Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Rivera se sujeta la cartera

En esta serie primaveral de inocuos encuentros varoniles Sánchez-123 ha recibido esta mañana a Rivera-57. La reunión venía precedida del mensaje que Casado-66 envió a todos los españoles disponibles: que el PP no se abstendría ante Sánchez pero que no reprocharía a C’s que lo hiciera.

Tanta sutileza puede derretir al joven Rivera, que ha acudido a la Moncloa con ardor guerrero y firme el ademán, muy preventivo, tenso casi, guiñando al sol y parpadeando al flasheo. Rivera posaba inquieto, sacando pecho lobezno, casi como esos henchimientos que prodiga Abascal.

O quizá estaba tenso porque estaba sujetando su cartera. La de las tarjetas, no la de ministro. A juzgar por lo que ha dicho, es posible: “Vamos a vigilar que Sánchez e Iglesias no machaquen a impuestos a las familias españolas“.

Le ha plantado cara al hombrón monclovita, que esta tarde recibe a Iglesias. De momento, los partidos de derechas system no quieren saber nada con Sánchez. Lo arrojan en brazos de la fiera comunista, ¡Iglesias! que en los debates abrazó la Constitución como si fuera la última.

El stablishment y las casas de apuestas (es lo mismo) presionan a ambos, a Casado & Rivera Inc Corp, para que apoyen al gobierno 123 y que no caiga en manos del versátil Iglesias Podemos.

Esta tarde más…

 

 

______

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.