20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘guinness’

Los mejores finales o cómo cabrear al personal con una encuesta mal hecha

Esta semana ha comenzado con una noticia que bien podría haber sido simpática, divertida de comentar, curiosa, pero que al final ha acabado generando más mofa e indignación que otra cosa. Me refiero a la elección de los 50 mejores finales de videojuego de la historia.

La selección ha sido realizada por esa eminente entidad que es la edición de videojuegos del libro Guinness de los Récords. Si ya su primera edición, allá por 2009, me pareció bastante prescindible, ahora creo que se está ganando papeletas para no servir ni como mero entretenimiento puntual. La citada lista es un despropósito, empezando por el nombramiento de Call of Duty: Black Ops como ganador el videojuego con mejor final.

Pero ese no es el único punto conflictivo del ranking. Veamos, Ocarina of Time en tercer lugar. Acepto que es un juegazo, yo soy de los que lo votaría como mejor de la historia, pero hay que reconocer que los finales de los Zelda no son gran cosa, y este no es una excepción. Super Mario Bros en el puesto 11. Desde luego es un juego que ha hecho historia, pero su final es la princesa Toadstool (Peach) diciendo “Thank you Mario! Your quest is over”. Muy épico o digno de recordar no es, la verdad.

Más elecciones extrañas: Assassin’s Creed. Como bien comentaba un amigo el otro día, no tiene final, es un To be continued en toda regla. Sonic the Hedgehog en el puesto 28… Exactamente lo mismo que en el caso de Mario, por muy mítico que sea el juego, su final no está ni de lejos entre sus puntos fuertes. Eso sí, si se refieren al nefasto Sonic que salió en 2006, no puedo decir nada. Lo mismo tienen un ending de la leche… pero lo dudo. Eso por no hablar de Bioshock, que tiene el final que más veces he oído criticar por decepcionante.

Algunos juegos no están mal elegidos, no iba a ser todo un desastre, pero la extraña selección le lleva a uno preguntarse cómo demonios se ha confeccionado la lista. Pues resulta que el ultrapreciso sistema que han empleado los seor de los récords Guinness ha sido una encuesta realizada a 13.000 jugadores.

A saber qué tipo de jugadores se han seleccionado (¿contará la opinión de un niño de 13 años que sólo ha jugado a los Pokémon o la de una señora viciada a Los Sims?). Sea como sea, lo que parece obvio es que muchos de los encuestados no han comprendido bien la pregunta y se han limitado a citar su videojuego favorito o el último que han jugado o se han pasado.

Aquí os dejo la lista para que juzguéis vosotros mismos. He escrito este texto sin incluir spoilers y os pido por favor que hagáis lo mismo en los comentarios. ¡Muchas gracias! 

50. Resident Evil 4
49. Star Wars: Knights of the old Republic
48. Ratchet & Clank: a Crack in Time
47. Crysis 2
46. The Elder Scrolls IV: Oblivion
45. Call of Duty: World at War
44. Star Wars: The Force Unleashed II
43. Half-Life 2: Episode Tow
42. Super Metroid
41. The Legend of Zelda: Twilight Princess
40. New Super Mario Bros. Wii
39. inFamous
38. Fallout 3
37. Grand Theft Auto: San Andreas
36. Gears of War 2
35. Bioshock
34. Starcraft II: Wings of Liberty
33. Sonic Adventures 2
32. Metal Gear Solid 3: Snake Eater
31. Kingdom Hearts II
30. Mass Effect
29. Super Mario Galaxy
28. Sonic the Hedgehog
27. Metal Gear Solid
26. Assassin’s Creed II
25. Assassin’s Creed
24. Shadow of the Colossus
23. Call of Duty 4: Modern Warfare
22. Kingdom Hearts
21. Uncharted 2: Among Thieves
20. Super Mario Galaxy 2
19. Mass Effect 2
18. Grand Theft Auto IV
17. Portal 2
16. Assassins Creed: Brotherhood
15. Prince of Persia: The Sands of Time
14. Halo: Combat Evolved
13. Halo 3
12. Pokémon Black and White
11. Super Mario Bros
10. Heavy Rain
9. Final Fantasy VII
8. Metal Gear Solid 4
7. Portal
6. Red Dead Redemption
5. God of War
4. Call of Duty: Modern Warfare 2
3. The Legend of Zelda: Ocarina of Time
2. Halo: Reach
1. Call of Duty: Black Ops

El iPhone, esa consola portátil

No es que yo le dé algún valor al dichoso libro Guinness de los Récords y a la organización que lo elabora, de hecho me parece que demasiado a menudo rallan en lo ridículo, pero el último anuncio relacionado con los videojuegos me ha dejado estupefacto. No sé qué pensar.

Vale, acepto que Kinect haya entrado en el librito como el dispositivo de electrónica de consumo que más rápido se ha vendido en la historia. Al fin y al cabo, Kinect es un “producto de electrónica de consumo”. Lo que no me cabe en la cabeza es que hayan señalado al iPhone 4 como el dispositivo de videojuegos que más rápido se ha vendido en la historia.

Sí, 1,5 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento son muchas y en muy poco tiempo (desde el 24 de junio de 2010 hasta hoy), pero es que, ¡(taco)!, ¡el iPhone 4 no es una maldita consola portátil! De todos esos millones de usuarios, ¿cuántos se habrán comprado el iPhone principalmente para jugar a videojuegos? Es más, ¿cuántos habrá que no han jugado nunca a un videojuego en el iPhone? Me parece ridículo comparar el smartphone de Apple con, por ejemplo, la Nintendo DS, que es la que ha perdido el récord.

Esto no es ridículo, es lo siguiente. ¿Contarán los Tamagotchis, el teletexto y los relojes Casio como dispositivos de juegos?

Kinect, un éxito más arrollador que el del iPad y el iPhone

No puedo negarlo, estoy impresionado. Sabía que Kinect arrancó con mucha fuerza, pero jamás se me pasó por la cabeza que fuese a arrasar como lo ha hecho. El invento de Microsoft ha entrado en el Libro Guinness de los Récords como el dispositivo de electrónica de consumo que más rápido se ha vendido en la historia.

Desde que se lanzó el pasado mes de noviembre se han vendido ya más de 10 millones de dispositivos. El periodo clave fue el de los 60 primeros días, durante los cuales se vendió una media diaria de 133.333 unidades. Gracias a este ritmo frenético de ventas, el antaño conocido como Project Natal ha conseguido superar al iPhone y al iPad, dos de los mayores fenómenos tecnológicos de los últimos años.

Esta victoria sobre los productos de Apple no deja de sorprenderme, sobre todo porque no tengo la sensación de que Kinect haya generado un impacto en la sociedad tan brutal como el iPhone. Además, salvo el tirón prenavideño, el dispositivo está muy desamparado, casi sin juegos ni productos que exploten su potencial. Exactamente lo mismo que le ha pasado a PlayStation Move.

Si Microsoft no se pone las pilas y desarrolla buen software e incentiva a las third parties para que hagan lo propio, el éxito de los sistemas de detección de movimiento de Sony y Microsoft será mil veces más fugaz que el de la Wii. Hasta el momento, han sido los jugones más geeks y no las desarrolladoras los que han buscado formas de sacarle partido a la impresionante tecnología de Kinect.

Un movimiento muy acertado por parte de Microsoft, para intentar mejorar esta situación, es que a partir de primavera ofrecerá las librerías de desarrollo de Kinect gratis, lo que a buen seguro multiplicará el interés del aparato y hará que todos podamos disfrutar de las creaciones ingeniosas gestadas por las manos amateurs más hábiles.

¿Os gusta Kinect?, ¿creéis que es un invento que está siendo bien aprovechado o que necesita explotarse mejor?. ¿le veis potencial?

Récord Guinness de los videojuegos o cómo llenar un libro de chorradas

Ya se ha publicado en España la segunda edición del Libro Guinness de los Récords: Especial Videojuegos, ese en el que han publicado una lista de los que supuestamente son los 50 juegos más influyentes de la historia, seleccionados por su impacto inicial y su persistencia en el mercado.

Si pudisteis echarle un ojo a la primera edición, aquí no vais encontrar nada especialmente sorprendente. Los datos y la información son nuevos en su mayor parte, sí, pero están presentados de la misma forma, con la misma estructura que la del primer libro. Eso sí, dividida en secciones bastante forzadas. Puesto que en la primera edición ya emplearon la lógica separación por géneros, esta vez han tenido que rebuscar un poco e inventarse apartados como “Juegos de superhéroes”, “Juegos del espacio” o “Fusión de géneros”.

Debo reconocer que el primer libro me pareció curioso, pero viendo que esto tiene visos de convertirse en un “sacacuartos” anual, la publicación pierde bastante gracia. Tiene algunas cosillas interesantes: una entrevista con Ralph H. Baer (creador de la Magnavox Odyssey, la primera consola doméstica), curiosidades sobre algunos títulos, un breve resumen de la historia de los videojuegos… Pero la mayor parte son datos e informaciones muy superficiales y de escaso interés.

Hya cosas demasiado “chorras” y arbitrarias. ¿Con qué criterio deciden qué récords merecen la pena y cuáles no? Recogen por ejemplo el récord de mayor número de partidas consecutivas de Wii Tennis ganadas (21), la mayor colección de capturas de pantalla de una serie de videojuegos (en manos de un colombiano que tiene 17.000 imágenes de la saga Castlevania), el vehículo controlable más grande en un juego de guerra de disparos (los gigantescos titanes de Battlefield 2142), el primer juego de Batman sin misión asignada (el Batman & Robin de 1998, basado en la obra maestra cinematográfica del mismo título), muertes más divertidas en un videojuego (se lo han dado al Lemmings)…

Récords absurdos, récords subjetivos… Según los criterios que se utilizan, cualquier característica de un videojuego o de una partida es susceptible de convertirse en récord. Se me ocurren unos cuantos que aún no han incluido: la mayor colección de fotos color salmón de consolas portátiles lanzadas entre 1991 y 2003, la nube más esponjosa vista en un juego de estrategia y/o simulador de apicultura, el coche rojo más rápido diseñado en exclusiva para un juego de la Turbografx, el árbol bidimensional formado por mayor número de píxeles, los títulos de crédito con menos letras “m” de la historia…

No quiero hacer más sangre. El libro no es nada del otro mundo, pero tampoco es horrible. Hay cosillas que están curiosas y para pasar el rato puede estar bien. Eso sí, no esperéis ni que sea especialmente didáctico ni revelador. La gente que monta esto sabrá mucho de vender libros de récords pero bastante poquillo de videojuegos. Eso, o que tienen el gusto en el forro de los pantalones.

¿Tenéis vosotros algún récord Guinness de videojuego? Echadle imaginación, que seguro que sí.

NOTA: La primera foto es del mando de consola más grande del mundo. La segunda foto es de “Pikabellechu”, la poseedora de la mayor colección de objetos de Pokémon (5.456 objetos reunidos a lo largo de más de 10 años).

Récords de libro

El pasado fin de semana, dando una vuelta por las tiendas del centro de Madrid, me encontré con el Libro Guinness de los Récords de Videojuegos.

Sabía de su existencia desde hacía muy poco, a raíz de una noticia sobre un récord de cosplay en Reino Unido, pero no tenía ni idea de que el tomo fuese a aparecer publicado en España. El caso es que me picó la curiosidad, lo hojeé un poco y terminé por comprármelo.

El libro más que una recopilación de récords es un cajón de sastre en el que hay algo de historia de los videojuegos, cifras de ventas y, sobre todo, muchas curiosidades.

En las primeras páginas puede verse, por ejemplo, la máquina recreativa más grande del mundo, un mueble de 4,11 metros de alto y 1,72 metros de ancho, y pesa 680 kilos. También aparece la persona con la mayor colección de dispositivos jugables,el periodista alemán René Meyer, que posee nada más y nada menos que 274 sistemas de juegos entre ordenadores, consolas, dispositivos portátiles…

He descubierto que aún hay muchos datos curiosos que desconozco. Entre otras “tonterías”, no sabía que Lara Croft inicialmente iba a tener el latino nombre de Laura Cruz, ni que el gran tamaño de sus pechos se debió en buena parte a un error de diseño.

Tampoco había oído hablar del anuncio de Resident Evil 2 dirigido por George A. Romero para la televisión japonesa, no sabía que la actriz que le da voz a Samus Aran en los últimos capítulos de la saga Metroid es la misma que dobla a la Cenincienta de Disney, desconocía que Mortal Kombat se inspiró en una película de Jean Claude Van Damme… Todas estas chorraditas me encantan.

En el lado negativo, el libro ofrece mucha cantidad de datos pero poca profundidad en cada apartado. Hay errores tipográficos, datos superficiales o carentes de interés, ‘perogrulladas’ y algunas informaciones imprecisas o erróneas. además, se centra mucho en las consolas y juegos modernos dejando muy poco hueco a los clásicos que sentaron la base de esta industria (algo imperdonable desde mi punto de vista retro).

Vamos, que el Guinness World Records Especial Videojuegos no se va a convertir en la Biblia de los videojuegos que pretende ser, al menos no esta edición de 2008. Eso sí, entretenido es y tocho también, así que para llenar los ratos muertos leyendo un par de páginas al azar está muy bien.

Antes de cerrar el post, una última anécdota, la que más me ha llamado la atención: el Dr. Robotnik (alias Doctor Eggman, alias “el malo de Sonic”) es el resultado de la variación de un dibujo del presidente estadounidense Theodore Roosevelt en pijama. Se trataba de uno de los candidatos a sustituir a Alex Kidd como mascota de Sega. Finalmente, el puesto se lo llevo Sonic y el “Doctor Roosevelt” se quedó como villano. Curioso, ¿no?