Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Europa es la nueva patria de España

La Unión Europea, que podemos llamar Europa para abreviar, es la nueva patria española (esp).

España tiene problemas consigo misma y sus nacionalidades, regiones, guerras civiles antiguas y posmodernas, etc. La bandera es un arma arrojadiza.

Lo único que une a esp es la Liga, pero ahora el fútbol ha perdido punch, como todo en general, excepto las religiones pentecostales, que redescubren la fe con sus cantantes virálicos. Aquí lo explica Galia Moldavsky en la revista Anfibia.

La Liga de fútbol no la quieren ni los que la juegan. Así que.

Ellos también querían irse a Europa, a hacer una liga de luxe europea. Todos somos orteguianos a la fuerza.

***

La Unión Europea –valga Europa en lenguaje coloquial–, dentro de su ineptitud y falta de voluntad, ha hecho algo.

Algo relacionado con el dinero, que es su origen y destino.

¡Albricias, eureka!

Es absolutamente increible. O sea, hay que verlo.

Con su proverbial parsimonia (mal del todo no le va) ha empezado a aprobar proyectos para repartir algo de pasta entre los socios.

El giro es de 360º o más: de la austeridad genocida al crédito sindicado. Jopetas.

El giro es de mil grados.

En la Divina Comedia pasamos del infierno al purgatorio. Vaya salto.

En los 90 estábamos muy crecidos. “España va bien”, que decía Aznar mientras se hinchaba la burbuja. Antes ya había dicho Solchaga (psoe) lo suyo:

“España es el país donde más fácil es nriquecerse en menor tiempo”.

Ah, que times.

Aznar decía a Alemania que aprendiera de esp.

Época gürtélida y barcenaria, los eres en el psoe, Valencia… el clan Pujol… todo parejo.

La corrupción, al no ser universal, ha demolido la patria. Solo la ejercen/disfrutan unos miles o millones de privilegiados corruptos, no todos.

Pero la culturilla corrupta es el forjado de esta antipatria de hoy, jueves 17 de junio del año 21 del siglo ídem.

Eso ha sido un lastre. Y lo es. No se han reparado las grietas.

Por eso ahorita, aprovechando este manguerazo Netx Generation (sic), esp puede hacerse fan o follower de la patria europea.

Que ya lo era. Hasta el shock de los hombres de negro.

Lo más fácil para estimular este ímpetu de nueva identidad aumentada esp es adoptar la bandera de la UE, azul con estrellitas. La misma, exacto.

Para que no nos demanden por plagio como a unos vulgares doctores universitarios con cargo público añadimos a la bandera UE una nota de color, un destello, un punto, algo cuanto más imperceptible mejor.

Y a partir de ahí ya podemos refundarnos como esp aumentada.

Y robar en paz.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.