Entradas etiquetadas como ‘Hornos’

¿Corres el riesgo de sufrir cortocircuitos y echar a perder tus electrodomésticos?

En casa tenemos multitud de aparatos eléctricos que buscan energía. Dásela, pero con cabeza ;)

Ya sabéis que nuestro trabajo nos lleva a colarnos en todo tipo de sitios para solucionar problemas que ni os imaginaríais que pueden darse. A veces vemos instalaciones eléctricas y distribuciones de electrodomésticos que recuerdan a esas oficinas caóticas donde una regleta empalma sobre otra, los cables corren libres por el suelo y los aparatos se acumulan unos sobre otros.

Es decir: paisaje que entrañan más peligros que la próxima aventura de James Bond

 

Para ayudaros a evitar riesgos eléctricos y prolongar todo lo posible la vida útil de vuestros aparatos domésticos, hemos publicado una guía de consejos que os ahorrará cortocircuitos, incendios, inundaciones y, sobre todo, muchos dolores de cabeza.

Proteger todos tus electrodomésticos es sencillo si sigues estos consejos de Reparalia.Seguidme uno a uno por cada electrodoméstico:

—Frigorífico: Debe instalarse lejos de los focos de calor (el horno, la vitrocerámica, la calefacción o el sol directo). Se corre el riesgo de sobrecalentamiento del refrigerador que, en casos extremos, podría llegar a fundirse. Además, situarlos cerca de estos focos provoca un mal funcionamiento de los electrodomésticos.

—Lavadora: Es necesario instalarla donde no esté expuesta a la intemperie o a temperaturas bajo cero (es decir, sin riesgo de congelación). Si la lavadora está instalada sobre una alfombra, la base no debe estar obstruida. No debe colocarse totalmente pegada a ningún otro mueble ya que debe contar con un espacio de aire.

—Horno: Los muebles de cocina que estén en contacto directo con el horno han de ser resistentes al calor (90°C como mínimo). Asimismo, no debe llegar a tocar la pared del fondo: es necesario dejar un espacio en la parte posterior del mueble, que debe quedar accesible una vez efectuada la instalación.

—Microondas: En muchos hogares suele colocarse bajo el termo eléctrico, pero debemos evitarlo porque cualquier fuga de agua podría producir cortocircuitos.

—Vitrocerámica: Muchas veces se coloca excesivamente cerca del lavavajillas y sobreexpuesta a golpes. Para evitar roturas de cristales que puedan provocarnos heridas, es necesario colocar una tapa protectora.

 

Ahora tengo que salir a cubrir una urgencia -¡un día voy a instalar una barra como la de los bomberos para bajar a la furgoneta a toda velocidad!- pero pasáos por aquí mañana sábado y os enseñaré algunos trucos para terminar de revisar vuestra instalación y materiales eléctricos este mismo fin de semana.

Así estaréis protegidos contra el peor momento que puede traer un lunes: contar en la ofi aquello de “¿A que no sabéis qué me ha pasado en casa este finde…?”. Siguiendo mis consejos, ¡nada malo! 😉

 Actualización: entrad aquí al siguiente post, donde os doy algunos apuntes más para revisar vuestra instalación eléctrica y prevenir riesgos y daños importantes además de algunos disgustos 😉

fotos: leonesapozuelo.wordpress.com, diputaneando.blogspot.com.es, jorymon.com, magazine.uchicago.edu