20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘apple’

El bastión sin conquistar por Jobs

Ayer falleció Steve Jobs (no sé si os habéis enterado). No se puede decir que yo sea un Applemaníaco, pero sé reconocer el alcance de la noticia. Quizá a los medios, llevados por el furor que la compañía de la manzana genera desde hace unos años, se nos ha ido un poco de las manos la cobertura del asunto, pero hay que reconocer la repercusión global de las ideas de Jobs, conceptos que han cambiado industrias y han redibujado la sociedad de la información.

El alma de Apple ayudó a construir la informática para todos. Posteriormente, con permiso de Napster, sentó las bases de una nueva era para la industria discográfica gracias al iPod y, sobre todo, a iTunes. La distribución física veía cómo su hegemonía comenzaba a ceder frente a la distribución digital. Con el iPhone, pese a no inventar nada nuevo, logró popularizar el concepto de smartphone y transformar la industria de la telefonía móvil de forma decisiva.

Jobs ha llegado incluso a crear un nuevo mercado a partir del iPad. Sin embargo hay una industria, la de los videojuegos, sobre la que durante años se asomó la sombra de la manzana sin llegar nunca a irrumpir de forma decisiva. No son pocas las veces que se ha rumoreado sobre la posible compra o coalición de Apple con una u otra compañía de videojuegos. A veces era Nintendo, a veces era Electronic Arts… También ha sido recurrente en los últimos años la idea de que Jobs acabaría por lanzar una consola de videojuegos (algo más sofisticado que la fallida Apple Pippin).

Quizá en otras circunstancias habríamos llegado a ver algo de este tipo, casi seguro que algo inesperado y de un elegante diseño, pero la realidad es que nada de eso sucedió. Aun así, Steve Jobs puso la semilla de un progresivo cambio en la industria del videojuego, concretamente en el mercado de las consolas portátiles.

Aunque a muchos les parecía un disparate comparar dispositivos como el iPhone y el iPad con máquians como la Nintendo DS y la PSP, lo cierto es que el tiempo ha ido demostrando que no se trata de ninguna locura. Los smartphones y las tabletas se han revelado como unas excelentes plataformas para juegos. Además, los móviles cuentan con la ventaja de un público potencial muchísimo más amplio que el de las consolas tradicionales.

El auge de estos dispositivos, unido al cada vez más incierto mercado portátil (muy afectado por factores como la piratería y la falta de nuevas ideas), está produciendo una modificación sustancial en el panorama que se acentuará aún más cuando Internet y las apps se generalicen también en los televisores. La situación es real y no es cosa de futuro, ya está sucediendo. Así lo demuestran movimientos como el salto de Capcom a Android o los debates y las declaraciones de importantes desarrolladores sobre los videojuegos para móvil.

¿Hasta qué punto son Apple y Steve Jobs responsables de esto? En mi opinión, su influencia en este asunto no es nada desdeñable. Al fin y al cabo, la aparición del iPhone supuso un innegable punto de inflexión no sólo en telefonía y uso de Internet sino también en videojuegos para móvil con títulos más potentes, más elaborados, más ambiciosos… Ahora mismo es complicado calcular el impacto de estos dispositivos en el mercado portátil, pero existe e irá a más.

Jobs no hizo videojuegos (Breakout no cuenta), no fabricó consolas (Pippin no cuenta), pero sí señaló un nuevo camino. Aún pasarán unos años hasta que podamos valorar su aportación al sector en su justa medida, pero lo haremos. No me cabe duda.

El iPhone, esa consola portátil

No es que yo le dé algún valor al dichoso libro Guinness de los Récords y a la organización que lo elabora, de hecho me parece que demasiado a menudo rallan en lo ridículo, pero el último anuncio relacionado con los videojuegos me ha dejado estupefacto. No sé qué pensar.

Vale, acepto que Kinect haya entrado en el librito como el dispositivo de electrónica de consumo que más rápido se ha vendido en la historia. Al fin y al cabo, Kinect es un “producto de electrónica de consumo”. Lo que no me cabe en la cabeza es que hayan señalado al iPhone 4 como el dispositivo de videojuegos que más rápido se ha vendido en la historia.

Sí, 1,5 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento son muchas y en muy poco tiempo (desde el 24 de junio de 2010 hasta hoy), pero es que, ¡(taco)!, ¡el iPhone 4 no es una maldita consola portátil! De todos esos millones de usuarios, ¿cuántos se habrán comprado el iPhone principalmente para jugar a videojuegos? Es más, ¿cuántos habrá que no han jugado nunca a un videojuego en el iPhone? Me parece ridículo comparar el smartphone de Apple con, por ejemplo, la Nintendo DS, que es la que ha perdido el récord.

Esto no es ridículo, es lo siguiente. ¿Contarán los Tamagotchis, el teletexto y los relojes Casio como dispositivos de juegos?

Viciado con el iPad

Ahora mismo tengo entre mis manos un flamate iPad nuevecito. Sólo voy a disponer de él durante unos días, lo justo para toquetearlo un poco y ver sus posibilidades. De primeras, mi impresión sobre el dispositivo no eran demasiado positivas: aparte de las típicas objeciones que ha citado todo el mundo (no es multitarea, no dispone de cámara, no soporta Flash y no tiene puerto USB), existe el gran inconveniente de que no tiene un utilidad destacada.

El iPad tiene muchas funciones, pero ninguna que lo convierta en un invento único. Sin embargo, una vez que lo coges te sientes extrañamente atraído por él. Es bonito, tiene un diseño muy atractivo y la interfaz, la calidad de la pantalla y la tecnología táctil (heredadas directamente del iPhone) son excelentes. Como imaginaréis, una de las cosas con las que más he trasteado ha sido con los juegos.

¿Puede el iPad convertirse en un serio competidor para las portátiles de Sony y Nintendo?, ¿Mirara cara a cara a las venideras Nintendo 3DS y la hipotética PSP 2? Lo dudo mucho. El iPhone no lo ha conseguido y no creo que el iPad lo logre. Un aparato multifunción que además ofrece videojuegos nunca podrá jugar en la misma liga que máquinas cuya finalidad primordial son los juegos.

Sin embargo, al igual que su hermano menor, el iPad es desde ya una excelente plataforma para el desarrollo de juegos. No me cabe duda de que ésta será una de las áreas más rentables para cientos de desarrolladores de todo el mundo, ya que pueden crear videojuegos muy resultones sin necesidad de realizar inversiones desmesuradas.

Entre los jueguecillos que he probado se encuentran los típicos Solitario, Sudoku y Mahjong, ninguno muy novedoso pero tan adictivos como siempre. Además, la fantástica respuesta de la pantalla táctil hace que jugarlos sea un placer. Más llamativo me ha parecido el Labirinth 2 HD, que convierte al dispositivo de Apple en una circuito tridimensional de madera que debemos inclinar de un lado a otro para conducir una bola de pinball hasta el agujero de salida.

En Dizzypad HD debemos hacer que una ranita cruce un lago saltando de nenúfar en nenúfar y Tap Tap Radiation es el típico juego que nos obliga a seguir el ritmo de una melodía dando toquecitos en la pantalla. Ninguno de ellos es revolucionario, pero la calidad de imagen y el sencillo control los hacen mucho más adictivos de lo que parecen. De hecho, yo he encontrado un nuevo vicio casi enfermizo por culpa del iPad, se llama Harbor Master.

La premisa del juego es de lo más sencilla: un escenario marítimo con varios puertos de colores y barcos que van llegando a la pantalla. Nuestro objetivo es trazar la ruta de los navíos, dirigirlos hasta un puerto de su color y después hacer que abandonen la pantalla. El problema es que cada vez aparecen más y más barcos (algunos grandes y con cargas de varios colores), y un solo choque hace que concluya la partida. No puedo parar de jugarlo.

Si alguien me pide una recomendación, le diría que no se comprase el iPad por los juegos. Pero si a ese alguien le atrae el nuevo dispositivo de Apple por otros motivos (navegación por Internet, ebooks, reproducción de vídeo…), le aseguro que en los juegos va a encontrar un pasatiempo más que interesante.

Apple, la manzana que podría comerse a Electronic Arts

¡Noticia bomba! Bueno, noticia no, porque aún no pasa de rumor, pero de confirmarse estaríamos ante un acontecimiento histórico: la compra de Electronic Arts por parte de Apple. El origen de esta información tiene su raíz en la publicación The Street, donde se afirma que la compañía de Steve Jobs tiene a EA en el punto de mira.

Electronic Arts supondría una compra más que suculenta, al alcance de muy pocas empresas. Apple es una de esas pocas. ¿Os imagináis lo que supondría la unión de semejante gigante de las tecnologías con una de las empresas de videojuegos más poderosas del mundo? Electronic Arts se convertiría en el cazador cazado. Estamos acostumbrados a ver que EA compre tal o cual estudio o compañía (no hace mucho querían hacerse con Take-Two y la mina de oro del GTA), pero ahora se nos plantea la idea de que un pez aún más grande se coma a este voraz tiburón de la industria.

Como Microsoft, Apple es un coloso del mundo de la informática, una base más que sólida para dar el salto a la industria del videojuego, un negocio en el que ya ha metido la patita con el iPhone (un dispositivo que, cada vez con más insistencia, nos quieren vender como plataforma de juegos) y en el que ya metió la pata en el pasado con Pippin (una máquina que surgió de la alianza de Apple y Bandai y que supuso uno de los mayores “batacazos consoleros” de la historia).

Por supuesto, no creo que nadie piense que Apple se limitaría a dejar que EA sacase sus FIFA y Need For Speed anuales como viene haciendo desde tiempos inmemoriales. Seguramente esta fusión conllevaría la aparición de un nuevo gigante en la industria del hardware.

Mucho me extrañaba que ninguna otra multinacional, aparte de Microsoft, hiciese una apuesta fuerte para subirse al carro de los videojuegos tras el exitazo de Sony. Todos recordamos olvidables (a la par que entrañables) intentos de compañías como Panasonic o Philips de meterse en el sector, pero la verdad es que el oligopolio siempre ha sido una constante.

Ahora, Apple podría llegar para cambiar eso (al menos un poquito). ¿Están preparadas Sony, Microsoft y Nintendo para la llegada de otro coloso al sector? La compañía de la manzana traería aires frescos y de renovación, una imagen muy moderna y una maquinaria de marketing que rivalizaría con la mismísima Nintendo y sus efectivas campañas publicitarias.


Watch iPod touch 2G in Game Videos  |  View More Free Videos Online at Veoh.com

Como decía al principio, la noticia aún no es tal. Estamos tan sólo ante un rumor. Pero bien es sabido que casi todo lo que pasa en el mundillo de las tecnologías y los videojuegos se propaga antes como cuchicheo que como información oficial confirmada. Hay motivos para pensar que esta compra podría hacerse efectiva tarde o temprano.

En primer lugar no sería raro por la ya citada experiencia y tendencia de Apple en el mundo de los videojuegos. En segundo lugar, por motivos económicos: mientras que Electronic Arts está sufriendo duramente la crisis económica, Apple se encuentra en un momento financiero inmejorable, de hecho acaba de concluir su segundo trimeste fiscal con cifra récord de ingresos. Por último, tal y como citan en Vida Extra, Steve Jobs cuenta en su equipo con trabajadores con experiencia en el mundo del videojuego. Entre ellos se encuentran Bob Drebin, que participó en la creación del chip gráfico de GameCube y Richard Teversham, quien era hasta hace poco director europeo de estrategia y negocios de Xbox para Europa.

No suelen gustarme la compras / fusiones / absorciones de empresas, pero en este caso me produce mucha curiosidad ver qué pasaría si Apple se hiciese con EA (con Steve Jobs recuperado, a poder ser).

¿Creéis que esta compra es posible?, ¿se hará realidad?, ¿tendría éxito?, ¿cómo afectaría a la competencia y al sector en general?

NOTA: Se ve que no hago más que salir de una movida para meterme en otra. Os pido una vez más disculpas por la irregularidad de actualizaciones del blog. En esta ocasión todo es culpa de un accidente casero bastante serio con el que no pretendo aburriros, pero que me ha dejado temporalmente sin ordenador y consolas de sobremesa. Pero bueno, uno se cae para volverse a levantar, así que seguiré dando guerra en breve.

iPhone vs. Nintendo DS

Desde hace unos días se viene hablando sobre la posibilidad de que el iPhone se convierta en un competidor directo de la Nintendo DS como dispositivo portátil de juegos. Pues bien, ayer mismo, Steve Jobs explicó los proyectos inmediatos de Apple para su famoso aparatito táctil y lo cierto es que el tema de los videojuego tiene mucho peso en sus planes.

En la gala, Jobs presentó el paquete de herramientas que permitirá a cualquier desarrollador crear programas para el iPhone, incluidos videojuegos. De hecho, casi la mitad de lo presentado fueron juegos. Además, Apple parece contar con el apoyo de importantes compañías como Sega, que ya prepara un Sonic y un Super Monkey Ball.

El precio de los juegos tampoco estará mal, entre 10 y 20 euros aproximadamente. Es decir, bastante más baratos que la mayoría de títulos de la DS. En cuanto a la forma de venta, se descargarán directamente de la App Store, una tienda online de Apple.

Sin embargo, todo esto no me parece suficiente para que el “juguete” de Jobs haga sombra a la Nintendo DS. Sí, es táctil, y seguramente cuente con una amplia gama de juegos casual, pero no es una consola. Da igual cuántas funciones pueda tener un aparato, da igual que reproduzca películas, que sirva para escuchar música, como GPS, para llamar por teléfono o para jugar, lo habitual (y hablo desde mi experiencia) es utilizarlo fundamentalmente para una o dos tareas.

No quiero decir que las demás funciones no se utilicen, sino que siempre se da prioridad a una o dos (llamar y escuchar música, por ejemplo). Las demás características quedan como algo secundario, accesorio, que pueden utilizarse en determinados momentos pero que no se consideran fundamentales. En este sentido, no creo que los videojuegos para el iPhone tengan mucha más repercusión en el mercado que la que pueden tener los juegos para cualquier otro móvil más o menos avanzado (¿alguien recuerda el proyecto N-Gage original?).

El iPhone es competencia para los teléfonos móviles, es competencia para las PDA, en breve será competencia para los 3G, pero no creo que sea competencia para una consola. Por muchas similitudes que pueda tener con la DS, el iPhone no deja de ser un dispositivo multimedia y nadie lo elegirá como sistema de entretenimiento sólo por sus juegos. Sobre todo, cuando enfrente hay plataformas tan potentes como la PSP o tan asentadas y populares como la Nintendo DS.

¿Los videojuegos son un añadido de agradecer? Por supuesto, seguro que hacen un buen apaño en los viajes en transporte público y, además, generarán jugosos beneficios para la industria. Pero no creo que llegue a más, no hasta el punto de considerar el iPhone una nueva plataforma de videojuegos. Aunque, ¿quién sabe? Esta gente de Apple sabe salirse con la suya.

¿Creéis que el iPhone llegará a hacerse un hueco importante en la industria del videojuego?