Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Ampliación del campo electoral

Se ha internacionalizado el conflicto, o sea, las elecciones, que se viven como conflicto.

De cara al 28A ha aumentado la competencia. Hay más partidos, tocan a menos bote. Casi histeria.

Los candidatos hacen cosas extrañas. Arrimadas ha ido a Waterloo a negar la república ante la casa del virrey prófugo en el exilio. (Cuando ya lo dijo un mosso a un manifestante: “la república no existe, idiota”, aunque luego al mosso le han abierto un expediente de cuerpo, habrá que ver si le penalizan por insultar… o por negar la república).

Arrimadas, para sacarse la foto y hacer algo llamativo ha incurrido en el kitsch procesista: le ha dado vidilla a Puigdemont.

No necesitaba tanto: con el salto a las generales Inés ya triunfaba.

Sánchez ha ido a Francia: el homenaje a Azaña hubiera estado bien al principio de su mandato, pero ahora queda oportunista y electorero. Un poco forzado.

Ambos han internacionalizado un poco la precampaña: Bélgica y sur de Francia.

Quizá Vox les imite y vaya a Gibraltar (¡español!). O a aquel arrecife Perejil que ya tomó Trillo (el del Yak) una vez.

Todos sobreactúan. El éxito sería que Rivera diera el famoso paso atrás y dejara de cabeza de lista y candidata a Inés Arrimadas.

Una mujer es lo que falta en estas elecciones. Una mujer cabeza de cartel. Aún están a tiempo.

El machismo (tan arraigado que ya no se nombra) opera en la sombra. Se defiende en silencio.

Rivera podría aducir que le cede el paso a Arrimadas porque la ve más preparada para ser presidenta. Se ganaría así un prestigio inconmensurable. Y con lo joven que es tiene varias vidas por delante. Ese beau geste lo pondría en órbita y le daría a la candidata la mayoría para gobernar sin piedad, como una Tatcher del xxi (los números romanos mejor en minúsculas, tal como va todo).

Gobernar siempre se gobierna sin piedad. Hay que recordarlo antes del 28A, para no hacerse ilusiones ilusiorias.

Avance:

Programa de Gobierno Gane Quién Gane (PGGQG)

Lo primero es cobrar.

Lo segundo pagar la cuota mensual de la Deuda Monstruosa (casi el PIB).

Lo tercero, familia, Partido, compromisos y allegados.

Luego, ya… el populismo, si sobra algo. Echar wifi por los pueblos.

Fin Escenario Uno previsiones PGGQG

Posdata Bigdata:

Inés Arrimadas se llevaría todos los votos temblorosos de izquierdas fratricidas y de derechas no machistas (o machistas con reparos). Más los del improbable centro analítico liberal.

Y todo ello sin dejar de combatir el separatismo irreductible.

 

 

A ver qué dice el CIS ahora.

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.