Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El próximo satélite habrá que asegurarlo

El satélite español Seosat-Ingenio se ha evaporado. No estaba asegurado. El fallo del cohete Vega de Arianespace para la Agencia Espacial Europea ha acabado con más de diez años de trabajo y 200 M€. Y tantas ilusiones y utilidades científicas. Un desastre.

El contexto, en Microsiervos: “Es un duro golpe para los equipos de los dos satélites. Pero aún más para Arianespace y la Agencia Espacial Europea ya que este es el segundo fallo de un Vega. Segundo fallo que además viene justo después del lanzamiento con el que el cohete volvía al servicio. Hay un pequeño consuelo en el hecho de que en esta ocasión el fallo ha ocurrido con la cuarta etapa del cohete, no con la segunda como en el caso anterior. Pero muy pequeño.”

El vídeo que no se hará realidad, al menos en unos años:

Aquí hay una entrada en Mapfre sobre cómo se asegura un satélite.

En este caso el seguro que no se hizo hubiera cubierto los primeros 40 minutos de la misión, es decir, el lanzamiento. Que es lo que ha fallado.

Una pena.

Tendrá que haber una investigación rigurosa y un informe rápido que despeje las dudas. En tiempos covídeos estos fallos desatan toda clase de hipótesis. La competencia por los cielos es tan fuerte como la de aquí abajo. Musk tiene ya 700 en órbita y pretende lanzar 12.000. Por cierto, su cohete a la ISS para la NASA ha funcionado bien.

Tanta IA y tantos algoritmos, tanto de todo y al final la culpa es de un operario que ha enchufado unos cables al revés. No es posible.

Y alguien tedrá que aclarar porqué no se ha asegurado este valiosísimo artefacto.

Lo raro es que este suceso no se haya aprovechado todavía para azuzar la inclemente furia política que nos aflige.

Los comentarios están cerrados.