Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Calma, todo está perimetrado

Se ha puesto en marcha el verbo “perimetrar”, que tiene dos alicientes: se usa para describir incendios más o menos controlados y no está reconocido por la RAE. O sea, es un verbo ilegal, una creación poética de urgencia, o sea, una copia, un plagio nuevo.

Otros años los incendios estaban “controlados”. La novedad de este verano con ola de calor es que están “perimetrados”.

Que no parece lo mismo, pero quizá lo es. Perimetrado es ¿que se sabe el perímetro o que se controla el perímetro?

Dependerá, los terribles incendios no son ciencia exacta. El verbo, igual que ocurrió el año pasado con “trasladar”, ya se ha extendido a otros ámbitos otras voces. De hecho, casi todo está ya perimetrado.

Trump ha perimetrado a Xi (y viceversa), y ambos se han perimetrado con Kim Jong Un. Ha sido un triple perimetraje que ha hecho subir las bolsas y ha disipado el caso Huawei.

 

Ahora solo falta perimetrar el asunto de la Unión Europea, y perimetrar el caso Sánchez, que se presenta a la investidura sin el perímetro mínimo.

Ya veremos. Aznar & Casado ya han dicho que no. Y Rivera, lo mismo. Estamos en la simetría y pasar el verano.

Precariedad universal SA.

 

Entretanto tenemos un verbo nuevo para no decir nada.

____

 

 

___

Los comentarios están cerrados.