Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de diciembre, 2017

Rajoy no tiene agenda oficial para 2018

Lo preocupante de la felicitación de Rajoy es el “que falta nos hace a todos”.

La frase completa:

“Termino deseándole[s] a todos ustedes y sus familias lo mejor para el próximo año 2016 que, sinceramente, falta nos hace a todos”.

¿A qué se refiere? ¿A Cataluña?

Hay que suponer que un presidente de gobierno, incluso Rajoy, tiene algo de info. ¿Ha querido transmitir una preocupación indefinida o es que hay algo más? ¿Qué está pasando?

Es significativo que en la página de Agenda del Presidente no aparece el año 2018.

Quizá la actualizaba Jorge Moragas, al que El Mundo dedica una hagiografía de despedida. Quizá era el encargado de recordarle a Rajoy en que año estamos.

El caso es que en la espantosa página oficial de La Moncloa, en la Agenda del Presidente, no existe el año 2018:

Aunque en la portada consta que el presidente asistirá el día 6 de enero a la Pascua Militar. Algo es algo.

¿A qué se refería Rajoy con “sinceramente, que falta nos hace a todos“? ¿Acaso ha visto que su año no existe?

Es cierto que la situación Cat es explosiva. El fugado Puigdemont ha dado un mensaje-discurso en modo president, con banderas y todo. ¡Y ha nombrado la república no nata! Esto podría ser delito. Si Puigdemont fuera rapero o titiritero ya estaría preso.

Aunque no ha dicho si piensa volver o dejarse investir por redes sociales. ¿Será por Facebook, Twitter, Instagram?

¿A qué se refería Rajoy con ese enigmático “que falta nos hace a todos”?

Es cierto que el PP se ha quedado con cuatro diputats, y que Zarzalejos/Aznar le da un repaso a Rajoy —lo llama “despótico  autoritario”— y realza el desliz de Soraya SSS respecto a la (presunta) independencia judicial.

Además, esas críticas amigas le afectan al PP, o a él, pero no a “todos”.

Así que esa frase temible —“que buena falta nos hace a todos”–, debe de ser por algo que Rajoy sabe pero no dice. ¿Nos está queriendo avisar de algún peligro? ¿Habla en modo oráculo, profeta o coach?

O quizá es porque Mario Draghi reduce a la mitad a partir de mañana el chorro de dinero que inyecta en bancos y grandes empresas (o sea, bancos) al 0%: de 60.000 euros al mes va a pasar a 30.000 euros al mes. ¡La mitad! ¡No es extraño que Rajoy no tenga agenda oficial en enero! Tiembla Europa.

Imagínese usted que el Banco Central Europeo le hubiera estado prestando mil euros al mes desde 2015 al 0% de interés… y usted lo usa para pagar sus deudas, pagar hipotecas o comprar bitcoins… y que a partir de mañana, ese chorro de dinero barato -¡gratis!- se quedara reducido a la mitad. ¡Qué disgusto!

La realidad es la deuda::: así está la deuda española a 26 de diciembre (pdf): 98,7% del PIB. ¡Ha bajado un pelín!

Ninguna de esas catástrofes anunciadas justifica el “que falta nos hace a todos”.

El caso es que Rajoy, oficialmente, no tiene agenda en 2018… ¡Rajoy no existe!

No es extraño que deseara lo mejor para el próximo año 2016.

Quizá solo es un error, un lapsus rajóyico: téngase en cuenta que en el Mensaje de Nochebuena del Rey Felipe VI persiste la errata.

(Una errata no es nada, pero a fin de cuentas la “R” de la RAE viene de “Real”. Y no ha intervenido).

En fin, un país con erratas al más alto nivel puede permitirse que el presidente del gobierno no tenga Agenda Oficial.

A partir de aquí ya entran las explicaciones esotéricas, conjuras, conspiraciones, etc.

¿Acaso los servicios web de La Moncloa saben algo que ignora el país?

¿La ausencia de agenda oficial puede ser una maniobra de Soraya SSS que controla los servicios de inteligencia?

¿Qué ocurrió en la sorprendente reunión Rajoy-Rivera?

Y lo más sospechoso de todo:

¿Qué significa el silencio de Sánchez?

Seguiremos investigando… aunque puede ocurrir que Rajoy tenga razón y simplemente… no haya 2018.

___

Actualización 2 enero 2018: ya han puesto la agenda de Rajoy en la web de moncloa. : )

 

Rajoy, qué crack: “Feliz año 2016”

Actualización: en una entrada posterior descubrimos que Rajoy no tiene agenda en la web de Moncloa para 2018…¡lo que puede explicar sus buenos deseos para… 2016!


Rajoy ha dado el meme de fin de año: ha dicho: “Y termino deseándole[s] a todos ustedes y sus familias lo mejor para el próximo año 2016 que sinceramente falta nos hace a todos”.

Rajoy ha visto que Puigdemont se ha comido el sábado con su anuncio de que va a lanzar su mensaje “institucional” de fin de año y ha decidido contratacar, ya con las reglas de la web social:

Un meme solo se combate con otro meme.

Así que ha recurrido a su arsenal de confusiones y ha felicitado el 2016.

O es que vive realmente en 2015. Nunca lo sabremos.

__

Actualización/rectificación: el título de este artículo es un error: Rajoy no a deseado “feliz año”, sino que ha deseado “lo mejor”. No es lo mismo.

__

La noticia la da la Cadena Ser (texto y sonido) y el vídeo está en el Youtube de Galiciaé, plataforma dixital do Grupo El Progreso.

 

Aquí, otro vídeo de El Faro de Vigo.

____

Por cierto, que #PuigdeFinde anuncia ya la hora de su mensaje:

 

___

Esto es ya un asunto de Estado.

___

El vídeo del mensaje de Puigdemont y el enlace a la transcripción en español.

#PuigdeFinde

Puigdemont anuncia en el Twitter @catalan_gov que va a dar el sábado su mensaje “institucional” de fin de año. Puigde/Finde. #PuigdeFinde.

Cada día espera su tuit. Cada día espera el tuit que lo salve de la muerte y la rutina. Hoy ha salido a media tarde. ¡Moltes gracies!

El mensaje navideño o de fin de año es lo que justifica a las naciones, reyes, presidentes, papas… Los Estados son deuda + mensaje de fin de año.

Puigdemont hace bien en encaramarse a estas fechas. Proporciona contenido gratis, arma jaleo, cuestiona la ley y el orden hispano, se cena el 155.

El programa fin de año es terrible: campanadas, sketchs cogidos con papel de fumar, resúmenes zzzz [*]. El programa finde es ictus seguro.

Ahora llega este hombre y reaviva el auténtico espíritu friki del fin de los tiempos. Es capaz de superar al mismísimo Trump, que apela al cambio climático para combatir el frío. Además, acorde con el marketing-procés, se adelanta un día… gana 24 horas de memes.

Puigde se salta el protocolo marianesco emitiendo un mensaje que va a fundir las redes. A ver si le redactan un buen guión, sin victimismo, sin lagrimeos, sin echar broncas, sin hipo: ¡solo hype! Tiene que sorprender, cambiar de registro… Anunciar algo absurdo e imposible… lo de siempre.

Una cosa terrible del asunto Cat es que aburre y fatiga. Hasta le salen parodias y réplicas tan plomizas como el original.

Lo mejor para el #PuigdeFinde sería que apareciera entre rejas. Esa escenografía le daría más portadas y más boato que las típicas banderas, la foto de la familia o los figurones históricos.

Algo así:

En fin. Ahí va el gif…

___

[*] La expresión “zzzz…” es de Guillem Martínez: @Guillemmartnez 

__

 

 

___

La Vanguardia ha publicado el el acto el texto íntegro del mensaje de Puigdemont en español. El texto no es idéntico al mensaje, hay algunas variaciones mínimas.

La intervención, de casi siete minutos, en Youtube:

Rajoy & Rivera: todo OK

Rajoy & Rivera han acordado desbloquearse mutuamente en un vis a vis. Tal vez echan de menos estar en la cárcel o en el exilio europeo: la vida del prófugo está llena de novedades y los presos comen mejor que los polis.

Pero ellos son estadistas responsables, y se reúnen para salvar a la patria 155.

Oficialmente Rajoy & Rivera se ven para tratar de la “cuestión catalana”, pero el vis a vis es para calmar a los mercados, las agencias de riesgo y todo ese submundo real.

El submundo real solo se menciona cuando él te menciona a ti: te llega una notificación –temibles sobres negros de Montoro–, una multa o te bajan el rating de la deuda.

Por eso es mejor anticiparse y fabricar buen rollo hasta pasar el fin de año. Por eso la reunión de Rivera & Rajoy es preventiva y rutinaria.

Las agencias de riesgo, solo con no decir nada ya aterrorizan a los países endeudados e intervenidos. Por eso, lo primero que le pregunta Rivera a Rajoy al llegar a la Moncloa es:

-¿Has mandado los jabugos a Standard & Poor’s, Moddy’s y Fitch?

-Yes, sir.

Rajoy respeta mucho a Rivera para fastidiar a Aznar.

-¿Algo más? –pregunta el presidente-becario, ya entronizado en su sofá y avizorando el toisón de mando.

-He ordenado que publiquen todos los datos buenos que haya por ahí.

-¿Y qué tal?

-Bien –dice Rajoy–, hay más turistas que camas.

-Hala, pues.

Salen sonrientes con la Constitución releída y las agencias aguantan unos días más.

___

… Lo que no sospechan R&R es que el taimado Puigdemont y sus servicios de marketing preparan un… discurso para fin de año.

No se pierda el siguiente cap:

#PuigdeFinde

La invasión del plástico en un escaparate

Escaparate de la Peluqueduca, Huesca, sobre la invasión del plástico

Santiago Gella ha hecho un escaparate de alto impacto para llamar la atención sobre la invasión del plástico y el medio ambiente. Santiago es peluquero y siempre crea diseños espectaculares para su establecimiento. Esta vez ha llenado la vitrina de La Peluqueduca, en Huesca, con envases vacíos y bolsas de plástico que agobian a la bola del planeta.

En el centro hay tres monos que se tapan la boca, los oídos y las manos. La invasión del plástico, el reciclaje, la sostenibilidad. Santiago dice: “todos estamos hartos pero nadie hace nada; hay quien dice que los monos son los reyes magos, por las coronas, pero también puede ser una reflexión sobre el poder, el escaparate está abierto a todas las opiniones.”

La corteza de árbol donde se apoyan los monos la cogió Santiago del pantano de Tormos (La Sotonera), que se puede cruzar a pie por la sequía. Los tres monos se los pidió a un amigo que los tenía en su casa. Los envases proceden de cinco familias de dos miembros cada una y corresponden a la basura de cinco días.

La peluquería de Santiago es un foco de activismo por el medio ambiente y ofrece un espacio para las asociaciones de vecinos y la acción social y medioambiental.

El escaparate de esta navidad no deja indiferente a nadie: la llamada de atención sobre el medioambiente y los tres monos no impide que el viandante sienta la fascinación por las marcas de los envases y el estrés de la compra, como si estuviera en un supermercado: el horror ecológico y el tirón wharholiano. Hay quien exclama: ¡Mira, Lacasitos! La contradicción es explosiva.

 

Enlace Wikipedia, Isla de plástico.

Una errata en el mensaje del rey

La errata está en el sexto párrafo:

“Porque lo largo de los últimos 40 años, hemos conseguido hacer realidad un país nuevo y moderno, un país entre los más avanzados del mundo:”

Falta la “a”. Porque [a] lo largo…

La errata, mínima, está en el texto de la web oficial, y en las reproducciones de los medios. Si alguien la ha visto al copiapegar el mensaje, no ha querido enmendarla añadiendo la “a” (tal vez sea delito). No tiene importancia, hasta las mejores familias se dejan alguna letra.

El caso es que la frase que contiene la errata es importante porque propone un argumento central:

Porque [a] lo largo de los últimos 40 años, hemos conseguido hacer realidad un país nuevo y moderno, un país entre los más avanzados del mundo:

Que se desarrolla en las frases siguientes usando los dos puntos “:”.

De manera que la errata implica a todas: la ausencia de la “a” se hereda en cascada.

Pero lo más grave es que desacredita a la frase principal: un país de los más avanzados del mundo no puede permitirse una errata en el mensaje de su máxima institución. ¿Hay un becario corrigiendo el texto? ¿No llega el presupuesto?

Por suerte el rey pronuncia la “a” y solventa el desliz.

De todas formas, deberían añadir la “a” en la web oficial. Ventajas de internet.

___

Pd.: Se pregunta Echenique para qué sirve la monarquía. Yo creo que sirve para proporcionar contenidos variados y genéricos sobre la actualidad. Así, el discurso del rey le sirve a Echenique para escribir su artículo. Y a mí para hacer esta nota, cosa que agradezco. ; )

El discurso de Nochebuena

Las elecciones del 155 han traído un nuevo partido a la derecha: en términos de Schumpeter, destrucción creativa.

La destrucción creativa afecta también a las naciones: la patria es ahora Facebook, Google, Apple… Y las patrias simbólicas el Barça y el Madrid.

Apple ha reconocido que ralentiza por software los móviles viejos cuando la batería pierde fuerza: si el móvil es la vida, es como aplicar una prejubilación –secreta– a la vida de sus clientes. Los telómeros del iPhone se acortan por designio del fabricante.

Falta poco para conseguir el embarazo por wifi, como anticipa el Evangelio de hoy.

El barullo es sistémico. El bitcoin nos lleva… y nos tienta. Todo es un poco blockchain.

Josep Piqué se pregunta si estamos ante el fin del bipartidismo en España.

El cohete de Elon Musk-Space X, dibuja un pez en el cielo. Los peces ya llegan a la mesa llenos de plástico.

Este año la estrella de los Reyes Magos es ese pez globo del cohete.

En este ambiente Moddy’s advierte que el resultado de las elecciones catalanas perjudica a la calificación de la deuda.

Lo que nos devuelve a la dura realidad.

Solo el Madrid-Barça sostiene la marca España. Deberían jugar más a menudo.

Ante tanta destrucción creativa el discurso regio de esta noche tiene más interés: hay que remitirse a la realidad: empresas, devolver la deuda, legalidad… más una capa simbólica.

Todo es un poco macroniano.

El nacionalismo es un estorbo para las grandes multinacionales.

Actualizado 25 – 12- 17

El discurso fue un poco largo. La responsabilidad de enchufar contenido en Nochebuena y Navidad recae en una sola persona que, además, y por eso mismo, tiene que ser muy prudente. Cuarenta años de progreso, ahí me perdí; cuando llegó a Cat yo estaba en otra galaxia. Las mentes vuelan, los whatsapps han alterado el mundo sin remedio, cada cual está fuera de sí, en otras partes, en el infinito SL, y un discurso de más de tres o cuatro minutos no puede competir con las tribulaciones y las urgencias de los algoritmos biológicos, acelerados por Darwin con su manivela desde el portal de Belén. A ver si el método CRISPR –que recuerda a Crispín, el ayudante de El Capitán Trueno–, llega a cada casa en la próxima navidad y cada cual puede por fin editar su propio genoma en caliente sin dejar de whatsappear.

Editar el propio ADN gratis es el último derecho del extinguible estado del bienestar… El climax del Hazlo tú mism@.

__

Apostillar una entrada floja del día anterior –o de hace décadas– es un recurso del bloguismo ombligatorio (ombligo + obligancia: (obligación + vagancia)): como nadie lo va a leer –aunque podría–, la semilibertad es casi máxima, incluso rozando u hozando el microlibertinaje.

__

Al final he leído el discurso varias veces y he encontrado una errata.

__

Actualización 28-12-17 sobre la estela del cohete vista en California, por Daniel Marín.

“Un pollo de cojones”

“España tiene un pollo de cojones”, ha dicho Puigdemont en su exilio. Y también ha dicho la expresión “normalidad alterada”. Son frases muy tuiteables, pero Rajoy (si es que es él) está dando una rueda de prensa sin plasma… sin inmutarse. Esta comparecencia clorofórmica en carne viva sirve para calmar a los mercados, siempre tan sensitivos. Y a las agencias de riesgo. Y a todo ese mundo real: empresas, deuda, etc.

Es verdad que España tiene un pollo de collons, pero es el mismo que tiene todo el mundo: que nadie sabe qué hacer. El cambio de era cósmica, la IA que nos mece, etc. Rajoy está tranquilo, y eso es lo único que tiene que hacer. Él echa la rueda de prensa con un ojo en el Marca y otro en Merkel: de Marca a Merkel, que también tiene un pollo de c… etc.

El auténtico pollo que tiene España es el pollo de Carpanta. Que ya es bastante.

Post 21D : ) ¡Que corra el dinero!

Elecciones catalanas 155: todos ganan, todos ganamos. Por primera vez en varios milenios nadie se queja.

El país –el que sea– ha dormido a pierna suelta. También por el partido de mañana: Madrid-Barça. Insomnio a pierna suelta.

El éxito de Rajoy ha sido convocar las elecciones justo antes del Madrid-Barça ¡y de la Lotería!. Ya se sabe que Rajoy, perdiendo, gana. R’78 live. En China y en el resto del mundo solo quieren ver a Messi vs. Cristiano, lo que prueba la existencia de España & Cat como buenas pagadoras de deuda (este es el criterio que define hoy a un país OK) y sedes de eventos globales.

El recuento ha sido modélico. Nadie refunfuña. El big data manual es lo nuestro. Todo es alegría y buen rollo. Ha ganado una mujer.

Gobernar es lo de menos: es algo simbólico, de bailes regionales: los recortes ya vienen hechos y lo primero es la deuda.

Las elecciones catalanas del 21D las ha ganado Europa, que es donde se ha exiliado Puigdemont. Desde allí governará a sus anchas. Con que haya un subdelegado de Rajoy en la Generalitat devolviendo los plazos de la deuda, lo demás va solo: las empresas, cuando vean que todo sigue como en los últimos mil años, volverán. Hay que garantizar que el %% de comisión sigue como siempre (las subidas son muy malas).

La euforia es ya permanent: ¡Que corra el dinero!

Madrid-Barça

Este sábado, a las 13 horas, Madrid-Barça. Las elecciones Cat tienen ese contexto globalísimo. Gane quién pierda, hay partido.

La una de la tarde en España = ocho de la tarde en China. Asia a un lado, al otro Europa… ¿A qué hora se comerá el sábado?

Este partido del siglo lo jugamos ya para China. Verlo desde España o Cataluña es verlo desde China. La una.

La cena de Nochebuena palidece ante la comida-partido del día anterior. Se van a mover billones de birras. Las pizzas rodarán solas, los drones irán locos. Una cosa quita otra. Las familias podrán discutir en paz. Tiembla el belén.

Este partidazo del sábado alivia el estrés navideño, diluye la tensión familiar y esponja las identidades.

Las mayores y primeras identidades son ser del Madrid o del Barça. Estas categorías ontológicas no salen en los papers académicos, pero son tan reales como la misma realidad, que es la deuda y las empresas. (Informe de diciembre del Banco de Pagos Internacional, pdf).

Lo que sostiene el ímpetu Cat y el búnker español en general es el partidillo del sábado: el Madrid-Barça. Lo demás es accesorio. La marca España es este partidillo doméstico. Alguna ilusión hay que tener.

Gane quien pierda, hay partido.