Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El Rey va a dar el mensaje en streaming

El Rey felicita ya en streaming. La velocidad de todo obliga a grabar el mensaje navidul casi en directo. El año que viene. a este paso, si hay mensaje (todo cambia) será en directo. O a toro pasao, con la república ya en la mesa.

Feliz Navidad, feliz Nochebuena. Dice Cuchi Gómez que para él la Nochebuena es el auténtico día de Todos los Santos, que se acuerda de todos los ausentes y hasta algún año ha ido en tarde como la de hoy a verlos al cementerio.

Esperando el mensaje navideño del Rey se pasa la tarde mientras se cuecen los cefalópodos y pulpean las especies a las que no les ha llegado el indulto animalista. Oriol pide ya salir del cajón y que le anulen el juicio, con lo bien que salió la retransmisión y las horas de entretenimiento que procuró a tanta gente sin nada qué hacer, que es tanta/quizá demasiada.

El juicio al procés, que ya ha sido medio sobreseído o cancelado por la propia sentencia, quizá se anule un día de estos para que pueda haber gobierno, pero tuvo la utilidad de instruir y educar acerca del utópico y famoso estado de derecho, etc.

Oriol pide salir ya y el pobre Sánchez, que está rodeado de cobardes y pusilánimes, va a tener que ir a sacarlo personalmente de la celda de Lledoners si quiere que le abran a él la celda de Moncloa, en la que solo duerme (o no, ya que está asociado a Iglesias, que le quitaba el sueño) pero en funciones.

Sánchez es un inquilino a medio desahuciar, como aquellos que salvaba Colau (que ha declarado que la monarquaía no sirve para nada –aunque al menos sirve para poder decir de ella que no sirve para nada, etc). Sánchez duerme o se desvela con las maletas en la puerta, esperando la llamada de Lledoners que le garantice una temporada más.

El Rey graba el discurso casi en directo. Aquí nadie sosiega ni descansa. La Nochebuena hispana tiene más intensidad que el ojo avizor del pavo de acción de gracias. El Rey tiene un retén de cámaras en casa, en el palacio, en la sala de dar mensajes, ya que en cualquier momento puede saltar la libre Oriol, Sánchez puede fletar un comando de liberación con un abogado o fiscal sumiso y en dos horas tenemos a Oriol por las televisiones y a Batet llamando a votar el nuevo gobierno.

El Rey habla en streaming, en general, con confianza para los mercados y las familias, que devoran el último co2 del planeta.

No se descarta que el Rey salga a dar la chapa con barretina…

 

_________

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.