Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

La foto del agujero negro: epígonos de Einstein en un gran día –¡otro!– para la ciencia y la humanidad

Es un momento muy emocionante, tenemos la foto de un agujero negro. Podemos hacernos un selfi, siempre que no nos acerquemos demasiado. Los agujeros negros son la mayor fuente de fantasía e imaginación de nuestra época. Los soñó Einstein, los cercaron Hawking y Penrose y todos seguimos en ese esquema del mundo, del universo. Somos epígonos de Einstein.

·····>  (Artículo de Javier Yanes donde se entiende todo)

Él mismo se espantó de lo que había descubierto, o imaginado. Es impresionante que alguien discurra la realidad en modo teórico y después, décadas y siglos después, se vaya confirmando.

Ahora, ya pensamos más o menos en modo Einstein, Planck, Heisenberg… Habitamos mentalmente el mundo que esos genios descubrieron, imaginaron y calcularon. Somos einstenianos por defecto. En la guarde y en casa los niños crecen con e=mc2. Cosas más raras hemos sido.

Otra cosa alucinante que se ha verificado en el acelerador de Ginebra: el bosón de Higgs, una locura. Pues lo han visto, lo han “fotografiado”. Nos creemos esos experimentos porque vemos lo bien que funcionan los TACS, las resonancias magnéticas… y el microondas… ¡y los móviles! Que también vienen de lo mismo.

Y las ondas gravitacionales que llegan desde el mismísimo big bang. No podemos digerir tantas cosas alucinantes.

Hoy hemos visto la foto de un agujero negro y ya por esta semana tenemos bastante. Hemos crecido con esos monstruos de las galletas que no se podían ver ni tocar ¡te succionaban y ya no volvía a salir ni un pelo! Y ahora tenemos la foto en el bolsillo.

Es cierto que los prodigios que vemos y manejamos de lo muy pequeño –la física cuántica– no encajan del todo con los milagros que vemos, deducimos ¡y fotografiamos! de lo muy grande. La gravedad es más enigmática que cuando Newton. O más sencilla.

Pero eso también tiene su atractivo. Cuando consigan encajar todas las piezas… ¿qué nos quedará por imaginar?

Es un gran día para la ciencia y para la humanidad, otro.

Y lo de Barbacid con los ratones, que forma parte de la misma epopeya diaria.

¡¡¡Felicidades!!!

 

________

También es un gran día para el universo, y para los propios agujeros negros (entre ellos sí que se comunican a escuchetes). Siempre es estimulante sentirse comprendido.

–Mira que foto me han sacado esos pardillos!

–Te lo dije, al final nos han descubierto.

_________

Es verdad que no hay ningún Einstein inventando o calculando lo que queda por saber –casi todo– del universo. O quizá sí, pero aun está echando cuentas en una oficina de patentes…

Para el que cree en Dios –yo mismo– también es un día muy bueno. Hay que ser un Dios muy imaginativo para crear este mundo tan variado, emocionante y jugable. Aunque fuera una demo valdría la pena.

 

__________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.