Entradas etiquetadas como ‘anticrisis’

3 ideas y consejos para alquilar tu casa a turistas (¡un plan anticrisis!)

Trucos para alquilar tu segunda vivienda a turistas y luchar contra la crisis

Con la que está cayendo, sacarle partido a tu segunda vivienda alquilándola en verano es una de las mejores ideas anticrisis que te puedes plantear.

Resulta más sencillo y menos problemático de lo que piensas. Y para echarte una mano, en Idealista han tenido algunas buenas ideas que nosotros hemos completado con nuestra experiencia profesional en hogares de todo tipo, tanto alquilados como en propiedad.

Nos centraremos en la parte que más toca al acomodamiento de la vivienda, de cara a convertirse en el perfecto lugar para pasar unos días con seguridad:

1. LA LIMPIEZA Y EL MANTENIMIENTO SON FUNDAMENTALES.

Una casa presentable es un sitio en el que te sentirás cómodo y al que querrás volver. Por eso nada puede fallar:

Revisa bien la caldera y la instalación eléctrica cada vez que vayas a alquilar tu hogar– Revisa la instalación eléctrica y asegúrate que todas las bombillas funcionan, dejando algunas de repuesto por si acaso.

– Revisa la caldera: no hay nada más desagradable que llegar y no poder darse una ducha a gusto. Aunque las duchas veraniegas se den con agua templada, el uso de agua caliente es fundamental en una casa.

– Comprueba que las cisternas y los grifos no gotean. Recuerda que tus inquilinos van a descansar y que el ruido del goteo es extremamente molesto.

– Si tu casa tiende a coger humedades o moho, o está en un entorno húmedo, como el mar, ventílala unos días antes para que no se encuentren con un ambiente poco acogedor.

2. EL MOBILIARIO, VISTOSO Y CÓMODO.

El viajero elegirá tu anuncio en lugar de otro por tres factores: ubicación, espacio y equipamiento. Las fotos no engañan, así que será mejor que la decoración sea atractiva pues elevará el caché del lugar. Huye de la impersonalidad típica de los hoteles, atrévete a colocar objetos diferentes y originales y mézclalos con buen gusto.

3. TRUCOS PARA EQUIPAR CON CABEZA:

– Si puedes elegir, que la cocina sea vitrocerámica ya que es más segura.Otra idea para alquilar con cabeza: la vitrocerámica es más segura y fácil de limpiar

– Un cubremesa es muy útil para viajero y propietario.

– Los colchones deben llevar siempre funda.

– Si proporcionas toallas asegúrate de que sean suficientes para todos los inquilinos.

– Ropa de cama suficiente: sábanas limpias y mantas de sobra (¡nunca se sabe y lo agradecerán mucho!).

– Incluye productos básicos de cocina: aceite, sal, azúcar, café…

– Lo mismo sucede con productos básicos de limpieza: deja algo de detergente, lavavajillas y fregasuelos para ponérselo fácil.

– Los “extras” (como barbacoa –aquí, pistas para elegir la tuya-, cuna, lavavajillas, futbolín, ping-pong, wi-fi gratis…) te distinguirán de la competencia y harán que seas el elegido.

EN DEFINITIVA, ASEGÚRATE DE OFRECER UNA EXPERIENCIA GLOBAL AGRADABLE E INOLVIDABLE.

Si cuidas a tus inquilinos y les das más de lo que esperan, no dudarán en recomendar tu alojamiento a todo el mundo. Satisfechos ellos, lo estarás mucho más tú cuando no dejen de enviarte nuevos clientes de confianza.

¿Nos ponemos manos a la obra para crear la casita de vacaciones perfecta?

 

PUBLICIDAD: Tenemos otro plan anticrisis para ti: te damos GRATIS 6 meses de Servicio de Urgencias de Reparalia, un regalo por ser lector de nuestro blog.

Solo tienes que llamar hoy al 902 810 554 indicando el código REKZR33 o hacer clic aquí ahora mismo para estar asegurado gratis el próximo medio año. Y nuestros profesionales se encargarán de cualquier avería e inconveniente que surga en tu casa: fontanería, cerrajería, albañilería, cristalería… ¡lo que sea!

¡Bienvenido a Reparalia, disfruta de la tranquilidad!

Juguetes anticrisis que fomentan la imaginación y el trabajo en equipo

Juguetes anticrisis: los cochecitos de carrera de cartón WC para pequeños pilotos de la casa

Del binomio crisis y valores educativos se podría debatir días enteros planteando nuevas fórmulas para concienciar a la próxima generación sobre el valor de las cosas.

Los padres de hoy somos de una quinta mimada a la que no le faltó de nada, herederos de un bienestar con el que nuestros padres quisieron compensar todo aquello que no pudieron disfrutar en sus respectivas infancias. Pero la vida es cíclica. Las apreturas vuelven y, lo más importante, son una oportunidad dorada para enseñar a nuestros hijos que el recurso más valioso e inagotable en esta vida es la imaginación.

Por eso me encantan las ideas como esta: convertir lo que parecía un desperdicio sin utilidad, como un tubo de cartón de WC, en un divertido juguete:

 

¿Un tubo de cartón que se convierte en un coche de carreras? ¡Con Reparalia todo es posible!

 

Solo necesitaréis guardar los tubitos del baño a medida que se vaya agotando el papel –¡no vale hacer trampas despilfarrando más del necesario!- y guardando otra fuente de cartón plano.

RESUMIENDO… MATERIALES:

-Tubitos de cartón (del WC o de cocina).

-Cartón plano (de cajas de cereales o galletas).

-tijeras o cutter (con supervisión).

-Pintura (y pegatinas) para decorar.

-Pegamento.

*PARA LAS RUEDAS: hay dos opciones, podemos utilizar clips de doble lámina y ruedas de cartón como en esta opción, o palillos de dientes y pajitas de bebida más tapones de plástico como en esta otra. ¿Y si… probamos las dos? 😉

 

¿Un tubo de cartón que se convierte en un coche de carreras? ¡Con Reparalia todo es posible!

 

El resto es muy sencillo si echáis un vistazo a las imágenes: preparad el espacio para el piloto –sus pequeños juguetes favoritos- con ayuda del cutter. Preparad el volante y pegadlo en la cabina, y pintad el conjunto de los colores de vuestro propio equipo.

Decorad con pegatinas al gusto. Y ahora, la parte más “complicada”: las ruedas.

Si optáis por emplear “ejes” de palillos y tapones de plástico: haced dos perforaciones a cada lado asegurándoos de que son paralelas longitudinalmente al tubo. Ahora cread los ejes, recortando la pajita en dos partes un poco más cortas que cada palillo, como en la foto. Haced un agujerito en cada uno de las 4 tapones de plástico para que entre el palillo y después, para que no se suelten, podéis poner una gota de pegamento fuerte (¡solo con ayuda de adultos!).

Si optáis por los clips y las ruedas de cartón será un poco más sencillo: solo necesitáis perforar el tubo en los mismos 4 puntos creando el hueco para que entre el clip, y listo.

 

¿Un tubo de cartón que se convierte en un coche de carreras? ¡Con Reparalia todo es posible!

¿Hay algo más valioso para un peque que tener su propia colección de coches diseñados y creados por él mismo y sus creciditos ayudantes mecánicos?

Ya decía Antonio Machado una verdad como una casa que enriquece el espíritu del DIY: solamente el necio confunde valor y precio.

¿En sus puestos? ¡¡¡A jugarrrrrr!!!

 

PUBLICIDAD: Ahorrar cuando tengas un problema en casa también es cosa de niños: ahora, por ser lector de nuestro blog TIENES DE REGALO 6 MESES de Servicio de Urgencias de Reparalia GRATIS.
Pase lo que pase en tu hogar, ahora solo tendrás que llamarnos para que lo solucionemos por ti. Para disfrutar de este servicio gratis desde hoy mismo llama ahora al 902 810 554 indicando el código REKZR33 o haz clic aquí.
¡Que lo disfrutes!