Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de julio, 2020

Aprovecha este tiempo muerto para hacer milagros

Aprovecha este tiempo de inacción para hacer milagros.

La proeza de escuchar a tu hijo, a tu marido, a tus padres, a tantas personas perdidas.

Que no tienen quién les escuche un ratito. Ahora ya no hay prisa. La prisa ha volado.

Hay otras ansiedades, pero quizá has ganado algo de tiempo

O todo el tiempo.

Al menos durante un día. Elige un día cualquiera, hoy, ¿por qué no?

Y reúnete con tus muertos (más fácil que una videoconferencia).

Ya lo hacías aprisa y corriendo; ahora puedes dedicarles y dedicarte un día entero.

¡Cuántas cosas caben en un día! (si tuvieras que anotarlas todas…)

Aunque si quitas las tareas mínimas, los trámites, lo básico (incluyendo, quizá, escuchar a los vivos), un día se queda en nada.

Un día, una vez que le descuentas los fijos, se queda en diez minutos, ¡con suerte!

Pero esos diez minutos, si te los coges enteros… son casi eternos.

Fácil no es, hay que practicar un poco.

Pero compensa, ya verás.

Gracias.

 

___

 

 

 

 

El comité de expertos

El gob ha reconocido que el comité de expertos para la desescalada, que tantas veces invocó, no existe.

Es genial. Esto hay que meterlo en el Mapa Metafísico de España (y dos).

Lo curioso es que el gob se negó a dar los nombres de los miembros de ese comité. Todos sospechamos que eran personalidades de tanto prestigio en sus respectivas áreas que rechazaban esa celebridad irremediable que recaía en forma de improperios sobre Fernando Simón.

“Comité secreto” encajaba bien con el enfoque de “esto es una guerra” tan usado por el gob.

Al no dar los nombres el imaginarium se desbordó. Podías pensar en quien quisieras.

Y mucha gente capacitada para esa labor de asesorar en el desescalaje debió sentirse marginada al ver que el gob no la convocaba.

–¿Qué habré hecho mal?

Claro que silguien le preguntaba a un experto si estaba en el comité bien podía responder:

–No puedo comentar nada.

Todos esos profesionales han sido daminificados por el gob. Al menos ahora saben la verdad: no hubo tal comité. Pero ¿quién repara todos estos meses de ansiedad por el ninguneo?

Lo más grave es que todo el país ha sido desescalado a pelo, ¡sin comité de expertos!

Ahora se entiende lo que está pasando, sea lo que sea, que tampoco lo sabemos muy bien.

Por eso estamos enriscados en la desescalada, porque no hay comité de expertos.

Este fallo metafísico, junto a la ausencia de turistas (que son los que impiden que nos enzarcemos), ha llevado a Vox a anunciar una moción de censura… para septiembre.

Es una jugada maestra porque demuestra su fe en la patria: agendar algo para septiembre supone creer que existirá España en septiembre, ¡y que habrá septiembre!

Lo único que puede hacer Sánchez ante tanto caos es convocar enseguida al… comité de expertos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mapa de los afectos de la novela “El mapa de los afectos”, de Ana Merino: la gran novela americana

Valeria                 Samuel                           Rita        Diana        Aurora

Tom                             David                          Greg                                  Gina

Maggie Curtis                                    Lilian (+)                             Emily        Alfredo

Sra Dolan                                                 Adam

Marcela

Claire     Irene

 

(Antón Castro lo explica mejor en este artículo de Heraldo de Aragón: “Ana Merino narra la turbulenta apetencia de la felicidad”).

Esta novela es una llamada a la bondad, que se manifiesta en forma de amabilidad. La última frase contiene esta sentencia:

“y en parte gracias a esas personas y a la constancia de sus gestos amables la humanidad todavía no se ha extinguido”.

Y la última frase de los Agradecimientos:

“A las buenas personas, a los que hacen la vida agradable a los demás y nos acompañan con ese gesto amable”.

El mapa de los afectos de Ana Merino (minientrevista) te lleva de vida en vida y cuando quieres darte cuenta los personajes ya forman parte de la tuya. Escritura de precisión, pulcritud, eficacia narrativa, maestría poética en la elipsis.

La he leído cuatro veces y todavía no he encontrado el misterio que la hace tan leve y tan esencial. En la primera lectura, apresurada, me pareció que la novela no justificaba la sobredosis de personajes. Pero algo había. La segunda lectura ya me di cuenta de que era algo especial.

Por eso he hecho este mapa de los afectos. Primero hice una lista de los personajes (más de treinta para 217 páginas de letra grande). La lista no me decía nada, pero impedía que me perdiera. Entonces vi que lo que pide El mapa de los afectos es un mapa.

El mapa completo se ofuscaba con tanta gente. Por eso lo he reducido a las personas que me parecen esenciales.

He puesto a Lilian en el centro porque su desaparición es el motor de la novela: es un agujero negro a cuyo alrededor orbitan todos los demás.

Los personajes ignoran qué le ha pasado a Lilian, pero el lector lo sabe desde el principio. El suspense primario recae sobre los personajes, y el lector debe cargar con el privilegio del conocimiento.

La novela es un estilete matemático, funciona con ecuaciones de quinto grado. Cada adverbio importa. No hay fricciones. El mapa de los afectos, en ese sentido, es un poema. un poema perfecto. Tiene destellos de realismo mágico, que roza la metafísica, pues los afectos trascienden la muerte.

Luego están las vidas, lo que les ocurre a las personas en un pueblo de Iowa, en Estados Unidos, un imperio en guerra permanente. Lo que les pasa y lo que sienten: el mapa de los afectos y su antimateria: el mapa de las maldades.

Ahora que caigo, Ana Merino ha escrito la gran novela americana, ese animal mitológico difícil de fotografiar.

Y lo ha hecho con la condensación y la intensidad propias de la poesía, otro enigma indescifrable.

 

Si me animo publicaré el mapa expandido.

TikTok China coloniza a Occidente

Estados Unidos conoce desde dentro el poder que proporcionan las redes sociales y teme que China controle esos mismos resortes.

El desafío se llama TikTok, la red china de vídeos cortos que ha seducido a mil quinientos millones de usuarios (en enero, 500) y que ha penetrado en Occidente hasta preocupar a la metrópoli. India ha prohibido Tik Tok, junto a otras redes chinas. (La Información) (EDans).

La pugna es en todos los frentes, Instagram ofrece incentivos económicos a creadores estrella de Tik Tok para que se pasen a la red de Facebook (NYT).

Son lances de las nuevas guerras mundiales de todos contra todos y en todos los ámbitos. La UE de momento ha reculado en la pretención de cobrar impuestos a las tecnológicas USA. Pero la guerra de las redes es decisiva. Allí están las emociones de miles de millones de personas.

A la guerra de redes y harware (caso Huavey, repudiado por Londres) se añaden escaramuzas paralelas como la pelea por las vacunas y las denuncias de robo de información. Chispazos en los consulados USA/China, aranceles, guerra comercial, etc.

Lo de siempre, a todos los niveles, y con una pandemia en marcha. Obra abierta.

Dentro de un mundo aplanado, la curva covídea rebrota por todas partes, pero lo que se ha aplanado del todo ha sido la economía, que no arranca o lo hace tan despacio que los únicos dólares que se ven son los que imprime cada cual en la siesta.

En USA la violencia que comenzó por la muerte de Floyd bajo la rodilla de un poli se mantiene y rebrota, aunque ya no sea noticia. Se ha enquistado.

En Zaragoza la policía ha desalojado un hotel de la Sareb okupado desde el principio del estado de alarma en el que vivían 20 personas. La okupación es ya un sector económico, el sistema lo aprovecha y lo rentabiliza todo: economía circular total.

El caso es que Tik Tok se apodera del mundo USA. China penetra hasta la cocina de las conciencias y eso preocupa al Pentágono, desquicia a Trump (elecciones en noviembre) y altera a los popes de GAFAM, que este año han comprado más empresas que nunca. Pero no pueden comprar a toda China.

China ha entrado por donde más duele, pues las redes contienen, enroscado, el adn de cada cual. Ahí está todo.

El control total. Libro: El enemigo conoce el sistema, de Marta Peirano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se agotan las piscinas hinchables

Según una investigación casual las piscinas hinchables son el producto estrella de estos días.

Casi como el papel higiénico del primer periodo covídeo.

Seguro que Sánchez ha ordenado instalar piscinas hinchables por los céspedes de Moncloa.

Esta austeridad hispana va a gustar mucho en el norte de Europa.

La piscina hinchable es el veraneo de la predistopía interior. ¡Y gracias que hay agua!

Por cierto, el precio del agua todavía no está como el de la electricidad. ¿Por qué será?

El agua todavía se puede beber a un precio razonable. ¿No es fabuloso?

Quizá entre las medidas de la Reconstrucción (los 140.000 millonacos) habría que proteger lo poco que queda del chiringuito patrio: el precio del agua corriente. Blindarlo en la Constitución o algo.

Una familia media ínfima puede llenar la piscina hinchable.

Y ese sería el motivo de hoy para la euforia contenida.

Aunque estamos en estricto momento de euforia contenidísima.

La cumbre europea ha dado un respiro metafísico al entorno covídeo, pero la metafísica, excepto a las iglesias, no da de comer.

Y por eso este malestar orgánico. El gentío está ya muy rebrotado, pero contenido.

Mientras haya para piscina hinchable (y su agua) el verano va tirando. Los críos la gozan.

El turismo esperaba al turista. Aun se puede reparar algo. Simón ha dicho que sanitariamente mejor si no vienen, y va a ser crucificado, como todas las semanas.

Simón es un crucificado ideal, atraviesa las fases y las conjuras o conjeturas y reaparece impoluto.

España siempre se salva de milagro. Esta vez, de momento, el desastre se retrasa gracias a la piscina hinchable.

Y luego decimos del plástico.

 

 

 

 

 

Escenario levemente predistópico

Íbamos a salir y estamos entrando.

En la leve predistopía todo puede mejorar un poco. Hay que hacer reformas estructurales del día a día.

Vuelta al hogar y al encierro. Semiencerrados. Ni siquiera nos pueden confinar.

Reconfinados.

A ver quién se atreve a decir algo, lo que sea.

Salida interrumpida.

Polvo sudor y plástico, el Cid cabalga en coche eléctrico… con motor diesel.

La liga está parada, los playoffs en lista de espera, ni los chanchullos funcionan.

Nuevas oleadas de contagios, viejas mascarillas oxidadas.

Diseño y humo, Netflix ha agotado las existencias.

Nada en vena, bares cerrados semiabiertos, la nueva Ley Seca.

Ni los polis patrullan.

El que podía ya se fue, o se está yendo.

Seguimos haciendo homenajes dispersos a una incógnita, un número X de muertos.

La lista solo la tiene el gob: cada negociado maneja una diferente, según criterios mutuamente ignotos.

Lo único que funciona es la Unión Europea. Este cambio absoluto de escenario aun no lo hemos digerido.

Cada país es más o menos ingobernable, y el fiambre que ya dábamos por fallecido, la víctima del covidismo, la renqueante Unión Europea, resurge de sus cenizas y se une, a mala gana, como siempre, en torno a una nueva utopía, que es la Deuda.

Utopía ya distópica, como corresponde al Pandemonium, utopía inversa que desembocará en las Cruzadas.

Europa ya domina el mundo sin llamar la atención porque viene regulando los negocios en defensa del consumidor (a veces ciudadano), pesadísima burocracia de los derechos humanos ante la omnipotencia de las empresas. *

El antiguo capitalismo financiero, el de antes de la pandemia wuhámica, ya se veía perdido cuando la UE le ha dado 750.000 M€ de aire fresco y argumentos.

Estamos salvados dentro del posmundo irreal de la deuda, un duplicado sistémico que debe el futuro ya inviable.

 

 

Huesca tiene cuatro veces más rastreadores que Madrid

 

* La intuición y las demostraciones de Anu Bradford en su Efecto Bruselas desvelan el poderío de la UE por el mundo: un poder blando, pero impecable, legal, que crea un modelo universal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ilusión de un viernes de julio en Europa

Estamos viviendo en una nube. La nube de la Unión Europea.

Una vez firmado el acuerdo a las cinco y media de la madrugada del martes 21 de julio hemos saltado a otra dimensión.

Es algo teórico, espiritual, pero lo ha cambiado todo. Hay otra sensación en el ambiente.

¡Incluso hay ambiente!

 

Espiritual: 750.000 M€.

El acuerdo para endeudarnos juntos es un hito irreversible.

La deuda une mucho, o todo.

Es la señal que esperaban tantas familias para, a su vez, endeudarse.

O por lo menos anunciarlo.

El posmundo funciona así. Y no funciona de ninguna otra manera.

 

El gob ya actúa como si lo tuviera en su mano (el dinero)

Y cada cual, en su casa más o menos okupada, lo mismo.

Europa es mucho más rica que el lunes pasado. Ha decidido algo inaudito: existir

Europa sigue a Teruel.

 

La ilusión es más fuerte que la realidad y, a su vez, la configura.

La ilusión, a veces, produce realidad. A veces, ojo.

Como creadora de realidad, mejor la ilusión que el odio.

 

La semana hay que capearla como se pueda. Clin clank, esto y lo otro. Facturas, trámites, clientes, escuelas, reuniones… ¡actos!

 

Pero el viernes ya es día para soñar a pecho vivo.

Hasta hoy viernes las europeas no se habían permitido procesar el acuerdo del día 21 de julio, a las 5,30 am.

Parecía un sueño.

Solo leves chispazos. La semana es lo que es.

De hecho, las portadas de ref de este viernes destacan esta espresión: ocio nocturno.

Ocio nocturno de Chopin

Tiene que ver con los coletazos de la pandemia.

En esas estamos…

 

Pero entre las tinieblas, el turismo que no viene, los coches, el comercio, el desastre de Annual…

Asoma la esperanza.

La esperanza de Europa.

La ilusión de un viernes de julio.

Por eso estamos en una nube.

Gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuándo llegará el dinero?

Europa Unida en torno a su Deuda es invencible.

Fondos de inversión del mundo, acudid a prestad a la UE. Merkel respalda esta oferta. Esta demanda.

A los mercados financieros les encanta este anuncio de petición mega big de dinero fresco. Es lo suyo.

Es la consagración del la financiarización.

El mundo está casi completo. Cerrado, closed. Solo es DEUDA. Un invento con futuro.

La verdad es que la UE es el sitio más solvente y seguro del mundo para ir devolviendo 750.000 M€ o lo que sea.

Una parte se devuelve ahora y la otra más adelante, o viceversa. En cómodos plazos.

La idea es invertir el dinero en reformas –¡¡¡REFORMAS!!!– que permitan ganar mucho más dinero con cosas supermodernas (sectores molones) que hasta ahora la UE ha dejado un poco de lado.

Y luego ya veremos. El caso es estar unidos PARA SIEMPRE.

PreguntASKs

¿Cuándo llegará el money a su destino?

Si se van cumpliendo los trámites, a partir de 2021.

¿Cuándo se devolverá?

Entre el 27 y el 58 aprox.

¿Qué trámites quedan en el horizonte de sucesos?

Todos. Cada país debe aprobar el mangoneo, el Parlamento Europeo ídem, rellenar este impreso modelo 35… lo de siempre.

¿Se aprobará?

El Parlamento Europeo ya está poniendo pegas hoy mismo. Cada organismo meterá baza y quedará más o menos irreconocible, pero bien. La idea general se mantiene: Deuda Unida.

¿Y los lobis?

A lo suyo. Aquí un enlace:

Corporate Europe: We expose the powerof corporate lobbyingin the EUInforme Lobbys 2019 (pdf)

¿Cómo aguantarán las empresas ya quebradas o que dependen de los créditos avalados por los estados hasta entonces?

Ya veremos. Más créditos vía BCE Lagarde…

¿Y las personas?

Lo mismo, excepto por alguna cosa.

¿Cuánto de ese dineral se desviará en comisiones, papeleos, notarios, corrupciones, fricciones, sellos, pólizas…?

La media habitual, más un porcentaje por ser un caso especial.

¿Qué es?

Se recalcula a toro pasado. Imprevisible (entropía, incertidumbre…). Nunca se sabrá.

¿Cómo se verificará que no se gasta el dinero en puticlubs como en los EREs de Andalucía, en la Gürtel, los Pujol, Bárcenas, o en las tarjetas black de Rato…?

… // …

¿La Unión Europea establecerá algún control para evitar que se “capilaricen” los fondos entre allegados, afines, familias, empresas amiguetiles, etc?

Sí, claro: reconocimiento facial, IA, etc.

¿Habrá rastreadores para los gestores del dinero?

Dada la urgencia se adjudicará a una privada sin concurso.

¿Quién redactará los pliegos para solicitar el dinero?

A voleo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Europa unida para siempre en torno a la deuda

Primer día en la Era del Acuerdo Europeo postPandemonium.

La idea era salir juntos del caos y la parálisis. Ya estamos. L@s presis han firmado algo, un acuerdo, con sus ñapas y sus chapuzas, pero un acuerdo de ir juntos al futuro, al futurible.

El pasado finde ese futuro estaba en el aire, o en ninguna parte. Trozos rotos, dispersos, pulsiones suicidas.

La Unión Europea ha tardado, como suele, pero lo ha hecho, se ha reafirmado. La UE es sobre todo una idea, y una moneda.

¡Y un banco!

Solo con la idea –democracia, ilustración, derechos humanos– no vale. Hay que tener un banco, y gordo. El BCE.

Y una buena impresora. Y que tus billetes los valoren en el resto del mundo.

Ya tenemos a Alemania de líder, a la señora Merkel de reina madre, y a los pequeños díscolos contentos.

El grupo totalitario, el grupo de pequeños unidos… todos salen bien en la foto, cada cual con sus lacras y su dinero… a cuenta.

(Seguramente hoy ya se podrá empezar a gastar).

Ha habido acuerdo, habrá Europa.

Hay demasiados poderes mundiales presionando por todas partes. Europa de hubiera destruido si no firma este Compromiso de Caspe con esos billones.

La deuda, que es lo único que tiene vigencia real en estos tiempos, garantiza la existencia.

Una deuda sólida, impagable, inmensa. Esa es la prueba de la realidad.

Una deuda espectacular, como la de Estados Unidos.

Lo único que la falta a China para ser el número uno es una deuda monstruosa.

Una deuda entre todos, el acuerdo más vinculante que se puede hacer: la deuda.

Nada une más que la deuda en torno al futuro.

Condenados a querernos, hoy es un gran primer día de la Nueva Unión Europea.

La otra opción era desaparecer.

Así que estamos contentos y felices… esperando la primera remesa de futuro, y que se reinicie el mundo.

Estamos preparados para comprar todo lo que nos ordenen… en cuanto impriman el dinero.

Gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

750.000 M€

Gran notición el acuerdo de madrugada que da futuro a la Unión Europea.

La Unión, con sus chapuzas y sus parches, lanza esta cifra asombrosa al mundanal ruido: 750.000 millones de euros.

Hasta el virus se estremece en sus jugos.

Hemos visto las orejas al murciélago y estamos temblando de calor y nervios, como debe ser la vida intensa: vivimos en una UCI permanente, y gracias que la hay. Vivimos en una UNI sin uci.

EPI ya no es Epi y Blas, sino Equipo de Protección Individual.

La Unión se ha hecho más fuerte al plantar cara económica al desastre, el segundo golpe consecutivo de este primer cuarto del XXI panendémico. Un CRACK y una pandemia-CRACK. Temporadita en el infierno. Esperemos que ya hayamos pasado el noveno círculo.

Ahora, el big bang.

O el bang bang… digital. Pero el mercado de armas va mejor que nunca.

Reino Unido acusa a Rusia de intervenir en el referéndum de independencia de Escocia en 2014, en este informe (publicado en Google Docs).

Estamos en la semana/siglo de despedida y homenaje a Juan Marsé: este artículo de Julio José Ordovás dice: “Dio grandeza moral y estatura literaria a los vencidos por la vida y por la historia.”

El Reino Unido pilotado por Boris Johnson y Dominic Cummings (ver el documental Brexit, aquí) ha repudiado el 5G de Huawei y publica este informe que nos remite, como casi todo ahora, a la guerra fría que se templa cada mañana y que no conoce treguas.

Huawey, Bombay, es un paraíso…

Reino Unido necesitaba sacar este informe (ya viejo) hoy para tener un tema propio, un pellizco de agenda global ante el inmenso impacto del acuerdo de la Unión Europea, y lo que se van a perder por haberse salido.

Turquía con su mezquita, lo mismo, por no haber entrado.

El Club Europa empieza a funcionar otra vez. Tras el CRACK del año 8 y el covidazo, hay esperanza… y dinero.

Muchas veces es lo mismo.

O ayuda.

La Unión, con sus chapuzas y sus parches, proyecta esta cifra asombrosa: 750.000 millones de euros.

Hasta el virus se estremece en su envoltura de grasa.