"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

59 segundos, lamentable espectáculo

Cuando los directores de los diarios nacionales (de pago) ocuparon la tribuna de “59 segundos” hace unas semanas asistimos a un debate interesante, educado y con buen nivel intelectual. Algunos criticaron el sesgo partidista de cada director, lo cual admite matices, pero allí hubo un diálogo interesante y digno, sin extravagancias ni gratuidades.

Anoche, con su formato genuino, “59 segundos” ofreció su tribuna y micrófonos al PP (a Zaplana) y a seis invitados con perfil periodístico aunque con alineamientos definidos. Los tres del PP iban con insignia: Luis Herrero, eurodiputado, Fernando Fernández, miembro de uno de los grupos de economistas que asesoran a la dirección del PP, y Miguel Ángel Rodríguez, portavoz que fue del primer gobierno Aznar. En el otro lado tres periodistas que viven de eso, con alineamientos más o menos definidos a favor del PSOE. Es manifiesto el caso de Sopena que no lo esconde, y no lo son ni Ester Jaén (Público) ni Isaías Lafuente (SER). En cualquier coso estas anotaciones son opinables, discutibles.

Lo que ocurrió ayer, en concreto las referencias al caso Leganés, fue escandaloso, lamentable, decepcionante, irritante. Por parte del portavoz parlamentario del PP, del señor Zaplana, se acreditó ignorancia del caso, que debía llevarle a una rectificación. Reiteró, sin que nadie le apeara del error, que la consejería de Salud de Madrid no hizo nada más que entregar al fiscal 400 denuncias y que la justicia siguió su curso. Inexacto y no son inocentes o irrelevantes los datos.

En origen hubo una (no cuatrocientes) denuncia anónima que se sustanció con una investigación administrativa, de la inspección médica, que no encontró caso. Un par de años después (ya se había estrenado con éxito la película “Mar adentro”), la Consejería madrileña recibió otra denuncia anónima, secundada por alguna Asociación que persigue el error médico, que se envió a la fiscalía sin más trámite y que saltó a la opinión pública con mucho ruido, escándalo y gravísimas acusaciones no fundadas. La fiscalía investigó (en medio de ese ruido mediático) y decidió no seguir adelante, incluso con tras analizar alguna acusación de familiares afectados, que se sumaron al caso.

Antes de que se produjera ese archivo, la propia Consejería, con firma de uno de sus directores, se personó como acusación en otro juzgado penalizando el caso y dandole otra dimensión (¿ignoraba eso Zaplana?). La administración pública madrileña activó el caso con participación activa en el mismo recabando informes periciales de parte. Un activismo oficial interesado y arriesgado, sobre todo si finalmente no había caso, como así ha ocurrido. En los actos siguientes apareció un juez de primera instancia poco diligente, medroso y parcial que archivó el caso aunque introdujo en el auto juicios de valor que la Audiencia le ha enmendado.

Negar que el gobierno de Madrid fue activista en este caso y que ha salido trasquilado es negar una evidencia. Más aun, el gobierno podría explicar su posición, disculparse, argumentar exceso de celo… pero han decidido sostener y no enmendar convirtiendo el caso en un tema político partidista. Doblemente lamentable.

Pero si Zaplana no estuvo fino, carecía de la información precisa o quiso confundir (él sabrá), los comentarios de Miguel Ángel Rodríguez fueron intolerables, injuriosos (aunque la injuria es de ardua calificación penal), e inaceptables en un medio de comunicación que respeta el mandato constitucional de “comunicar o recibir información veraz…”. Aun con el margen amplio de que para satisfacer la veracidad sirve una diligente búsqueda de la misma, lo dicho, con reiteración, por Rodríguez me parece intolerable y perseguible. La libertad de expresión y opinión no ampara todo, tiene límites claros en los derechos individuales de los demás. En eso radica la grandeza de esas libertades. Acusar reiteradamente de “nazi” a una persona por su ejercicio profesional, más aun un anestesista, justifica exigir responsabilidades y pruebas.

Los profesionales del servicio de urgencias de Leganés que dirigía (por cierto con mucha eficacia y acierto, reconocidos por la consejería de Salud) el doctor Montes, no tienen que acreditar su inocencia, son los acusadores (por ejemplo Rodríguez) quienes tienen que probar la culpabilidad. Así funcionan el estado de derecho, las democracias maduras y formales.

63 comentarios

  1. Dice ser kj

    No entiendo nada…..Ayer ví el programa 59′, por tratarse de Zaplana. Figura política curiosa que sigo desde hace años, ejemplo de político cínico.Encontré a Zaplana en su salsa, Sopena ácido hasta el rencor, MAR maleducado, Herrero muy educado, ….Esta mañana leí su blog -lo hago varias veces al dia incluso en Estrella digital-y me dije vaya ya me ha engañado otra vez Zaplana. Escribí un largo comentario apuntando que el primer problema de nuestra sociedad es 1. engaño/mentira no está castigado -especialmente en el político-2. No hay medios independientes. Pensando que no tenía valor añadido lo borré.Esta noche vuelve a su blog y me encuentro con que ya no sé si Zaplana, M.A.R., Sopena, Lafuente, Jaén, Urbaneja, Jorge, Jose María me permiten entender que pasó en el Hospital de Leganés, si hay mala práctica médica, si hay mala práctica política, si hay mala práctica periodística. El resultado es que estoy absolutamente desorientado.Será esta la técnica que tenemos para marear bien los temas de forma que no haya quien se aclare con nada?

    31 enero 2008 | 21:13

  2. Dice ser Jose M.

    PepeLo siento, estoy buscando en diccioarios.com un translator para rebuznos – español, siento decirte que no lo he encontrado, puedes seguir insistiendo pero no soy el Dr. Dolittle, yo te aconsejaria que te diera consejo pepiño, otro de tu especie, seguramente el te puede entender mejor que yo y tratarte en tus problemas… aveces a los gorrinos cuando estan solos, los mejor es ponerlos junticos para que se les valla esa frustracion que tienen…me imagino que lo vale para goorrinos, igual vale para Zopencos.

    31 enero 2008 | 21:37

  3. Dice ser md

    El cinismo y la frivolidad de algunos políticos es deprimente. el Sr. Zaplana parece ignorar la realidad de los hechos y el Sr. Lamela esquiando ¿o separado de la línea de fuego?. Cuando se acusó al Dr. Montes por parte de la Comunidad de Madrid nos quisieron hacer creer que era por nuestro bien, por nuestra salud… ahora que han sido abatidos por la justicia quieren pasar página y entonan “yo no he sido, yo no he sido”. Lamentables y mentirosos. A ver cuando despierta Madrid de una vez.

    31 enero 2008 | 22:41

  4. Dice ser Carlos

    Y usted, señor Urbaneja ¿que va a hacer como presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid?Un saludo

    31 enero 2008 | 23:12

  5. Dice ser Observador

    ¿Es o no es verdad que después de dejar este Sr el cargo en el Hospital, las defunciones desendieron en el primer año un 63,4% y en el segundo año desendió un 56%.? Si esto es así, ¿que explicación hay?. Por lo que observo, aqui hay mucha política y poco de lo que debería haber.¿Quien ha dicho que hay una sola denuncia?. Como se ve, ningunos de los aquí exponentes son afectados por esta desgracia.

    31 enero 2008 | 23:56

  6. Dice ser Guillermo 1972

    El personal se ha olvidado de que no se puede ir mintiendo por la cara todo el dia.esta gente me indigna tanto como a ud.(pido disculpas por mi mala gramatica,hago lo que puedo)

    01 febrero 2008 | 02:22

  7. Dice ser GCJF

    ATTN/ FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA.Fernando,Tienes absolutamente razón en todo lo que has dicho sobre el CASO LAMELA-LEGANÉS.La Consejería se personó con firma de ARTURO CANALDA (ViceConsejero -entonces- y ahora Defensor del Menor). La orden venía de Manuel Lamela, aunque (ambos eran abogados)y compartían opinión sobre el Hospital de Leganés.El descrédito afectará a Esperanza Aguirre, lo que causará que Rajoy y Aguirre puedan perder las Elecciones.Aguirre tendrá que cesar a Lamela, sino ella se verá salpicada por lo que se viene encima.Fernando, Hasta la próxima que coincidamos en ANIS.Saludos,GCJF

    01 febrero 2008 | 15:12

  8. Dice ser salva

    cuando puse la tele y vi al señor zaplana y conpañia, como utilizaban ese sonrisa, tan cinica. reze tres padres nuestros, inplorando a dios para que no permita que esta clase de individuos, nos gobiernen,,,, Mi total solidaridad con el doctor l LUIS MONTES,,, y al señor zaplna, decirle que en el sur de la comunidad valenciana, conocemos su estilo, no nos viene de sorpresa,

    03 febrero 2008 | 01:30

  9. Dice ser Anastasio

    Existen determinadas personas -siendo generoso- que montan toda su vida en la mentira, y lo malo es que está contaminando a otras muchas buenas personas que dan por bueno noticias falsas sistemáticamente reiteradas. Los ciudadanos saben distinguir lo falso de lo verdadero, pero necesitan medios de comunicación honrados que den verdaderas noticias, pero, desgraciadamente, algunos medios de comunicación miran si la noticia es verdadera o falsa, sino que ellos mismos la falsean por cuestiones ideológicas que desembocan en cuestiones económicas.

    05 febrero 2008 | 22:38

  10. Dice ser kj

    No espero que lea este comentario por ser viejo, pero…….Yo sigo atento a las noticias sobre el asunto para tratar de ver algo de luz y le aseguro que cada vez estoy mas liado.Ayer oí a M.Antonia Iglesias (Presidenta de la asociacion de victimas de negligencias médicas- no se de donde sale esta organización) en la COPE. Afirmó cosas que yo no sabia.1. Resulta que el Dr Montes era responsable del servicio de urgencias del Hospital de Leganés. Pero Urgencias no es el sitio para aplicar sedaciones…..Allí deben estabilizar a los pacientes y enviarlos a planta donde se les aplica la sedación o tratamiento paliativo si al caso.Sin embargo, Urgencias de Leganés aplicaba sedaciones generosamente.2. En algunos casos no hay documentos firmados que acepten la sedación, luego fueron sedados contra su voluntad???.3. Hubo una denuncia en 2003, que dió paso a una consulta al comité etico del Colegio de Médicos quien investigó y no encontró nada raro.4. Una segunda denuncia en 2005, da lugar a otra consulta al Colegio de Medicos. En este caso, es un equipo de once médicos ‘independientes’ quien investiga y si aprecia mala práctica en algunos casos. Pero fijate, el presidente del comite de ética del Colegio va y dimite.5. Según dijo, el tema salió a la luz pública por que Simancas -Psoe- lo denunció con gran algaravio: “centenares de muertes inducidas en un Hospital de Leganés dirigido por el PP”.El País actuó como gran amplificador del asunto tratando de perjudicar al PP.6. El tribunal que no ha apreciado conexión entre la mala praxis médica y las defunciones resulta que está formado por Manuela Carmena y otro juez próximo al Psoe que en 1991 firmaron un documento pro-eutanansia. Según MAntonia Moral se debian haber inhibido por no ser jueces imparciales para juzgar este asunto.7. El Psoe ahora se olvida se sus denuncias del 2005 y cambia el chip y dice que el Dr.Montes es un vendito y que sufre persecución…..por la oprobiosa oposición del PP.8. Lamela dice el tratamiento a este asunto ha sido impecable. Detectado problema, pedido informe al técnico -Colegio de Médicos- y denunciado con sigilo a los tribunales, se actua con produncia cambiado al responsable que ocupaba cargo de confianza. Zaplana ya dijo lo mismo……Yo sigo liado con este asunto, me imagino que usted con mejor información sabrá algo que le permita fijar una posición con solidez. No es mi caso.Me preocupa extraordinariamente que este asunto sea el caballo de troya mediante el cual la izquierda progresista quiera meter una ley de plazos para la eutanasia o equivalente. Mi padre falleció ahora en Noviembre,con 97 años y los últimos 6 meses fueron horribles. Me acordé de varias leyes: 1. La de dependencia -cero pelotero- 2. La de la eutanasia.La primera porque no existe más que en el marketing político, se lo aseguro por mi experiencia (es que no habia dinero……según la funcionaria).La segunda por que la necesitaba, pero recordaba un artículo del The Economist de hace varios años sobre el asunto. Comentaba que Holanda ya la tenia vigente y que algunos paises estaban detras de ella. Pero recuerdo como afirmaba lo extremadamente peligrosa de una tal Ley en manos de un estado que podria utilizarla para otros fines: aligerar la carga de la seguridad social. Entre dar un tratamiento muy costoso o una de sedación barata las opciones no son siempre claras y mucho menos si esa decisión está en manos de médicos de la SS o de aseguradoras privadas. También comentaba del peligro que la moda por esas leyes hiciese que paises con pocos escrúpulos las incorporaran a su legislación; ejemplo: paises del norte de áfrica. Que seguridad tendrán sus ciudadanos de ser tratados desde el punto de vista médico de forma óptima/justa y no empujados alegremente a un fin que bien podría no estar proximo????.Disculpas por lo largo del rollo.Sigo sin saber si hay mala praxis médica, política, judicial o periodistica en el asunto en cuestión. Quizás todas juntas….de ahí que sea imposible sacar nada en claro.

    06 febrero 2008 | 18:23

  11. Dice ser kj

    Perdón donde dice Maria Antonia Iglesias, debe decir Maria Antonia del Moral. En que estaria yo pensando!.

    06 febrero 2008 | 18:30

  12. Dice ser Render

    Espero enterarme con tiempo en caso de que gentuza como Zaplana o Rodriguez agonicen larga y dolorosamente para correr a la cabecera de su cama con unas cervecitas y una bolsa de palomitas y pisarles el tubito de la morfina.Por su propio bien, para que no los asesinen.

    07 febrero 2008 | 01:12

  13. Dice ser Vecina de Leganes

    Ya cansa el tema ese de “la cifra de muertos a descendido en un 50% desde que no esta el Dr Montes”.Voy a poner un ejemplo:SI TRAEN A LOS ENFERMOS TERMINALES A MI CASA,SE MUEREN EN MI CASA.SI LLEVAN A LOS ENFERMOS TERMINALESA CASA DE MI VECINO,SE MUEREN EN CASA DE MI VECINO.Habia mas muertes en urgencias del Severo Ochoa que en urgencias de otros hospitales, por que en los otros hospitales, a los enfermos terminales los llevaban a la unidad de cuidados paliativos, y MORIAN EN LA UNIDAD DE CUIDADOS PALIATIVOS.En el Severo Ochoa, al no haber unidad de cuidados paliativos, los llevaban a urgencias.MORIAN EN URGENCIAS PORQUE ESTABAN EN URGENCIAS.Despues de cesar al Dr Montes, la comunidad de Madrid OBLIGO AL SEVERO OCHOA A SUBIR A LOS ENFERMOS TERMINALES A PLANTA (para poder decir que desde el cese del Dr Montes bajaron las muertes en urgencias).Logicamente, a partir de ese momento, aumentaron las muertes en planta, y bajaron en urgencias.Tambien bajaron las muertes despues del cese del Dr Montes, por que ese año abrieron el hospital de Fuenlabrada y por supuesto, al atender a muchos menos pacientes, hay muchas menos muertes.NO HAY QUE SER UN PREMIO NOBEL PARA ENTENDERLO.P.D:Como ahora en el Severo Ochoa hay (en proporcion al numero de pacientes atendidos), muchas mas muertes en planta que hace 3 años (debido a que los enfermos terminales estan en planta) ¿los politicos, especialmente “algunos politicos”, van a acusar a los medicos de planta de asesinar a cientos de personas?No me estrañaria nada…………

    11 febrero 2008 | 04:41

Los comentarios están cerrados.