20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

World 1-1 en primera persona

Cuando uno piensa que lo ha visto todo, que nada puede sorprenderle, siempre surge algo capaz de dejarle de nuevo con la boca abierta. Pocos videojuegos debe de haber más versionados que Super Mario Bros. (si es que hay alguno) y, dentro del mismo, pocas cosas tan míticas como la primera fase, el mundo 1-1.

Pues bien, esta semana he visto una de las mejores adaptaciones que se han hecho jamás de ese legendario nivel. Es obra de un artista llamado Freddie Wong y muestra , con una calidad visual pasmosa, cómo se ve el Reino Champiñón desde la perspectiva de Mario: Super Mario Bros. en primera persona.

También es obra de Wong otrro sorprendente vídeo que muestra un Super Mario Kart con imagen realista…

Kirby y el problema de parecer infantil

Nunca comprendí a aquellos poseedores de una Master System II o una Mega Drive que argumentaban que las consolas de Nintendo eran infantiles. ¿De veras conocían el catálogo de la competencia?, ¿seguro que habían mirado bien el catálogo de sus propias consolas?

Con las generaciones venideras, esa afirmación se fue haciendo más cierta, básicamente por la escasez de juegos de third parties para N64 y GameCube. El problema de esta percepción, independientemente de si se ajusta más o menos a la realidad, es que muchos títulos excelentes fueron, son y seguirán siendo infravalorados por su aspecto o por la plataforma para la que ven la luz.

Podría decir que este es el caso de Kirby’s Epic Yarn, pero estaría mintiendo. La última aventura de la bola rosa de Nintendo cuenta con una característica propia de los juegos infantiles que cuesta mucho aceptar: es demasiado fácil. Es decir, que no es que parezca infantil sino que efectivamente lo es.

Pase que el juego esté protagonizado por muñequitos, pase que predominen los colores chillones o los colores pastel, pase que el control no exiga la preparación de un ingeniero aeronáutico, pero un nivel de dificultad ridículo es algo complicado de sobrellevar incluso para aquellos que, como yo, no tienen complejos ni prejuicios hacia lo que presenta un aspecto infantil.

Siempre intento convencer a la gente para que juegue a tal o cual título que es excelente a pesar de parecer para niños. Con Kirby Epic Yarn creo que la tarea es más ardua de lo habitual. Si tuviera que resaltar un elemento por el que merece la pena probar este Kirby se tenga la edad que se tenga, ese sería el gusto estético. Pero mejor dejo el imperfecto de subjuntivo a un lado y paso al presente: no hace falta buscar un reto para disfrutar de este plataformas, el mayor aliciente se encuentra en el precioso e imaginativo diseño de niveles y personajes.

Me gusta Epic Yarn porque es una de esas obras que ves y piensas: “joder, está muy bien hecho”. No tiene gráficos alucinantes ni tecnologías espectaculares, simplemente mimo y buen gusto. Y estas virtudes se pueden apreciar aun no gustándote el juego. Lo que es bueno, es bueno, independientemente de los gustos de cada uno.

Sobre el juego en sí no he dicho mucho, pero el vídeo y algunos otros posts anteriores ya lo dejan bastante claro: un plataformas clasicote de avance lateral que se desarrolla en un mundo hecho de telas con personajes que no son más que siluetas de hilo, Kirby incluido. La idea también mola, la verdad.

¿Qué os parece este nuevo Kirby?, ¿demasiado infantil o merece la pena darle una oportunidad?

Te gano pulsando un botón

Tercer y último post inspirado por el recién lanzado Marvel vs. Capcom 3. El primero fue sobre el plantel de luchadores, el segundo lo utilicé para tratar el tema de los contenidos descargables, este tercero lo voy a emplear al asunto de la simplificación de los controles, que en MvC3 roza lo ridículo. No, no lo roza, se mete de lleno en él.

Ya he hablado otras veces de estos temas: del uso de guías y de trucos, de lo difíciles que eran antes los videojuegos y de las facilidades que se dan ahora. Si el sistema de ayuda que se incluyó en New Super Mario Bros. Wii ya me pareció escandaloso, la medida tomada por Capcom en Marvel vs. Capcom 3 se me antoja como de chiste.

En esta era de juegos sociales, party games y familias completas que utilizan la consola, las desarrolladoras a menudo buscan fórmulas para hacer que sus títulos sean accesibles para cualquier perfil de jugador. Esto se puede hacer con más o menos habilidad, pero cuando se intenta aplicar este principio a un videojuego hardcore, como es el caso, se producen auténticas aberraciones.

Al comenzar a jugar Marvel vs. Capcom 3, se nos ofrecen dos tipos de control, el normal y el simple. Para empezar, el normal ya es muchísimo más sencillo de lo que suele ser el modo predeterminado típico. Nada de dos botones de patada y dos de puño (ni hablar de tres de cada, por supuesto), ahora tenemos -dejando los botones de cambio de personaje aparte- un botón para golpe débil, otro medio y otro fuerte más el especial que sirve para iniciar los combos aéreos y alguna otra cosilla.

Este sistema viene heredado de Tatsunoko vs. Capcom, al que no acabé de pillar el punto, en parte por los gráficos y en parte por el citado control (y eso que lo pillé con muchas ganas). Aunque estoy acostumbrado a tener varios botones de patada y varios de puño, al final me he adaptado muy bien a este tipo de control. Lo cierto es que es muy sencillo realizar combos y encadenar golpes espectaculares. Imagino que los que sean aún más puristas no verán esta simplificación con buenos ojos.

Pero si el modo normal ya está simplificado, ¿en qué demonios consiste el modo simple? Pues en pulsar un solo botón. Bueno, no exactamente. En realidad, un botón sirve para dar golpes (siempre los mismos), otro para realizar un ataque especial (siempre el mismo) y otro para hacer un Hyper Combo (siempre el mismo). Las funciones del botón de combo aéreo y los de asistencia se mantienen.

¿Y esto para que es?, ¿para que empiecen a jugar nuestros abuelos a MvC3? No le veo la diversión ni tampoco la utilidad. Con este modo hipersimplificado no se aprende a jugar. De hecho, aunque suene abusivo el hacerlo todo con una sola pulsación de botón, no lo es. Es tremendamente complicado ganar así, ya que apenas puedes realizar unos pocos movimientos. Sí, cuando he titulado “Te gano pulsando un solo botón” estaba exagerando. Ese es el concepto del modo simple, pero os aseguro que llevarlo a la práctica no es sencillo salvo luchando contra la CPU en dificultades bajas.

¿Creéis que este modo simple tiene alguna utilidad? Por favor, iluminadme con vuestra sabiduría.

Recomendaciones navideñas

Como ya he hecho otros años, os propongo que analicemos cómo está el panorama en cada una de las plataformas de juego actuales de cara a las ya cercanas fechas navideñas. Yo he realizado una serie de recomendaciones. No son los mejores juegos ni los que les van a gustar a todo el mundo, son los juegos que más me apetece jugar a mí. Por ese motivo, os invito a que realicéis vuestras propias recomendaciones y sugerencias en cada uno de los posts que siguen a continuación:

Recomendaciones para PlayStation 3.

Recomendaciones para Xbox 360.

Recomendaciones para Wii.

Recomendaciones para PC.

Recomendaciones para Nintendo DS.

Recomendaciones para PSP.

Recomendaciones para Nintendo DS

Este fin de año, la portátil de Nintendo no tiene tan mal catálogo como otras veces. Las propuestas van desde los típicos Pokémon y Harry Potter hasta Sonic Colours. El lanzamiento casual del momento es Art Academy, que ya lo habréis visto anunciado en televisión hasta la saciedad: “No estoy jugando, estoy dibujando” o algo así. Pues eso, para aspirantes a Miró. Una vez más, salvo la honrosa excepción de Dragon Quest IX, los lanzamientos más interesantes llegan de mano de la propia Nintendo. En concreto, hay dos juegos que merecen muchísimo la pena. Uno de ellos es El Profesor Layton y el Futuro Perdido. El otro, con el que yo me quedo como recomendación, es Golden Sun: Oscuro Amanecer, el esperado regreso del elogiado RPG de Game Boy.

¿Cuáles es vuestra recomendación navideña para Nintendo DS?

Al mal tiempo…

Lunes convaleciente. Tengo un dolor de estómago que me está matando e impide que pueda explayarme en el blog como debería. Pero no quiero dejar pasar el lunes sin una nueva actualización, así que os dejo un par de curiosidades que he visto esta mañana y que me han llamado mucho la atención:

Un circuito real de Mario Kart creado por aficionados.

Una parodia dl divertidísimo y exitoso Angry Birds.

“Cuando te maten me toca”

Esta expresión, que a muchos nos trae entrañables recuerdos, la he tomado prestada de un reciente post de mi compi El Becario porque creo que refleja a la perfección la relación entre videojuegos y convivencia, un concepto éste que se ha convertido hoy en núcleo de todos los blogs de 20minutos.es.

¡Qué recuerdos jugando a la Master System II, a la Super Nintendo o a la Play con un viejo amigo!, ¡qué de tiempo en el videoclub tratando de ponernos de acuerdo sobre qué juego alquilar para ese fin de semana!, ¡qué momentazos echando partidas a dobles con mi primo! Turnándonos el mando con cada vida, flipando con los modos cooperativos, quejándonos de la poca visibilidad que ofrecen algunas “pantallas partidas”, echándonos unos piques a juegos de lucha o de carreras…

¡Y qué subidones al superar una fase, al eliminar a un boss, al completar un juego, al descubrir un secreto o resolver un puzle!, ¡qué maravilla cuando la compenetración es perfecta! ¡Qué fantástica sensación de complicidad! Y es que los videojuegos, pese a la imagen que tuvieron durante muchos años, no fomentan la soledad y el aislamiento. No hacían falta party games para compartir la experiencia.

Yo siempre he dicho que muy malo tiene que ser un juego para que su modo a dobles no resulte divertido. El deseo y el placer de compartir es algo inherente al ser humano e intentamos extenderlo a todos los aspectos de la vida. Los videojuegos no son una excepción. ¿Y qué mejor convivencia puede haber que aquella en la que se comparte, ya sean vivencias íntimas o actividades aparentemente banales?

No nos engañemos, los videojuegos también generan disputas: grandes piques con un colega, enfados monumentales con una hermana, arrebatos de egoísmo que es mejor olvidar… Pero es que esto también es parte de la convivencia. La armonía absoluta es algo utópico.

Desde hace unos años, las compañías de videojuegos están apostando con gran fuerza por el juego social, por las actividades que sirvan para agrupar a grupos de amigos y familias en torno a la consola. Fiestas de SingStar, torneos al Wii Sports, partidas al Buzz y al Scene It!, días de Rock Band, un futuro próximo entre Kinect y PlayStation Move

¿Videojuegos y convivencia?

– Gracias a los videojuegos conocí a mi primer gran amigo de la infancia.

– Mi Super Nintendo fue la reina en muchos de mis cumpleaños (incluso aquel en el que me obligaron a alquilar un infumbale FIFA de la época).

– Juegos como el Super Smash Bros. de Nintendo 64 sirvieron para que mi hermana y yo dejáramos a ratos nuestras continuas peleas para picarnos con la consola.

Mario Kart: Double Dash!!, Mario Party 6 y Mario Power Tennis son probablemente los juegos con los que mejor me lo he pasado en grupo. Los recuerdo como parte de una época inolvidable de mi vida.

Mi afición al WoW me ayudó a sobrellevar la convivencia con dos extraños compañeros de piso: un elfo (así se denominaba él) y una francesa rubia, muy guapa, con acento que casi parecía forzado, dependienta en una perfumería… y muy friki del MMORPG de Blizzard.

– El Guitar Hero fue el protagonista de algunos de los mejores y más divertidos momentos que pasé en compañía de mis dos siguientes compañeros de piso y también compañeros de curro.

Jugad, compartid y convivid felices con los que os rodean 😉

Gran Turismo 5, de Madrid a Bilbao

Imagino que la mayoría ya habréis visto el genial homenaje que Sony le ha dedicado a España en Gran Turismo 5. Me refiero al circuito que transcurre por algunos de los lugares más emblemáticos del centro de Madrid (Cibeles, Sol, el Congreso, la Puerta de Alcalá…). Pues bien, para el que aún no lo haya disfrutado, aquí le dejo el vídeo. Además, aprovecho para comentaros un detallito más sobre GamerLand: el evento que se celebrará en Bilbao a finales de octubre acogerá el primer campeonato de este esperadísimo título. Ya podéis ir practicando con Prologue

Vacaciones anticipadas

Por una serie de problemillas, entre los que se encuentra una baja por problemas cervicales, he sido incapaz de actualizar el blog como es debido y me veo obligado a adelantar las vacaciones blogueras estivales.

Me dejo en el tintero bastantes temillas que ya tenía pensados: Blacklight Tango Down, Singularity, WoW: Cataclysm, Starcraft II, iDÉAME, Lego Harry Potter, All Points Bulletin, algún “Viejas joyas” y también un “Videojuegos con Ñ”. Sin embargo, mi cuerpo no da para más.

Nos vemos en septiembre. ¡Feliz verano!

Experiencias de juego inolvidables (II)

Ni siquiera una decena de momentazos da para mostrar todo lo que son capaces de ofrecer los videojuegos, pero mejor diez que cinco, así que aquí va otro puñado de situaciones de esas que quedan guardadas en el corazoncito para siempre.

Cuando se escapa la lagrimita

La profundidad de algunas aventuras y RPGs es tal, que resulta casi imposible no identificarse con los héroes, cogerles cariño e incluso sentir que has establecido una relación íntima con ellos que va más allá del juego. Tantas horas de mazmorras, de subir niveles, de sufrir penalidades.. que cuando llega el final, la hora de la separación, en ocasiones se nos escapa una lagrimita. Cada uno tiene sus “intocables”, esos juegos especiales que le han tocado la fibra sensible: Final Fantasy VII, Kingdom Hearts, Grandia… En mi caso, la lista es larga: Illusion of Time, Chrono Trigger, Ocarina of Time… El último fue Tales of Symphonia de GC y, el primero, el que me llegó al corazón por primera vez, Breath of Fire II.

Aquellos atajos secretos

Mario en sí podría considerarse como una experiencia única dentro de los videojuegos. Este personaje ha dejado tantos y tan buenos recuerdos en mi cabeza (y sigue haciéndolo) que elegir uno sería blasfemar contra los demás: los disfraces de Super Mario Bros. 3, los divertidísimos piques con los amigos en cualquier Mario Kart, el descubrimiento de ese impresionante mundo tridimensional que llegó con Suer Mario 64, el primer Goomba de Super Mario Bros., la seta, la flor, la estrella… Uno de los rasgos más característicos de las aventuras del fontanero es la enorme cantidad de zonas secretas y atajos que suelen esconder: tuberías en las que entrar, zonas secretas que te llevan desde el mundo 1-2 al 4-1, flautas mágicas, casas encantadas llenas de Boos de las que no es fácil salir… ¡Grande Mario, grande!

El ‘Mortal Monday’

¿Os acordáis del Mortal Monday? Yo lo recuerdo como algo mítico, el “lunes mortal”, el día en el que saldría al mercado el videojuego más violento de todos los tiempos: Mortal Kombat. Se trataba de una campaña publicitaria montada por Midway para promocionar el juego más polémico de aqulla época. Estaba claro que la promoción no le hacía mucha falta, la criaturita de Ed Boon y John Tobias estaba condenada al éxito. La estrella de Mortal Kombat eran los golpes finales. Si al hacer una serie de movimientos, la pantalla se oscurecía, el subidón era indescriptible: ¡te había salido un fatality! Estaría bien que Mortal Kombat Vs. DC Universe le devolviese a la franquicia la vidilla (paradójico, ¿no?) que tenía por aquel entonces.

Esto del Wii Tennis tiene su punto

Aunque con el tiempo haya acabado renegando de la filosofía Wii y del juego casual, he de reconocer que al principio me emocionó mucho la idea. La batalla entre las consolas de nueva generación todavía se estaba fraguando y todo el mundo estaba emocionado con la nueva consola de Nintendo. En el E3 de 2006, la Wii causó furor entre los asistentes. Después, Nintendo la fue enseñando por todo el mundo. Yo tuve la fortuna de asistir a la presentación que se hizo en Madrid, la expectación era enorme. Allí me encontré con algunos amigos del sector y estuvimos probando la demo de WarioWare, el jueguecillo de puntería de Wii Play, el Wii Sports e incluso un prematuro Wii Music en el que había que dirigir una orquesta. La consola no defraudó, todos salimos encantados, nos pareció divertidísima, especialmente el juego de tenis. Casi añoro aquella emoción inicial.

¡Detrás de ti, imbésil!

Serían las seis de la tarde aproximadamente, yo trabajaba en una revista especializada y estaba a punto de irme a casa. Entonces entró en la redacción mi entonces compañero y buen amigo Javi (ahora sólo buen amigo). Llevaba algo en las manos, un juego, ¡el Resident Evil 4 de GameCube! Aún faltaban meses para que el juego viese la luz y nosotros lo teníamos ahí. Lo pusimos todo emocionados, ¡qué graficazos!, ¡qué movimientos!, ¡qué burrada! El juego iba a saco desde el principio, el cambio le había sentado muy bien a la saga. Recuerdo que, al llegar al pueblo, nos quedamos un buen rato embelesados mirando con los binoculares cómo se movían los aldeanos de un lado para otro. Resultaba curioso el efecto que producía ver los textos y menús en japo y escuchar a los supuestos españolitos ponernos de “cabrones” para arriba. Muy divertido. ¡Uf! Parece que haya pasado un siglo desde aquello.

En estos dos días ya hemos recopilado un buen puñado de momentos únicos, pero seguro que algo nos dejamos. ¿Se os ocurren más?