Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El Tribunal Supremo aprovecha el fallo de las hipotecas para confirmar la necesidad de una reforma

Alguien tendrá va a dimitir por el escándalo de las hipotecas en las próximas horas/siglos.

Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo, dejó por escrito en su comunicado que la sentencia era firme:

“firme y no susceptible de revisión por el Pleno de la Sala Tercera, produciendo plenos efectos en relación con las partes en litigio”.

Se entendía que el cónclave de los 31 jueces (3 no fueron) era para ver la retroactividad, o para cobrar dietas extra.

Pero se sabía que era para otra cosa. El estropicio del primer fallo era demasiado. Así que:

Díez Picazo convocó el pleno y decantó la votación ante el empate.

El Supremo Ínfimo confirma su desprestigio. Cuando más se tarda en dimitir más cabezas se piden.

El Supremo ha aprovechado este fallo tan relevante para confirmar en sus propias carnes togadas que la justicia también necesita una reforma urgente.

El TC se ha hecho el harakiri o la autopsia, se ha inmolado para evidenciar en público que algo o todo marcha mal.

Pero eso puede esperar.

 

_______

Las entradas anteriores sobre esta pifia:

El Supremo se declara ínfimo

El Supremo dice que va a pensar mejor su sentencia de ayer sobre las hipotecas

Sentencia autolavado de cara: vaya usted a reclamar

Los comentarios están cerrados.