Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

La política del volantazo del zombi

El gob rectifica rápido. Ya hay varios casos. Del Aquarius a la devolución exprés. De subir impuestos al Ibex a dejarlo estar. La última reculada, la defensa del juez Llarena, atacado por Puigdemont con una demanda desde Bélgica.

Estos volantazos son la esencia del caos que nos lleva. El Gob Sánchez tiene cintura, gira a golpe de encuestas, sensaciones, presiones. Su fortaleza es su debilidad y viceversa.

Hoy defiende al Estado, mañana palmotea al socio que ataca al Estado. La vicep dijo que la arenga de Torra para “atacar al Estado” era “inaceptable”. Pero la aceptó, se la comió en el telediario.

Por la tarde el Gob cede ante otro socio; de madrugada defiende al Estado. La vida misma. Como cualquier pyme o autónomo, el Gob Sánchez-84 tiene varios clientes-amos-socios. A todos les conviene esta debilidad y todos entienden los bandazos conceptuales y presupuestarios que acarrean ellos mismos. Estado intervenido que debe lo que gana, apenas factura lo suficiente para que cobren los amigos recién fichados.

Claro, los cesantes peperos lo pasan mal, se han quedado sin ese artefacto formidable que les proveía de nóminas y prebendas, ha cambiado de manos.

En lo que no cambia el miniGob es en el traslado por antonomasia. Las mudanzas siempre estresan.

Una vez que tiene un tema de fondo, algo inocuo que no molesta al Ibex et alii, lo demás es movible y rectificable.

Claro, estos bandazos descolocan a las oposiciones, que no saben dónde disparar a un blanco tan inestable. Solo le pueden atacar por su incoherencia, pero al Gob eso le da igual. La incoherencia es su modus operandi estándar. Excepto en la mudanza de Franco. Que se irá aplazando indefinidamente otros cuarenta años. Así el caudillo resulta rentable: se recicla y se aprovecha como el plástico malo.

La debilidad, el depender de varios o de muchos, le da fuerza a este Gob zombi (vive de un muerto).

Ojo, que los zombis van dando bandazos pero aguantan.

 

________

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.