BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Elecciones en Cataluña

Pues va a ser que si; que algunos españoles van a votar en otoño y empezarán a dilucidar quien se jubila el 2008: Rajoy o Zapatero. Aunque quedan trámites por cumplir todo está por que el 18 de junio (en seis semanas) los catalanes voten el nuevo Estatuto, con la oposición, por distintas razones, de PP y ERC. Un referéndum semejante al que inútilmente ratificó la Constitución Europea hace un año por el 76% del 42% del censo de españoles con derecho a voto. Los partidarios del Estatuto aspiran al 70% del 50% del censo, pero se conforman con el 51% del 40%, que es decepcionante pero vale para salvar la cara e ir tirando.

Despejado el referéndum y cualquiera que sea su resultado el presidente Maragall (al que llaman “el príncipe”) fijará la fecha electoral entre este otoño o el próximo, siempre antes de noviembre del 2007, pero aguantar el tripartito hasta entonces u otro gobierno posible, parece extravagancia insoportable. Treinta meses de tripartito, pródigos en emociones fuertes, parecen tan agotadores como suficientes.

La política catalana es singular, tiene leyes internas que vienen de lejos, y seguirá así en el futuro. Los socialistas lo entienden mejor que los populares, aun a costa de gobernar poco en Cataluña, pero en eso radica su predominio en el conjunto de España. Los votos y escaños catalanes en el Parlamento español (21 diputados socialistas frente a 6 populares y 12 senadores contra ninguno popular) determinan el gobierno de España.

Este tripartito compite por el título de peor gobierno (nacional o autonómico) de los últimos treinta años, pero se anota un nuevo Estatuto y el relevo de buena parte de los líderes catalanes, un cambio de generación. La Cataluña del postmaragalismo empieza a dibujarse con abiertos e inciertos colores. Zapatero tranquilo, Mas le va.

2 comentarios

  1. Dice ser O noso

    Lo único que me parece claro es que el PSC va a jubilar a Pascual.Lo de las “singulares leyes internas” de la política catalana creo que se puede resumir en el 3% y el culo pegado al tapizado de los sillones de la Generalitat. Efectivamente,los socialistas lo entienden mejor que el PP. No en vano han gobernado en Barcelona, que no es moco de pavo, y los municipios más poblados durante muchos años y por eso Maragall tuvo que recular tras la acusación de corrupción a CiU en el parlament.Que el tripartito siga no es una “extravagancia insoportable”, es una indecencia que sólo se explica por la conjunción de intereses personales, de chantajes y cambalaches entre unos personajillos que venden y reciben prebendas y favores.Lo que va de legislatura ha sido un sinvivir continuo de escándalos, corrupción, imposiciones de ERC y bajadas de calzones del nada honorable President.En cuanto a los resultados del referendum, será difícil que alcance la aprobación del 88% sobre el 60% de participación que tuvo el Estatut de 1979. Pero, Sr. Urbaneja, si se diera ese resultado del 51% a favor y participación del 40%, a mi no me parece que sirviera para lavar la cara de nadie sino para que se le cayera la cara de vergüenza a casi todos, incluido el sr. Mas. Y, aunque yo de estos jetas me espero cualquier cosa, para acabar con el tripartito y provocar la disolución del Parlament y la convocatoria inmediata de elecciones.

    08 Mayo 2006 | 17:58

  2. Dice ser Carlos.bcn

    “Pues va a ser que sí”, “quién se jubila en el 2008”, “todo está porque el 18 de junio”, “Zapatero tranquilo, más le va”.Es lo que he visto.

    09 Mayo 2006 | 12:43

Los comentarios están cerrados.