Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘JJOO Tokyo 2021’

Compra cacharros que te espían en régimen de alquiler

USA crece más que antes de la pandemia y las grandes bigs suben y ganan más que nunca. Esp crea empleo a toda velocidad.

Si alguna big local o mundial no creciera o creciera poco podría avanzar grandes números primos ficticios hiperreales en baso a una nueva subépoca que acaba de comenzar y que se basa en el optimismo full time, que permite y alienta la ya usada hinchazón de cuentas, el mamoneo de resultados, la felicidad contable reinventándose una vez más pero en digital eco bio CC. (Este párrafo, añadido por el algoritmo correctriz a última hora, será el post de mañana: el espíritu del time siempre sale cuando los dedo arden y las obviedades han sido dichas).

Aunque compres algo, un coche, no será tuyo, será un alquiler de diversos artilugios, soft y hard, como ahora los ordenadores o los teléfonos, que reportan a la casa madre. Como los libros del Kindle. Esto de Mercedes.

El alquiler que te espía. Alexa, Google, etc. El aspirador, el robot de cocina, el reloj…

Igual que el smartphone te espía a fondo (Snowden desmontando el suyo para quitarle los micrófonos, al hilo del affaire Pegasus), todo lo que pueda reenviar tus datos a la reventa o reutilización por IAs para venderlo más caro, lo hará. Ya nos habíamos adapado/resignado. El artículo de Snowden es muy claro.

Todo es y será medido y remixeado, mundo recombinante, grandes dosis de datos que adquieren nuevos sentidos gracias a grandes dosis de datos. Todos en la batidora, intimidades regaladas, por desidia, pereza, ignorancia, decisión o un mix. Lo más obvio: impotencia. Todo gratis hasta que se legisle en todo el mundo. Para entonces ya estaremos estarán nadando en la sopa del CC.

China interviene en su capitalismo loco por vía comunista de siempre, hace bajar las bolsas manejando a las corps antes de que se hagan inmanejables, el neolib comunista chino es un híbrido delirante, pero también el original USA lo es, en eso no le alcanzan.

Esp crea empleo, USA crece más que antes del shock covídeo y en medio de su oleaje/resaca, el FMI augura que Esp crecerá más que los socios de Europa, Keynes le oiga. Biden ha conseguido el OK del Senado para su trillón y pico en infraestructuras, los grandes inversores (en entrada anterior la carta del ceo de Blackrock) ya están en el post CC, post co2, en la eco verde. Los desahucios van aparte. En última instancia que se los coma el estado benefactor, igual que el iva de la luz, etc.

Esp prorroga el colchón social covídeo para casos extremos. Esfuerzos innúmeros para salvar turismo en medio agosto, PCRs a saco, certificados… algo habrá que inventar para que el turismo vuelva aunque perezca un x% por el virus: el riesgo es un aliciente que siempre ha estado en la avenura de viajar.

Sanchazgo

Mañana es la junta de ccaa’s bajo Sánchez, la cogobernanza dedazo, mareo de cifras, indultos de deudas, traspasos, propinas… El sanchazgo quiere comprar la paz interior región por región, las baronías echan sus cuentas, todo lo de los euromillones sigue en la ardiente oscuridad, pero cada autonomía ha preparado la lista de transformaciones con sus empresas y organismos.

Biden ha amenazado a Putin con una guerra de verdad, “con balas”, si sigue impulsando la ciberguerra. Es el contexto. Y China exhibe sus nuevos misiles gordos como supositorios. El rearme convencional, que ya es digital por defecto. Lo digital es lo natural. (Aquí una cosa **** sobre el reencantamiento y, de paso, algo sobre la necesidad de guerrear y fastidiar… para no aburrirse).

Túnez hace temblar toda esa zona, Perú la suya, en Cuba siguen muriendo altos mandos militares. Y los JJOO 2021 sobre los efluvios de Fukushima 2011. Todos somos un poco Biles.

En Esp, en la medio pax sanchera que augura el reparto de (próximos) euromillones y el (inmediato) ciclo de maná ecuménico a las ccaa’s, el juez del caso lleva al banquillo al exministro de interior y su cúpula de cuando Rajoy por el cerco a Bárcenas en el llamado caso Kitchen. Ha eximido a Cospedal, su marido, etc. Alivio por ese lado.

Esp barcenaria y villarejante. El contexto que adoba la cumbre sanchera de mañana, con Urkullu que ya ha facturado y el presi cat que estará en efigie. Sánchez tiene que promulgar treinta o cuarenta leyes en los dos años que le quedan para acatar las normas UE. Y necesita a todos los socios, hasta el último de Teruel. A fin de cuentas para repartirse algo antes hay que tener ese algo, así que esa es la ironía del kit sanchero, que usando a los díscolos, periféricos y disolventes del r78 va a reflotar, si puede, si el mundo y sus microchips y containers se lo permiten, la patria adolorida que dejó Annual.

 

Ahora, para reactivar esto, se trata de comprar a toda prisa artilugios (también conceptuales) que se convierten en alquiler perpetuo y vínculo espiador indefinido, una nueva vida esclava diferente, digital intimidad compartida a muerte.

Notas para mañana, pasado, etc

Pleno infierno.

Euforia y optimismo postneolib hinchazón de resultados (esquema de siempre).

Gob USA puede copiar al neocap chino interviniendo a tope en sus majors aunque desestabilice el sistema, que se reará enseguida.

¿Puede el gob USA intervenir a saco en sus big corps sin destruirse a sí mismo? ¿Hay alguna diferencia entre ellas y él?

Llamar a las cosas y países con otros nombres, orwellismo Alicia diario: ejemplo: Rusia es JOC.

 

El año de los Juegos Olímpicos de la marmota

Veo los Juegos a ratos, y me bailan los años. Veo Tokyo 2020 por todas partes, es el fondo, el subtexto fijo, lo veo sin verlo, sin darme cuenta, decoración, paisaje… pero se me queda dentro, 2020, revoloteando.

Y me creo que estamos en 2020.

Es un sesgo cognitivo (o descognitivo), es una alteración de la ley de la relatividad, de la general, de los Principia de Newton, se altera la geometría de Euclides y las otras, hasta la alegre vida fractal va de medio lado con el 20 de los JJOO.

A veces es lunes y parece domingo, o viceversa, se bailan los días ¡¡¡pero los años!!!

Veo los juegos muy poco, a trozos, fascinante todo, irresistible. Veo las clasificaciones de 1500 femeninos de natación, hay cámaras en todas partes, ¿cómo pueden nadar entre tantas cámaras? No me refiero a que les interrumpan el paso o tropiecen con los cables… es mucho peor: saben que les graban hasta la más discreta bocanada. Desde arriba, desde abajo, a los lados, los cortes oblicuos… es un panóptico implacable.

No es extraño que además de las tensiones la propia competición, que ya es, se agobien con un estrés añadido de la vigilancia absoluta. Las chancletas, la mueca de dolor, cuando te vendas los pies, pintarse, estar guapos… sonreír, saludar, no bufar ni mocar ni escupir (tan frecuente en el fútbol)…

Sigo los juegos a ratos, haciéndome trampas, ahora estoy viendo, en dos pestañas, el balonmano con Brasil y el fútbol con… ya no me acuerdo… necesito pastillas, (aquel Catovit) algún tipo de desbloqueador de dendritas… un poco de IA… Ah, sí, con Argentina.

Qué intenso es el balonmano, tan desacreditado por Urdangarín, qué maravilla de goles… a su lado el fútbol es una demora permanente. Otro ritmo.

Ví a ratos a las gimnastas, lo veo todo sin sonido, sin saber muy bien qué ocurre, aquí te pillo aquí te veo, pero comprendí que algo le pasaba a esa chica, la campeona de USA que se ha bajado del torneo por… por lo que sea. Quizá también se cree que estamos en 2020.

Los juegos han detenido el tiempo.

No deberían haber dejado tantos carteles con ese año nefasto, bastaba con respetar lo de JJ OO de Tokyo, con la “y” griega. Sin números.

Parece que no hemos cambiado de año, y en el resto de cosas también podemos pensar que seguimos atascados en el bucle covídeo, ha muerto una mujer embarazada de 40 años, y todo así, las ucis, el turismo colapsado, vacunas a media asta, contagios unisex.

Simone Biles.

Y luego está lo de ROC.

En las primeras catas me volvía loco pensando qué país será ese, si parecen rusos, ¿habrá una república eslava que no me he enterado? ¿ROC?

Y todo eso de la sanción a Rusia, el doping de Estado, qué bonito concepto. B

Biden ha amenazado a Rusia con una guerra de verdad, ¡con balas! Qué antiguo, balas.

ROC no conserva ni el himno. Ni el nombre. Extraño nominalismo de época rara.

Todo a mayor gloria de Tchaikovsky.

Si me dejan los JJOO sigo luego.

¡Feliz 2020!

 

Simone Biles ha dado popularidad y audiencia de los JJOO, su renuncia y su agobio, tan humanísimos –y más en este bienio horríbilis– han batido todos los récords de empatía y comprensión. Todos somos un poco o mucho Simone Biles.