Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Modelo alternativo a la cartera ministerial: la mochila

Pablo Iglesias ha posado despatarrado ante la Moncloa con vaqueros, etc. Es una maravilla que la ropa que usa la mayoría del censo llegue al poder, al menos al poder del gobierno.

El que peor vestido va suele ser el jefe, el dueño. O el que va más informal.

Por eso Iglesias impacta tanto ante La Moncloa. Y por la pose, ya analizada freudianamente.

Pero lo que más canta, lo que impacta de la foto, es la cartera. No le pega. esa cartera modelo Montoro o similar, con fuelles, pespuntes, letras doradas… Se supone que dentro de esos carterones no hay nada, igual que en el bolso de la reina de Inglaterra.

Un ministro de Hacienda ya olvidado se empeñó en abrir su cartera y armó un revuelo porque no encontraban la llave. Al final hubo que descerrajarla, cosa fácil siendo el ministerio de Hacienda, y dentro solo había… mejor no saberlo.

Estaría bien que junto a los cambios en la acción de gobierno los nuevos fichajes aportaran novedades cosméticas, de menaje o de atrezzo.

Por ejemplo, que en vez de la cartera de mano se pudiera llevar un modelo alternativo, más adaptado a los tiempos: o sea, la mochila (Figura 2). Bastaría con coser unas correas o tiras en el modelo clásico, que podría conservar el asa para momentos solemnes, como por ejemplo el traspaso de poderes al sucesor, etc.

De todas formas la cartera como símbolo del ministerio debería ser actualizada porque queda fatal. Es una rémora, un peso, un estorbo.

Se supone que solo la usan para la foto y que luego hay alguien, un equipo de porteadores o sherpas ministeriales, que cargan con esos artilugios. Pero como símbolo es algo rancio. Además, negra, que es el color de los cocineros o chefs. Hasta los árbitros dejaron el negro.

En el traspaso de poderes deberían pasarse un móvil, una tarjeta de crédito (¡eso!), el ticket del parking gratuito y vitalicio… O ya, directamente, la manija de la puerta giratoria que les espera cuando concluya este rito de paso, mero trámite para acceder al retiro áureo en una de las grandes, como Felipe González, etc.

 

______

 

Los comentarios están cerrados.