20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘assasins creed’

Los Assassin en la Revolución Francesa

Pocos hechos históricos me parecen más apasionantes que la Revolución Francesa. No fueron las clases de Historia las que despertaron mi interés por este suceso (a pesar de que tuve algún profesor realmente bueno en la materia) sino el libro Historia de dos ciudades, de Charles Dickens. Desde que leí aquella novela, que entró directamente en mi top de favoritas, he imaginado a menudo lo maravilloso que podría ser un videojuego ambientado en aquella época, uno que fuese más allá de la clásica fórmula de estrategia que durante décadas ha reinado en PC.

Pues bien, Ubisoft ha cumplido mi sueño, al menos en parte. ¿Asesinos que juegan un papel decisivo en secesos clave (y violentos) de la historia? Se veía venir. Hay que reconocer que ninguna franquicia encaja tan bien con la Revolución Francesa como Assassin’s CreedDicho y programado, así que aquí tenemos un nuevo capítulo de la saga ambientado en el París de finales del siglo XVIII.

08qor_8vlwc

Esta entrega, la primera para la nueva generación, renuncia al avance numérico y, en vez de recurrir a la uve que tocaba, vuelve a apostillar el título. El resultado es Assassin’s Creed Unity, un juego continuista, lo que no es necesariamente malo, pero que sabe a poco tratándose del primer episodio para PlayStation 4 y Xbox One. Se ambienta en una revolución pero está lejos de suponer otra.

Los problemas de Unity se han criticado ya hasta la saciedad. El más llamativo son los excesivos y delirantes fallos técnicos, errores que denotan que este Assassin’s está mucho peor acabado que los que vieron la luz en PlayStation 3 y Xbox 360. Por otro lado, el defecto más grave en mi opinión es la sensación de estar jugando a lo mismo de siempre pero en un nuevo contexto.

acu-gi-02_147186-660x330

Ambos inconvenientes —los bugs y la repetición por enésima vez de concepto y desarrollo— tienen un origen común, la obsesión de Ubisoft por lanzar una entrega anual de la franquicia. A ese ritmo, por muchos y muy buenos profesionales que trabajen en Assassin’s Creed, el desgaste es inevitable y de poco sirven los parches posteriores para reparar los desperfectos.

Y, a pesar de todo esto, creo que los ataques contra Ubi a causa de Assassin’s Creed Unity han sido excesivos. Puede que el juego no haya cumplido las expectativas y que no suponga ninguna evolución significativa, pero tiene muchas virtudes notables. Se agradecen los toques roleros de mejora y personalización de Arno, el protagonista, el añadido del sigilo intercalado con las mecánicas de acción y parkour y el intento de hacer un modo cooperativo que, si bien no se ha resuelto de forma óptima, puede ser la primera piedra con la que construir algo más interesante en un futuro.

Yo personalmente me quedo con el placer de poder recorrer las calles del maravilloso y turbulento París de 1789. Una pena que el tema revolucionario haya quedado tan sólo como telón de fondo y no tenga apenas importancia en relación con la trama principal.

Dejemos a un lado nuestro espíritu hater y disfrutemos de la libertad, la igualdad y la fraternidad… y de Assassin’s Creed Unity también, claro.

La entrega de los Hobby Premios

Ayer se celebró en la discoteca Pachá de Madrid la ceremonia de entrega de los Hobby Premios, los galardones que anualmente otorga el grupo Axel Springer / Hobby Press (los lectores de sus revistas) a los mejores videojuegos del año, y allí estuve yo prestando mucha atención a todo lo que sucedía.

La temática escogida para este año se inspiraba en el universo de Harry Potter, con azafatos disfrazados de alumnos de Hogwarts y banderolas que sustituían, con mayor o menor fortuna, los nombres de las cuatro casas de la escuela por otros más consoleros: Wiiffindor, Playtherin, Xboxclaw y Pecepruff.

Hasta aquí, curioso por lo menos. Más discutible me pareció la elección del presentador, el humorista Sinacio, que se las vio y se las deseó para conseguir la atención del público. Aunque el tipo al final consiguió provocar algunas carcajadas y aplausos, al principio me recordaba a algunos profesores de la facultad que se esforzaban inútilmente en ser escuchados ante el pasotismo general de la clase.

En este caso había una dificultad añadida: los “alumnos” tenían unos buenos copazos entre manos. Tal era el desinterés del público que el pobre Sinacio no supo disimular demasiado bien su enfado, ni siquiera disfrazándolo de humor. Sólo la aparición de Carolina Cerezuela consiguió encauzar la gala. Eso sí, los dos demostraron no tener ni la menor idea de videojuegos. Su pronunciación de algunos títulos produjo más risas que la mayoría de chistes del guión.

La nota más desconcertante de la noche la puso la propia Cerezuela, que súbitamente comenzó a hablar de Sony y sus políticas de retrocompatibilidad y capacidad de la PS3. Una crítica en toda regla, expuesta de forma confusa y más bien desafortunada, teniendo en cuenta que por allí danzaban varios directivos de Sony. ¿Eso estaría en el guión? A mí me sonó más como si un colega de Carolina le hubiese dicho antes de la fiesta: “tía, di esto, que los de Sony la han cagado y vas a quedar como que controlas del tema”.

Pero paso a lo que nos interesa, los premios. No quiero reventar la gala ni desvelar todos los premiados, así que sólo citaré un par de casos que me parecieron especialmente sangrantes:

1.El mejor RPG: Compitiendo contra Mass Effect y Zelda: Phantom Hourglass, el ganador fue Final Fantasy XII, un juego que apareció hace ya más de un año y que es considerado por una gran parte de los seguidores de la saga como un bajón respecto a los anteriores. Supongo que llevar la etiqueta con el nombre Final Fantasy ha pesado más en las votaciones que la calidad real de cada uno de los títulos.

2. Assassin’s Creed: No me puedo creer que este juego de Ubisoft se llevase nada más y nada menos que tres galardones, el más importante de todos los premios incluido. Assassin’s Creed no es una mala producción, pero tanto reconocimiento para un juego que la mayoría considera sobrevalorado me parece excesivo. Además, si tenemos en cuenta que los que votan son los lectores de las revistas de Hobby Press y no los propios medios, me resulta aún más incomprensible. La única explicación que se me ocurre es que la mayoría de los votantes sean chavales que eligen sin haber probado los juegos, fiándose simplemente de las pantallas y las críticas (de hecho, yo lo hice alguna vez cuando era pequeño). ¿Y Bioshock?, ¿dónde lo metieron?

Como es de bien nacidos ser agradecidos (y las copas y canapés fueron más que decentes), no puedo terminar el post sin recomendaros que descubráis el resto de premiados (mejor compañía, mejor consola, mejores juegos por género y por plataforma…) en los reportajes que publicarán Nintendo Acción, Hobby Consolas, PlayManía y MicroManía en sus próximos números.

NOTA: Mil perdones por la pésima foto. De todas las que saqué, la que incluyo aquí es la única en la que se distinguía algo. Mis medios no dieron para más. Por cierto, ojo a ese 2008 “a lo Google” (no entiendo muy bien por qué eligieron ese diseño).