Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Los eurodiputadísimos

Junqueras, Comín, Puigdemont, Ponsatí… Han sido inmunizados por dictamen del TJUE ante una pregunta del TC.

Euforia y puigdemonismo, anuncios de demandas, soflamas, querellas, vituperios, reclamaciones.

La vida sigue, la lotería cae en Reus, la gente compra más de lo que hay en las tiendas, el placer de ver y tocar, amazoneando, el partidazo clásico se celebró sin problemas, solo gasto en policía (la pregunta de Pla: “y todo esto quién lo paga”) y agitaciones dispersas, la vida sigue… y el mismo Junqueras dijo nada más conocer su inmunizaje que no se interrumpa la negociación.

Estamos ya en las vísperas del PSOERC, última ronda. Se vende España para poder seguir tirando. Navarra Resta. Congreso ERC con acuerdos polisémicos que sirven para todo. Indep postindep… power!

Sánchez ya se ha encargado una docena de smokings de amianto para su investidura de Reyes Magos.

El recrecido Puigde va y viene por Bruselas con su escarapela de europiputado por un día (el permiso valía por un día, suficiente). Torra (Puigde bis) está inhabilitado a la espera de su recurso. Torra es un inhabilitado en funciones.

Por un lado la vía política sucede a la judicial, y por otro todo está en trámite judicial, que no puede eliminarse o resetearse como si nada. Los jueces existen. ¡Amnistía!, clama Ponsatí desde Escocia, que a su vez se ve ya doblemente independizada, de la UE y de RU… para volver a la UE, ya como país-estado-nación suelto cuando sea. Ay qué buzzznervios.

Ser país-estado-nación es la segunda máxima aspiración después de ser Facebook, Apple, Google o Amazon (o similares chinas), señoras del aire y la nube que acaparan datos y billones libres de impuestos. Qué gozada.

Anuncio: No se pierdan la próxima de 20 Segundos:

Vivo en un datacenter

El que no sirve para otra cosa aspira a ser estado-nación.país que, por lo demás, es ya una figura confusa y en tránsito en la era de las mutaciones veloces.

Quizá el rango de estado-nación tiene más de retórica rancia que de realidad operativa, ya que para endeudarse siempre hay tiempo. Y lo que cuesta un ejército. España ha tenido que devolver los tanques que encargó por defectuosos. Por no hablar del submarino.

A Aragón el TC le ha tumbado su ley de hace un año para ser más nacionalidad histórica (que ya lo es), poner la bandera más alta, gestionar el agua, recuperar el patrimonio expoliado en cualquier lugar del mundo, etc.

Esta remesa de eurodiputados sediciosos tardíos, con sus inmunidades a cuestas, revive un poco el Parlamento Europeo, una institución aquejada de la irrelevancia universal que solo esquivan cuatro espabilados que deslumbran a las masas con el color de su pelo y sus tuiteos. A Trump no le hacen el impeachment por miedo a quedarse sin entretenimiento… y que surja otro aun más troll. Boris Johnson ya le ha superado.

El Parlamento Europeo, foco de sueldos insostenibles y dietas y prebendas de las mil y una nuits, gracias a este ínfimo episodio de la ridícula epopeya residual, ha ganado un poco de visibilidad. Lo que puede ser bueno o malo, porque al salir de la zona de sombra pudiera ser que la ciuadanía reparara en sus cifras de hperluxe y quisiera rodearlo, tomarlo con hoces y palos o sumarlo (que ya está sumado) a la desafección que parece que va a aniquilar los restos de la democracia liberal, ay, qué pena, justo ahora que todo abre los domingos.

 

 

______________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.