Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Trumpadas de verano

Trump practica el marketing extremo: “Europa es el enemigo”. A Europa le viene bien este calificativo, le da empaque y tronío. El que ya no tiene. Europa es pasado. Está quieta, retrocede. A verlas venir. Por eso el espaldarazo de Trump le viene bien, le reconoce un lugar eminente: enemigo, rival, competencia. En este mundo no hay lugar mejor. Que el jefe, ya en declive, de gira, te diga eso, es un gran elogio.

Pasado el Mundial el mundo se aburre otra vez (aunque también el Mundial ha sido aburrido). Solo quedan las trumpadas de verano. Marketing extremo, lema simple y burdo para fans, sutileza de tsunami fugaz.

El VAR, al final, es un señor que debe decidir sobre la intencionalidad de una mano en el área. La tecnología ayuda a trazar líneas más rectas (aunque el tiempo espacio es curvo), pero no ha entrado al cerebro, ni al estómago, que es el que decide. Ni siquiera el jugador que interpone la mano sabe si era esa su intención. Hay que instalar el chip dentro del cerebro, y ver el fútbol ya como Matrix, en código.

A su manera brutal, bacteriana, Trump ha captado el espíritu de este tiempo: la nada rápida, el lema atroz.

Macron, presidente de Francia ya olvidado, ha celebrado los goles y el triunfo con gran aparato, pero en ese momento estaban poniendo anuncios. Queda una foto esbelta, Marianne de Delacroix guiando al pueblo, pero el pueblo estaba haciéndose un selfie.

El impacto de Macron saltando es cero porque era lo esperado, lo banal previsto. Hubiera sido tuiteable si se hubiera desnudado (instagramable), cosa que todavía no hacen las autoridades, pero ya no queda mucho más que puedan hacer si no abrazan el modelo de soltar trumpadas de verano.

______

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Holi

    Vaya par
    Hoy veremos si Trump debe su cargo a Putin
    Aunque más seguro es que no veamos nada, gestos

    16 julio 2018 | 2:14 pm

Los comentarios están cerrados.