, entre los títulos más esperados, se encuentran un buen puñado de lavados de cara: la joven Lara Croft del prometedor nuevo Tomb Raider, el violento Raiden de Metal Gear Rising: Revengeance, o el pasado distópico —y esta vez aéreo— de Bioshock Infinite. Algo más continuistas parecen a simple vista God of War: Ascension, Dead Space 3 y Gears of War: Judgement. Ya veremos…

¿Terminas todos los juegos que empiezas?

Meses y meses, a veces años, esperando a que salga un videojuego y, cuando ve la luz, solo dura dos o tres días, como mucho una semana. ¿Por qué?, ¿porque el juego es corto o porque lo hemos dejado abandonado en la estantería?

Según estudios de mercado, la segunda suele ser la respuesta correcta. Al parecer, solo un 20% de los jugadores se terminan lo títulos que se compran. Independientemente de la fiabilidad de este dato, que a mí me parece bastante discutible (creo que es demasiado poco), me han llamado la atención las declaraciones de IO Software, desarrolladores de Hitman Absolution, al respecto.

“Solo un 20% de los jugadores verán el último nivel del juego. Es horrible saberlo. Entristece de verdad a la gente que está trabajando en el juego”, ha dicho Tore Blystad, director de la próxima entrega de Hitman. “En general los jugadores probablemente no terminarán nunca el juego, lo cual es muy triste. O puede que solo se lo pasen una vez, pero el juego está diseñado para la gente que quiere volver a pasarse todos los niveles y conseguirlo todo. Está diseñado para durar, en vez de para ser una experiencia de una sola partida”.

Blystad ha asegurado que, por estos motivos, uno de los grandes retos de la compañía es potenciar la rejugabilidad, añadir elementos que animen a los jugadores a echarle horas a la aventura, tratando de descubrir más y más cosas nuevas. Loable propósito que los más jugones agradecerán (agradeceremos) seguro.

Pero de toda esta historia yo me quedo con el lamento y con el dato. Es cierto que ahora mismo yo me encuentro en el 80% de los jugadores que no se acaban la mayoría de los juegos, pero es que se da la circunstancia de que tengo muy poco tiempo y una gran cantidad de juegos por probar, lo que me impide dedicar toda mi atención a uno solo durante mucho tiempo seguido. Aun así, mantengo la loca y poco realista idea de que algún día me los pasaré todos.

En cambio, hasta hace algunos años, cuando tenía menos juegos, terminaba absolutamente todos los que empezaba. De hecho, siempre presumía de no dejar nada a medias, ni videojuegos, ni libros, ni cómics ni películas. No entiendo cómo puede haber tantísima gente que, después de dejarse los cuatiosos euros que cuesta un juego, lo abandona a las pocas horas.

Puede que uno compre un videojuego del que no se ha informado mucho y que resulta ser muy malo, puede que el título en cuestión no haya cumplido las expectativas, puede que la vida diaria no deje casi tiempo para la consola o el ordenador pero… ¿¡un 20%!?

De ser cierto, la inmensa mayoría de los jugadores se pierden auténticas joyas puesto que no son pocos los títulos cuya calidad suma enteros desde la mitad en adelante. Además, si tan pocos se pasan lo juegos, no quiero ni imaginar cuál es el porcentaje de los que lo completan al 100%, seguramente sea una cifra irrisoria.

¿Vosotros os termináis todos los juegos que empezáis?