Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

La orden ministerial contra la desinformación -Nivel Kafka XXL– podría servir para imputar a los que la han redactado

El documento “Orden PCM/1030/2020, de 30 de octubre, por la que se publica el Procedimiento de actuación contra la desinformación aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional” es pura desinformación Nivel Kafka XXL.

Además, es incomprensible.

Por lo tanto es anticonstitucional, como la mayoría de lo que publica el Estado:

La función del Estado (al menos el español) es ser incomprensible para sí mismo y para la ciudadanía que lo sufre.

En ese sentido la orden ministerial cumple con lo esperado.

Tres párrafos consecutivos:

“Por tanto, y con la finalidad de dar cumplimiento a los requerimientos establecidos por la Unión Europea e implementar a nivel nacional las políticas y estrategias promulgadas en el ámbito de la lucha contra la desinformación, urge redefinir los aspectos implicados mediante la identificación de los órganos, organismos y autoridades que forman el sistema, y marcar el procedimiento sus actuaciones. Para ello, se desarrolla el actual documento obteniendo así respuestas a las necesidades detectadas en este contexto.

Las acciones y procesos recogidos en este procedimiento ayudarán a mejorar y aumentar la transparencia con respecto al origen de la desinformación y a la manera en la que se produce y difunde, además de evaluar su contenido.

Por otro lado, dichas acciones apoyarán el fomento de la información veraz, completa y oportuna que provenga de fuentes contrastadas de los medios de comunicación y las Administraciones en el marco de la comunicación pública. Por último, este procedimiento incluye un aspecto de sensibilización de los organismos públicos y privados implicados, así como la colaboración entre ellos.”

–Fin de la cita–

La orden ministerial es toda así.

Con esta jerga indescifrable, estándar en la burocracia de las administraciones (aunque los jueces consiguen ofuscarla aun más, lo cual es lógico pues deben interpretar textos incomprensibles), puede ocurrir cualquier cosa.

Lo normal es que los redactores e inspiradores intelectuales sean imputados/investigados por desinformación.

Este análisis de Maldita.es razona que el doc es ambiguo y argumenta que no debe hacerse algo así.

Otra forma de mirar hacia el Oeste: western y blasters

 

Los comentarios están cerrados.