Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Tesis, Franco, bombas

Sánchez-84 ha disipado el fantasma que ululaba sobre su tesis restringida. Eso de que solo se pudiera ver en papel, como si fuera la sábana santa o alguna reliquia de museo, incitaba a toda clase de sospechas e insidias.

El episodio Montón-Sánchez ha servido para relegar por un día el conflicto catalán. La Diada pasó sin rozarnos. Un medio cat se queja hoy de que sobre su procés no sale nada: ¡nada!

Hasta el exhumado de Franco ha pasado inadvertido.

Sánchez-84 se ha llevado una buena tarascada pero sale crecido del doble cerrojo: cesó a su ministra Montón y ha colgado su tesis en la nube.

La beligerancia de Rivera en este asunto golpea a Casado de rebote… y a sí mismo. Y golpea a la universidad: la URCJ ya es irreparable, y más con los 5.400 emails borrados de la cuenta de ese chiringuito; la Camilo José Cela está en el VAR.

Sánchez-84, entretanto, ha botado a Franco de su nicho. Por los pelos. PP y C´s se han retratado.

Y luego está lo de las 400 bombas de Arabia Saudí, que por lo visto son de segunda mano. A ver si les van a entregar las bombas que no estallaron en el Pilar, con milagro incluido, y tenemos otro conflicto, esta vez teológico.

El gob va trampeando los días y regateándose a sí mismo: sus propias tontadas e inconsistencias son más peligrosas que las de las oposiciones, que aún están noqueadas por la sorpresa.

Sánchez casi ha conseguido que la facción Cat más beligerante votara una moción ¡¡¡para negociar dentro de la ley!!! ¿Será posible?

Menos mal que Puigdemont estaba al quite y lo ha impedido: él necesita jaleo, barullo, tensión.

El Parlamento Europeo afea a Orban su conducta de sátrapa, excepto algunos eurodiputados, que se retratan, como con lo de Franco.

Se ve que Hungría no es cliente de nuestras armas, nuevas o usadas, y se le puede repudiar y afear su conducta. Que nos encargue un ave como el de la Meca y hablaremos.

El gob Sánchez-84, de momento, no sirve de nada, no hace nada práctico. Actúa en los símbolos, se autocorrige y hace anuncios retóricos con Podemos, que luego desmiente o matiza. Todo es un poco así. Igual que a Trump lo vigilan sus generales y asesores, al incipiente sanchismo lo limita la realidad: las bombas de Arabia Saudí (un buen cliente atroz), los bancos (en fin), los precios de las cosas.

Hasta que no meta mano al dinero, todo es como un juego.

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.