Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de junio, 2020

Ya viene la pRosteridad: prosperidad sostenible opcional

El nuevo postcapitalismo mutante va a traer algo, pero tarda. La esperanza es que invente un multiproducto servicial, o viceversa.

Algo que sirva para trapichear globalmente, algo que guste a todos, chinos y americanos, rusos, indios, árabes…

Será 50% de todo, 50% de t@d@

Sin distinción de genoma, equipo, credo o barrio.

El capitalismo segregó el neolib, que ya está agotado de tanto exprimir la burra, y ahora, en pleno desierto conceptual del Pandemónium, se abre un vacío ecuménico…

O sea. Nadie sabe qué hacer.

Por muchos webinares que te enchufes… nadie sabe qué hacer.

Porque todo está tan entrelazado (como los gluones y los quarks) por los hilillos de la globalización que etc.

Lo que sostiene el mundo es la ilusión, la confianza ciega (no hay otra) en el sistema y sus variantes: el modelo chino, híbrido monstruoso del cap y el com, se va imponiendo… sobre todo en Hong Kong. Ya han aprobado la ley para extraditar al que levante el dedo. Pero en cada provincia hay un modelo aprox.

Intentando arrancar.

En cuaquiera de sus modelos, todos atrofiados y exhaustos, puede surgir un brote de alegría y negocio infinito.

Algo que desear.

Un nuevo ciclo de prosperidad y barbarie legal.

Prosteridad: mezcla de prosperidad y posteridad. ¿Qué hay más tentador que la eternidad opcional opípara?

Entretanto estamos en un interregno conceptual, un hueco de sentido, el célebre páramo epistemológico que predijo Max Estrella.

Al menos en la nada hay cierta claridad, pues en la resaca del CRACK anteroposterior estaba todo muy confuso.

Algo amanecerá para reiniciar el mundanal poscovídeo.

 

Con esta idea ya hemos puesto a trabajar a la pobre IA, tan sesgada y primitiva… como un hombre.

Pero ELLA sabrá evolucionar y superar esta fase antropocena (¡todo por una buena cena!) y, si no prescinde de nosotrxs, la IA nos llevará al nirvana terrícola indefinido.

Lo que queremos decir con “sostenible” es “eterna”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Temporada Alta, antes el precio que la vacuna

El nuevo desorden mundial tiene un cierto encanto: que el anterior era un desastre.

Así que estrenamos al buen tuntún un Nuevo Desorden Mundial con el anuncio más esperado de la temporada alta:

¡El precio de las vacunas!

Antes el precio que el producto.

Los chinos las prueban en sus tropas. A los uigures (minoría muy perseguida y machacada) les hacen abortar y si tienen hijos los mandan a un gulag. Los esterilizan, etc.

La gran noticia de la temporada alta es la vacuna, que cada dosis va a costar un riñón… ¡antes de encontrarla!

El valor del ultracapitalismo del ictus consiste en poner el precio antes de lograr el producto.

Soldados con dos o tres cabezas. Uigures con el DIU clavado en el esternón. El mundo simpsoniano acierta mucho más que Fukuyama y otros influencers.

Ya no queda casi nada del antiguo orden de los ptolomeos, qué gran dinastía emérita.

Así que antes de salir del KAOS vírico el subsistema ya intenta resucitarse a sí mismo a fuerza de PUBLI.

PUBLI eco. Macron se hace sostenible.

Antes de demostrar nada ya hay listas de espera para la vacuna.

Pero, ¿cúal de ellas? La oferta, amplísima. se concentrará en breve. Tal vez Volkswagen se lance a crear una.

Así es el mercachifle universal. El deseo fashion snobizante es más fuerte que la capacidad de endeudamiento, practicamente ilimitada a partir de una renta de mil millones aprox (más evasiones rutinarias).

A partir de un cierto tamaño, todo es Quantitative Easy Rider.

Las vacunas y todos los fármacos que se puedan retroinventar ya están rodando los anuncios para el otoño. Hasta la aspirina vale, si cambia de envase.

Tos de otoño. Los envases, los nombres de ensueño, las ilustraciones… las burbujeantes sílfides que han dejado de toser, los adonis apolíneos que posaban para perfumes… todo se lo ha llevado la farmacia.

Turismo de vacunas.

Universidad que al matricularte te vacuna.

Etc.

Hasta el coronavirazo lo que más se demandaba era matemáticos, aunque no se supiera muy bien para qué, pero molaba tener uno en casa, como antes la institutriz o el gestor de sudokus. Ahora, en la próxima temporada alta, se buscan poetas para marketing de potingues.

La fórmula magistal de agua salvífica ya está medio plagiada, solo falta el envase, las metáforas… y el precio.

Que ha de ser espectacular.

Tras el miniescándalo alemán de la fintech que ha perdido 1.900 M€, y las minisalpicaduras a los auditores, el nuevo desorden es un juego de moléculas al azar.

Lo mismo de antes pero con menos monopolios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Un hipster en la España vacía” es una fiesta

La novela Un hipster en la España vacía, de Daniel Gascón (entrevista), es una fiesta. Me he reído sin parar y ahora que voy por la segunda vuelta me doy cuenta de la cantidad de chistes, guiños, homenajes y referencias que me he perdido en la primera.

Cuidado (spoiler técnico): es posible que una carcajada impida leer el siguiente gag. A partir de medio libro vienen muy seguidos.

Aluvión de risas.

Me estoy riendo otra vez. La historia se acelera, las peripecias y aventuras se suceden cada vez con más velocidad.

Sorprende por todas partes. Hay varios puntos de vista, todos igual de hilarantes, y varios géneros. Diario, guión, informe, deforme (esperpento)…

Por eso es una fiesta continua, te lleva sobre las cosas como flotando.

Libando de risa en risa.

Le coges cariño al protagonista y a todos los que le acompañan, incluyendo a los que en principio son odiosos o repelentes.

Es azconiana, woodyallenista, truebera. A veces Amanece que no es poco y Oregón TV.

Es novela de formación y cambio interior, ahora que aceptamos que ambos son obligatorios y permanentes. Parodia todo, despieza las contradicciones y paradojas, habla elípticamente sobre el amor, que es el tema inadmisible inabordable heteropatriarcal horreur.

Esta frase me encanta:

“Había detalles que me incomodaban y a la vez me incomodaba que me incomodaran”.

Borda los diálogos, despilfarra contención y, de la mitad en adelante, mete mil chistes y gags por página.

Ves a los personajes hablar a tu lado, los tacos y los juramentos encajan en el sitio justo, como el aguijón de un virus.

Mete el motocultor, que funciona como un bisturí, en todos los temas y polémicas de la liquidez tardía, pero salva a los personajes, incluso “el tontolaba” (sic) te cae bien.

El enfoque de las personas viene de la primera frase de El gran Gatsby, que Daniel Gascón citaba hace unos días en una de sus columnas y que está entre lo mejor del siglo (XX & XXI).

La acción llega hasta Greta y la cumbre del cambio climático: la novela lleva tanta veloz felicidad que si saliera una segunda parte con el pandemónium y el delirio covídeo, se agotaría antes que la vacuna.

La portada, fiel al texto, hace época… y se ríe con ella.

 

Entrevista en Heraldo de Aragón. 29-6-20

Daniel Gascón desmonta ‘el procés’ en “El golpe posmoderno” 06 mayo 2018

 

 

 

 

Sin turismo no somos nada

Sin turistas no podemos vivir.

Llegan con cuentagotas, pioneros de fronteras, y algunos portan el virus.

Ay el turista, dónde estará.

A los científicos los echamos a patadas. Lo demás apenas funciona y es subsidiario. Sobran casas de la epopeya anterior… por eso la tendencia es la okupación sistemática. El estado del bienestar a la brava.

Lo que pone pan en la mesa es el turismo. esa millonada de personas que nos viene a ver, a pasarlo bien, a comer, a tomar el sol, la playa, la cultura, lo que sea.

Esos 83,7 millones de turistas que vinieron el año pasado… ay, qué récord.

¿Dónde estarán?

Aunque no vivas del tusimo, vives del turismo.

Es el monocultivo genuino de España, y lo hemos perdido. Por eso está todo tan parado. Porque todo el país era zona turística.

La ciencia era un mcguffin, cuando el crack del año 8, que fue el prólogo del Pandemonium actual, la ciencia ya se llevó un hachazo.

La sanidad, etc. Por eso hay que hacer héroes, porque los héroes no cobran, o cobran el mínimo.

Lo que daríamos hoy por tener aquel turista un millón.

Hasta tuvo su canción, que ahora nos suena como un gregoriano melancólico.

Ay.

Hasta el FMI nos señala con el farolillo rojo, hasta el Banco de España, instantes antes de echar el cierre, reconoce el desastre.

Pero hay que seguir, ánimo y adelante, el pensamiento mágico nos ayudará a sobrevivir… siempre lo ha hecho.

 

En este NoDo del año 1963 agasajan a la pareja de turistas diez millones. Es la segunda pieza.
También hay una pieza sobre las pruebas del Concord…

 

Vuelve el carretillo de mano y desaparece el Segway

Ha vuelto el carretillo de mano, o la carretilla de dos ruedas. En las fotos de principios del XX se veían muchos carretones. Y antes.

Ha vuelto el carretón y convive con los ciclistas de Glovo y otros rescates de la última milla. El comercio online ha resucitado el carretillo de mano. La explosión del carretillo coincide con el eclipse del Segway, que deja de fabricarse. El futuro iba siendo esto: el carro de mano.

Los giróscopos y el aire scifi del Segway no han prosperado en el mondo poscovídeo.

Entre los peatones enmascarados, pasan a veces bandadas de patinadores veloces. Parece que juegan a esquivarlos. Hacen filigranas, coreografían el barullo, siluetean el pánico ajeno. Y desaparecen allá abajo, junto al río si lo hubiere.

Ahora pasan dos policías nacionales rebuscando en las papeleras.

Aumentan las okupaciones; por ejemplo, este hotel que es de la Sareb (el banco malo) y que estaba cerrado desde 2011, uno de aquellos annus horribilis. El hotel San Valero estaba como nuevo, y ahora, en su vida okupada, tiene mucho éxito (entrevista con el sintecho que lo ha habilitado).

La okupación es una especie de estado del bienestar a posteriori, a la brava y sin burocracia. La  estupenda novela de Paul Auster Sunset Park (Anagrama), también de esos años, habla del okupamiento: los protagonistas ocupan una casa…

Ha vuelto el carretillo a las calles, con su prisa y su calma.

Todos estábamos a seis grados de separación… un gran meme de la década pasada (en desuso, estaría bien saber por qué). Ahora estamos a dos carretillos de distancia. O a uno.

 


Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de la Historia, y Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, imparten una clase en Youtube sobre las pandemias de la historia. Los ha presentado Honorio Romero. (Ya finalizado).

Nueva Perplejidad, terrazas tosiendo

El shock crece

Por dentro y por fuera, cada hora.

Los rebrotes son mayores que la primera ola, según la OMS. El gob avisa de que podría decretar miniestados de alarma por zonas.

El otro shock aun crece más rápido, la pandemia económica está dando un vuelco a todo lo demás, la vida, la muerte, familias y empresas.

Todo se hunde poco a poco. La Unión Europea, en desacuerdo, va aplazando sus reuniones, cada vez más lejos, más imposible.

El fiasco de la fintech alemana Wirecard, a la que le faltan 1.900 M€, un 25% de sus fondos, abre una brecha en la ya esmirriada confianza:

el sistema se rompe, el Titanic no fue el CRACK del año 8, sino ahora.  (El jefe dimitido de Wirecard, Markus Braun, ha sido detenido).

Pero estamos bien, medio vivos, zombimente avizorando, tic clac, echando cables, sirgas, manos… con guantes de plástico.

El gobernador del BdE ha asomado en la comisión aquella de reconstrucción, la que nació medio muerta, como casi todo, y ha dado unas recomendaciones al gob sanchero: que prorrogue los ertes, que cambie las leyes para proteger empresas “solventes” en inminente extinción…

Lo raro es que la auditora que verificaba las cuentas de Wirecard dijera la verdad: que faltan 1.900 M€ en la caja: este es el único indicio positivo.

Los pocos que sobreviven se miran unos a otras con una nueva perplejidad: la incertidumbre se ha espesado y ya alcanza al minuto siguiente… incluso a la década (y al siglo) anterior.

Es la Nueva Perplejidad.

Terrazas tosiendo, mascarillas a media asta (por debajo de la nariz), fatiga de tanto no saber.

Las condiciones laborales y hacinamientales de muchos trabajadores, por ejemplo en la ind. cárnica, resulta que no son las óptimas para esquivar el virus, aquí y el Alemania y en el mundo entero, etc.

Los rebrotes lúdicos botelloneros y los rebrotes por insalubridad XIX bis. Al final este SuperCRACK va a evidenciar que si algo va mal todo va peor. Difícil aislarse de los que te proveen, te curan, investigan por cuatro perras…

Los esenciales de los primeros días están en el fango lleno de virus. El sistema no muta ni muriendo.

En fin.

Pues hay que seguir, inventar cosas nuevas, echar alguna sonrisa (con los ojos, ya hemos aprendido a prescindir de las caras), seguir a tope, con estoica calma y distante amenidad.

Amén.

 

Y Apple cambia el chip

 

Perplejismos (WSJ):

“Los grandes índices bursátiles de EE. UU. cuentan historias diferentes

La ventaja del Nasdaq sobre el Dow y el S&P 500 es la mayor desde 1983. La brecha entre el S&P 500 y el Dow es la más amplia desde 2002, cuando el Dow estaba por delante. La divergencia en el desempeño de los principales índices bursátiles de Estados Unidos este año es la más amplia en más de una década. Un aumento en las grandes acciones tecnológicas ha ayudado a que el Nasdaq Composite se recupere un 12% en 2020, mientras que el Promedio Industrial Dow Jones de acciones de primera clase ha bajado un 8.8%. El índice de referencia S&P 500 está flotando entre ellos, un 3,5%.”  (WSJ)

 

 

 

 

 

 

Tapabocas, taparrabos y los 1.900 M€ de Wirecard que no existen

Estamos abriendo las fronteras, llegan cien aviones por aquí, cien por allá…

Se acaba el aislamiento, ¡la autarquía! Volvemos a estar en el mundo… si el mundo nos quiere.

Aplausos a los primeros turistas. Que van volviendo… al valle de la muerte. Todo cerrado, se alquila, se aguanta como se puede… Uf.

Vuelve la chancleta, el verano con tapabocas y taparrabos…

El año que no hubo procesiones, ni sanfermines… ni fiestas en ninguna parte.

Las rebajas simbólicas… en las que todo se encarece.

 

Tres comarcas aragonesas han retrocedido a una teórica Fase 2, que ya es inaplicable, la Fase 2 de ahora es virtual, teórica, mental.

Lo que indican estas recaídas o rebrotes es que la cosa maldita sigue en danza, está entre nosotr@s, que tengamos cuidado.

Mucha gente va con la máscara a modo de sujetacaras (Ali McBeal trató en un episodio de ese artefacto), que no sirven para nada.

Lo testimonial simbólico, con el virus, no sirve. (Y si sirve no se ha demostrado).

 

Sigue el fastuoso culebrón de la empresa de pagos alemana Wirecard, que confiesa que los 1.900 millones de euros ¡¡¡no existen!!!

Este pufo daña la imago mundi de Alemania (ahora cualquier estornudo hunde un país):

cuando el fraude de la Volkswagen de las emisiones trampeadas no pasó nada (no subió la prima-país, ni se resintieraon las ventas), esta vez puede ser peor, porque estamos ya en el mondo postcovídeo, postGreta, con el polo norte a 38 grados, record absoluto.

Y quizá la gente se haya cansado de fingir.

O quizá es al revés: igual que tras el CRACK del año 8 no pasó nada, nadie fue a la cárcel y nadie devolvió un dólar, podría pasar ahora. En ese caso, el crujido de 1.900 M€ de Wirecard sería el anticipo de una Nueva Era Dorada del Fraude Mundial.

–¿Y el balance?

–Oh, lo estamos cuadrando…

A fin de cuentas, si se puede hinchar el balance añadiendo casi dos mil millones (un 25%) con esa facilidad, es un incentivo a imitar el método.

Nueva ingeniería –contable– alemana.

Lo raro es que la auditora, EY, lo haya pillado, y lo haya publicado, esto es un avance. En el CRACK anterior nadie levantaba la liebre.

A ver cuál de las dos tendencias se impone: el fraude universal o echar la cuentas…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperemos lo mejor mientras lo vamos haciendo

Caos apacible, hundimiento universal, desastre sincronizado

Los días se mecen en breves espantos bla bla

Desorientación absoluta, la incertidumbre se ha acercado tanto que nos atraviesa… y llega hasta el pasado!

Incertidumbre retroactiva ¿será posible?

 

Y en medio del Pandemónium renace la vida, chispas de emoción

y esperanza variada

¡Siempre hay sorpresas!

¿Qué va a traer este domingo sin nada interesante que leer?

Algo habrá, hay que buscar… las fuentes habituales se han secado… pero la vida siempre inventa cosas, poemas, aunque sea un virus

Quizá un virus es un poema fallido… o demasiado perfecto

El genoma de este virus que nos muta ahora (2020) es más largo que la Eneida y la Odisea juntas

 

Y el mundo sigue como siempre, desaparecen 1.900 M€ de una empresa…

Lo normal

Lo raro es que los pillen

Todo puede ser una alegría inesperada

si abres tu corazón, el core de tu ex negocio

al infinito azar

azahares

Y ahí pasa el domingo con todos estos cambios, micromoléculas en marcha, simbiotizando al albur

Bon jour

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo único normal en este caos es que a una empresa le faltan 1.900 M€

A la fintech alemana Wirecard le faltan de repente 1.900 millones de euros. Aquí se juega. Ha caído en bolsa, han cesado al jefe, etc.

Esos 1.900 M€ que faltan son el 25% del balance de la compañía.

Cosas que pasan en el sistema financiero. Nos acordamos de Enron y del CRACK del año 8.

También el Banco Popular cayó en un pis pas, y se vendió por un euro.

Pero ahora estamos en otra cosa, el Annus Covideo, el petit fin del monde conocido, etc.

Así que este pufo o fiasco de 1.900 M€ en una empresa de pagos alemana es un poco el regreso a esa normalidad añorada y denostada.

La era de los grandes fiascos sigue con nosostrxs.

.

Entretanto, en Tulsa han decretado toque de queda (municipal) porque Trump da mañana un mitin.

China dice que el rebrote viene de Europa. Ejem. En Italia estaba el virus en diciembre.

India y China forcejean en su frontera del Himalaya, veinte soldados indios cayeron por esas cumbres.

Australia denuncia ciberataques masivos de un Estado que no cita.

En la remota Hispania le lucha por el poder (el dinero) entra en la fase dicisiva: los cien mil millones de la UE los va a gestionar una banda de podemitas empesoizados, y claro, hay pelea, a todos los nivelazos. Mucha pasta para que la gestionen unos que no están acostumbrados.

Buen finde de lucha a muerte a todos los nivelazos.

Lo único normal en este caos es que a una empresa, al hacer la auditoría, le faltan 1.900 M€

 

 

 

 

 

 

 

Mondo webinario, entre el teletrabajo y el teleparo

Alemania rebrote: se le rebrinca el virus en un matadero. Síndrome Pekin, aviso del alcalde de Seúl…

Los bancos aprovechan el dinero barato del BCE, nunca han acudido tantas entidades (742) a estas operaciones. “Los bancos pueden ganar hasta un 1% solo con pedir prestado dinero al BCE y dar crédito a familias y empresas”.

La CNMV avisa en su informe anual. Aquí está la nota de prensa. Y aquí el Informe CNMV 2019 (resumen al final de este texto).

Covídeos. Triunfo del podcast. Informe Reuters de Medios.

Nadie está libre de tirar la primera piedra.

El nuevo puritanismo universal se apodera de todo.

Pero las realidades no cambian tan deprisa.

Merkel ha declarado que la UE afronta “el mayor desafío en su historia”, y que “la pandemia ha revelado cuán frágil es el proyecto europeo”.

Alemania comienza su mandato de la Unión el 1 de julio.

Las apps para controlar la pandemia triunfarían en España si incluyeran chistes.

El gob echa algo de dinero a turismo y coches, un aire, respiración asistida. El IMV, los 16.000M a las CCAAs… aquellos ertes que no se acaban de prorrogar…

Ha empezado a manar el money de Estado (deuda bizniet@s), y quizá eso explica la micropaz política, leve receso, quizá solo es un respiro.

Odón Elorza, el único dipu que ha renunciado a sus dietas, es un proscrito.

El país está medio parado, va todo al tran tran, webinarmente…

Entre el teletrabajo y el teleparo vienen los days

Tan ricamente

Alemania rebrota, cuidado.

 

FT sobre la respuesta fiscal a la pandemia y los problemas cuando se retiren las subvenciones (en USA, claro)

“la respuesta oficial a la crisis corre el riesgo de aumentar las desigualdades de ingresos en un momento en que la sociedad estadounidense menos puede permitírselo.”

En USA también se entretienen con el libro ue ha sacado ese Bolton, es ya un subgénero habitual: Trump te nombra ministro, asesor, etc. luego te echa a patadas, escribes un libro contando que es un ignorante zafio, bla bla, y todo sigue igual.

 

CNMV resumen Informe 2019

En 2019 aumentó en general el número de entidades registradas en la CNMV, sobre todo el de gestoras de entidades capital riesgo y entidades de inversión cerradas (SGEIC, 16 nuevas entidades),pero también el de gestoras de fondos (SGIIC, 4 más) y el de empresas de servicios de inversión (ESI, 4 adicionales). Asimismo, destacó la actividad de creación de fondos y sociedades de capital riesgo (106 adicionales)

La supervisión de las entidades en aspectos de conducta recayó especialmente en asuntos como la operativa online, los test de idoneidad y de conveniencia y la comercialización de productos complejos a inversores minoristas

En 2019 se difundieron más de mil advertencias sobre entidades no registradas, un 82% más que en 2018

La CNMV abrió 18 nuevos expedientes sancionadores, con propuestas de multas por 9,3 millones de euros (5,01 millones en 2018)

Por segundo año consecutivo el informe incluye indicadores de rendimiento y actividad de la CNMV