Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Tiene problemas y todos lo saben: Catalá se refería al PP y al gobierno

Increible locura española. Sale el ministro de Justicia y dice que el juez que ha hecho el voto particular tiene problemas y que todos lo saben. El gobierno se desmarca expresamente de la sentencia de la manada que ha sacado a medio país a la calle.

El ministro de Justicia desacredita a un juez en pleno puente de uno de mayo y monta un dos de mayo. El gobierno reivindica la presunta independencia judicial: dice el ministro que la extraña que el Consejo general del Poder Judicial no haya intervenido antes en el caso de este juez del voto particular. Dice que tiene “problemas singulares”. Como no especifica qué problemas son esos abre un nuevo hilo: ¿qué problemas tiene ese juez?, ¿le incapacitarían para juzgar y emitir sentencias? Añade que “ha tenido algunos expedientes”.

Todo esto es gravísimo. El gobierno, para quitarse de encima un marrón judicial y una amplia contestación social y política, señala a un juez y lo pone en entredicho al tiempo que desata una crisis en la judicatura. Que no se enteren en Alemania.

(Continuará)

Al día siguiente, quizá martes, 1 de mayo, que antiguamente era el día del trabajo, o del trabajador, o lo que fuera aquello, un día de fiesta oficial, fiesta pagada, algo que ya apenas existe, nostalgiaaah, repartidores a toda leche, Amazonismo… los sindicatos son empresas públicas, entes extraños indefinibles, han estado en el trapicheo del poder como cómplices, tanto en los años buenos –para ellos– como en los malos, en las preferentes, en las tarjetas black, bla bla black.

Al ministro Catalá, un desconocido de esos que usa Rajoy para no hacer nada (en este caso para no hacer la reforma de la justicia), le han reprobado las siete asociaciones de jueces y fiscales, todas, por impugnar al juez que emitió una sentencia delirante, puro esperpento, en el caso horrible de la manada. Cuando un gobierno recurre a esas irrupciones locas, a ver quién la dice más gorda, es que está destrozado. Y eso que va a tener sus presupuestos peneuvistas, alegría en el País Vasco, chorros de dinero, 500 M€ extra, el cupo no, ¡el cuponazo!

Catalá tiene fácil la disculpa: le hemos entendido mal. Cuando dice que “tiene problemas y todos lo saben” se refiere al propio PP y el propísimo gobierno de Rajoy. No al juez delirante, que expresa el mainstream machista básico, o sea, invisible. Aplicando esa sentencia del ministro de Justicia a sí mismo, al partido en desbandada prietas las filas y al propio gobierno, Catalá podría quedar como el que comenzó a hacer autocrítica, algo inédito:

–Tenemos problemas y todos lo saben

_______

Pd.: Habrá que ver si el juez al que se refería el ministro lo demanda o se querella contra él por difamación. Es una acusación grave precisamente porque es indeterminada, no concreta.

_______

 

 

 

1 comentario

  1. Dice ser Javy

    Bien visto

    01 mayo 2018 | 9:20 am

Los comentarios están cerrados.