Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Mascarillas baratas presupuestos caros

Mascarillas bajo IVA, lío y dinero. El gob ha apostado porque pague esta prenda esencial el gentío, con su iva del 21%. Ahora rectifica pero reconoce que era por el ahorro.

La prenda íntima esencial de la era covídea es obligatoria… y cara. El tuit del camionero en Portugal.

Mucha gente lleva la misma prenda toda la semana, la estira y habrá un porcentaje de población que solo cumple la norma pero no protege ni se protege. El IVA en este caso quizá IBA contra la salud.

La tenaza vida/dinero está burbullendo todo el tiempo de pandemia. Se nos come.

Mascarillas baratas (y certificadas, que no haya más pufos) y presupuestos con Bildu. Se normaliza la paz, con los muertos y los años y el dolor inmenso. Es posible homologar el horror porque ya hace años que no mata, pero duele.

La cesión permanente a los nacionalismos –la lengua única en Cat– viene del ERROR 404 de la Constitución, de haber cedido privilegios, incluso fiscales, que son los decisivos, cuando entonces. Y del valor de los votos. Lo explica con claridad, como tantas otras cosas esenciales:

Manuel Pizarro en el Club Tocqueville, (vídeo).

Sin mayoría todo sale caro. Tampoco parece que el psoe, a pesar de las críticas baroniles, vaya a romperse por esto. Otra cosa es el país, que lleva rompiéndose desde cuando entonces.

Trump sigue forzando los límites de la democracia. Ha nombrado cargos de Defensa, está en plan bananero y el mundo tiembla (o se alegra, según las ganas de lío), ante este desastre. Se van a contar a mano los votos de Georgia. Los misiles están en alto.

Luces de navidad en Confinlandia, en medio de una crisis institucional en USA que puede desbaratar el mundo.

Quizá la encíclica del Papa Francisco, que viene en dosis breves, párrafos numerados, podría ser útil. Pero la sangría de la pederastia sigue sin resolverse y se come todo lo demás.

La Iglesia, como todo en general, necesita ya la igualdad de las mujeres, que sean sacerdotes, y que se puedan casar. Si el Papa ya padece el cisma de facto mejor sería ir con todo, que el celibato de los curas no está en el Evangelio. “El reino de Dios ya está entre vosotros” (Lc 17. 21), pero no es fácil de ver.

__

Tras el espléndido Motel Margot, de Octavio Gómez Milián, un nuevo blog en 20M: Magda Barceló en Sin perdices, Lo que a menudo nos fastidia un final feliz.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.